Inicio » Centro de Documentación » Análisis » Balanza disponibilidad – consumo de productos agropecuarios

Balanza disponibilidad – consumo de productos agropecuarios

BOLETÍN MENSUAL SIAP-SADER. MAYO 2019.

ARROZ PULIDO. Oferta. Para el cierre del ciclo 2018/19, se estima que la disponibilidad nacional de arroz pulido se reduzca 92 mil toneladas (8.5%), como consecuencia de una producción nacional que se mantendrá en los mismos niveles que en el ciclo precedente (alrededor de 132 mil toneladas) y una disminución en el inventario inicial de 22.0% y en las importaciones de 8.4 por ciento

Para ciclo otoño inverno actual, se prevé que la superficie sembrada se reduzca 98 hectáreas. No obstante, se tiene registro de 18.7% de superficie cosechada con un rendimiento medio de 6.04 toneladas por hectárea, lo que indica que la producción aumentó 0.9% frente al mismo periodo de 2018, en el que para este mes ya se había cosechado 20.5% de la superficie, pero con un rendimiento promedio de 5.44 toneladas por hectárea.

Entre octubre de 2018 y abril de 2019, las importaciones se redujeron 5.3%, con respecto al mismo periodo del ciclo previo. Las compras se centralizaron hacia un único proveedor: Estados Unidos, quien pasó de representar 72.0 a 90.0% del total de las importaciones. Mientras las compras provenientes de Estados Unidos se incrementaron 18.4%, las del resto de los países se redujeron 66.2 por ciento.

Demanda. Se espera que al cierre del ciclo 2018/19, el consumo humano (incluyendo el autoconsumo) se reduzca 0.8%, y que las exportaciones se contraigan 65.7%. Entre octubre de 2018 y abril de 2019, las exportaciones decrecieron 60.5%, frente a los mismos meses del periodo precedente. Este comportamiento obedece a la disminución en las compras realizadas por parte de Venezuela.

Precios. Para abril de 2019, los precios de arroz en todos sus niveles presentaron alzas interanuales. Aumentaron 54.4%; el precio al mayoreo del arroz Morelos fue el que mayor alza registró.

FRIJOL

El frijol es un alimento característico de Mesoamérica, desde tiempos remotos los nativos americanos solían sembrarlo junto con el maíz y la calabaza. Por razones de tradición, además del alto valor en proteínas, fibras y carbohidratos que aporta a la dieta de las personas, es que México destina más de millón y medio de hectáreas a su cultivo, convirtiéndolo en el séptimo productor a nivel del mundo. Así, el promedio de producción de los últimos diez años supera el millón de toneladas.

Para el ciclo oct18/sep19 se estima que la producción sea de un millón 137 mil toneladas y que la oferta total sea de un millón 600 mil. El ciclo primavera-verano (PV) es el más productivo, en promedio se cosecha alrededor de 75% de la producción nacional, el restante 25% se obtiene en el ciclo otoño-invierno (OI). La agricultura de temporal en el ciclo PV es predominante, en promedio se obtiene 83% de la producción y el resto (17%) se obtiene bajo la modalidad de riego. Las cosas cambian en el ciclo OI, en el cual 65% de la producción proviene de tierras de riego, mientras que las de temporal proveen del resto (35%).

Condiciones de mercado

La producción nacional de frijol no es suficiente para satisfacer la demanda interna, México importa esta leguminosa; para este ciclo se estima importar 112 mil toneladas, 9.9% de la producción nacional. Las exportaciones, después de haber alcanzado su nivel máximo en el ciclo oct16/sep17, disminuyeron a 48 mil toneladas en ciclo anterior, y este año se espera que disminuyan a 39 mil toneladas, esto es, 18.8% menos respecto del año comercial anterior. Se considera que el consumo de frijol aumente 5.1%, respecto del periodo previo. Tanto la semilla para siembra como las mermas se prevé una reducción de 10.6% y 7.7%, respectivamente. En cuanto al inventario final, se espera acumular 316 mil toneladas, el segundo mayor de los últimos seis años.

MAÍZ AMARILLO

Para el ciclo 2018/2019, se prevé que la oferta disponible de maíz amarillo alcance 22 millones 761 mil toneladas; 7.5% más respecto del ciclo 2017/2018. Se espera que este comportamiento sea resultado de un incremento en sus tres componentes: el inventario inicial, la producción nacional y las importaciones, que aumentarán 9.6, 10.0 y 6.5%, respectivamente.

El avance del ciclo otoño-invierno, hasta abril de 2019, con 4.0% de superficie cosechada y rendimiento promedio de 3.5 toneladas por hectárea, arroja un crecimiento en la producción de 45.1%, frente al avance del mismo mes del ciclo anterior (con 2.4% de superficie cosechada). El diferencial de productividad entre la región noroeste y sur-sureste se manifiesta al comparar los casos de Sinaloa y Chiapas; con 305 y 322 hectáreas cosechadas y rendimientos de 12.9 y 2.1 toneladas por hectárea, respectivamente. Cada estado participa, con 21.3 y 3.7% de la producción nacional.

Entre octubre de 2018 y abril de 2019, las importaciones del grano alcanzaron 9 millones 177 mil toneladas, lo que deriva en un incremento de 18.4% en el déficit comercial del grano.

Se espera que en el ciclo 2018/2019, seis de los siete componentes de la demanda se incrementen: el consumo pecuario y la industria almidonera, que contribuyen con 93.4% del total, aumentarán 5.0 y 2.0% respectivamente. Si bien la brecha de autosuficiencia seguirá siendo amplia, la tasa de autosuficiencia pasará de 17.6 a 18.1 por ciento.

El único elemento que decrecerá son las exportaciones, se estima que disminuyan dos mil toneladas. Cifra consistente con el volumen exportado entre octubre de 2018 y abril de 2019, periodo en el que éstas se redujeron 60.3%.

En abril de 2019, el precio pagado al productor de maíz amarillo promedió 3 mil 940 pesos por tonelada, lo que significó un incremento de 3.7%, frente al mismo mes de 2018.

MAÍZ BLANCO

Oferta. Para el ciclo 2018/2019 se estima que la producción nacional y las importaciones se contraigan 2.7 y 9.1%, respectivamente. Con dos millones 485 mil toneladas de inventario inicial, se espera que éste sea el único componente de la oferta que crezca, alcanzando el nivel más alto registrado durante los últimos siete ciclos.

Si bien la expectativa de producción al cierre de 2019 se mantiene negativa, el avance del ciclo otoño-inverno, para abril de 2019, con 20% de superficie cosechada, arroja un crecimiento en la producción de 1.1%, frente a lo obtenido en el mismo periodo de 2018 (con 21% de superficie cosechada). Mientras la superficie cosechada y la producción de temporal se incrementaron 5.2 y 5.0%, las mismas variables bajo la modalidad de riego decrecieron 1.2 y 2.9%, respectivamente. Veracruz destaca con 45.5% de la producción de temporal y Sinaloa y Sonora, con 23.5 y 12.7%, de la producción bajo riego.

Demanda. Se espera que el consumo humano (incluye el autoconsumo), que contribuye con 72.3% del total de la demanda, se incremente 0.6%; la misma tendencia se presentará en el consumo pecuario, que crecerá 3.0%; en tanto, s que las exportaciones decrezcan 6.5 por ciento.

Entre octubre de 2018 y abril de 2019, la balanza comercial de maíz blanco presentó un déficit de 222 mil 219 toneladas, si se compara con el mismo periodo del ciclo anterior, ésta presentaba un superávit de 18 mil 689 toneladas. No obstante, para el cierre de 2019, se estima que la tasa de autosuficiencia alcance 99.6%.

Precios. En abril de 2019, el precio pagado al productor de maíz blanco fue de 4 mil 030 pesos por tonelada, lo que significó un alza interanual de 6.0%. El precio de la tortilla, promedió 14.14 pesos por kilogramo, lo que significó un aumento de 0.7% frente al mes anterior y un alza interanual de 4.4 por ciento.

SORGO

Para el cierre del ciclo 2018/19, se estima que la oferta de sorgo se incremente 208 mil toneladas (3.7%) respecto del ciclo previo. Ante la expectativa del inventario inicial más bajo desde el ciclo 2012/13, que apenas representa 1.4 meses del consumo industrial, se prevé un incremento en la producción nacional y en las importaciones, de 247 mil y 335 mil toneladas, respectivamente.

De acuerdo con el avance del ciclo otoño-inverno, a abril de 2019, se espera que al cierre del ciclo la superficie sembrada se incremente 34 mil 772 hectáreas, lo que generaría un aumento de 5.4% en la producción nacional. Con 15.9% de la superficie cosechada, Nayarit y Tamaulipas aportaron 37.7 y 26.8% del total de la producción. Nayarit cuenta con un rendimiento promedio de 5.25 toneladas por hectárea, muy superior al promedio nacional que es de 3.24 toneladas por hectárea.

Entre octubre de 2018 y abril de 2019, las importaciones fueron 6 veces más altas que en los mismos meses del ciclo previo, éstas pasaron de 45 mil 354 toneladas a 266 mil 824 toneladas, con Estados Unidos como único proveedor del grano.

Por el lado de la Demanda se prevé que el consumo industrial, asociado a la elaboración de alimentos para ganado bovino, porcino y aves de corral, sea de 146 mil toneladas (3.1%) mayor que en el periodo precedente. Se espera que la tasa de autosuficiencia del grano alcance 91.9 por ciento.

En abril de 2019, el precio pagado al productor se incrementó 2.4% frente al mismo mes de 2018, comportándose de manera contraria al precio internacional, que disminuyó 7.3%. Por su parte, el precio del alimento balanceado decreció 0.4%.

TRIGO CRISTALINO

La expectativa de disponibilidad nacional de trigo cristalino para el ciclo 2019/20, es de 2 millones 215 mil toneladas; 10.1% más que en el ciclo 2018/19. Se espera que este aumento sea resultado directo de un crecimiento de 11.8% en la producción nacional, de modo que las importaciones tenderán a disminuir significativamente, ya en abril de 2019, no se registraron compras externas.

Durante abril de 2019, primer mes de producción del ciclo otoño-invierno, con 8.1% de la superficie cosechada, se obtuvieron 33 mil 242 toneladas (31.9%) más que en el mismo mes del ciclo anterior (con 6.8% de la superficie cosechada). Se espera que la superficie sembrada se incremente 13 mil 923 hectáreas (5.7%) y que la producción bajo la modalidad de riego, se mantenga en 99 por ciento.

Para el cierre del ciclo 2019/20, se estima que el consumo humano y pecuario se incrementen 5.9 y 58.1%, respectivamente, mientras que la tasa de autosuficiencia alcanzará 174.3%. Con tal excedente de producción, se prevé que las exportaciones se incrementen 38.9 por ciento. Durante abril de 2019, las ventas externas tuvieron un único comprador, Argelia; mismas que se incrementaron 2.6%, respecto del mismo mes de 2018.

Se espera que el inventario final se reduzca 67 mil toneladas (14.7%) respecto del ciclo previo, mismo que representa 4.6 meses de consumo humano y pecuario.

En abril de 2019, el precio medio rural del trigo cristalino pasó de 3.51 a 4.71 pesos por kilogramo, lo que significó una reducción de 5.4% respecto de abril de 2018. Los precios al mayoreo y al consumidor, presentaron una tendencia contraria y se incrementaron 7.9 y 18.2%, respectivamente.

TRIGO PANIFICABLE

Para el cierre del ciclo 2019/2020, se espera que la oferta disponible de trigo panificable alcance siete millones 356 mil toneladas; 198 mil (2.8%) más que en el ciclo previo. De los componentes de esta oferta, se prevé una reducción de 119 mil toneladas en el inventario inicial y un incremento en la producción y en las importaciones, de 22.2% y 0.3%, respectivamente.

Para el ciclo otoño invierno, ya con la implementación del programa de precio de garantía, se estima un incremento de 21.7% en la superficie sembrada.

Al mes de abril de 2019, la superficie cosechada fue de 13.7% con un rendimiento promedio de 3.14 toneladas por hectárea, con ello la producción se redujo 20.2% en comparación con el mismo mes de 2018. En consecuencia, las importaciones se incrementaron 24.6% respecto de abril de 2018, al pasar de 353 mil 921 a 440 mil 821 toneladas.

Para este ciclo comercial, se espera que el consumo humano, que constituye 98.2% de la demanda total, se incremente 1.8%, mientras que el consumo pecuario y las exportaciones se mantendrán con la misma tendencia que el ciclo previo.

El precio al productor de trigo panificable, en abril de 2019, fue 3.7% mayor respecto del mismo mes de 2018, pasó de 3 mil 840 pesos en 2018 a 3 mil 980 pesos por tonelada en 2019. Los precios al mayoreo y al consumidor (harina de trigo) se incrementaron 3.5 y 26.8%, respectivamente.

AZÚCAR

Características destacadas en la disponibilidad nacional. Con cifras a mayo, se calcula que la producción para el ciclo azucarero oct18/sep19 sea de 6 millones 401 mil toneladas, 391 mil toneladas (6.5%) más respecto de lo registrado en el cierre de ciclo anterior.

En abril, el ritmo de las exportaciones se incrementó 95.7% (155 mil toneladas) respecto del mismo mes del ciclo anterior. Por lo que refiere a las exportaciones, se espera que sean de dos millones 688 mil toneladas para el periodo oct18/sep19; cifra un millón 167 mil toneladas (76.7%) mayor en comparación con el ciclo oct17/sep18. Para este ciclo las exportaciones representan 42.0% de la producción estimada a mayo del año corriente.

Condiciones de mercado

A mayo del ciclo 2018/19, se importaron 20 mil toneladas, 84.8% menos que lo adquirido en el ciclo oct17/sep18, que fueron 132 mil toneladas.

En 2018, el destino del azúcar mexicana fue principalmente Estados Unidos, mismo que adquiere 98.7% del volumen exportable.

El precio al consumidor de azúcar; en abril de 2019, fue de 23.63 pesos por kilo, 3.0% menor que el del mismo mes de 2018. Mientras que la cotización al mayoreo aumentó 5.7%, al pasar de 14.44 pesos por kilo en abril de 2018 a 15.27 pesos por kilo en el mismo mes de 2019.

LECHE DE BOVINO

Para el cierre de 2019, se estima que la disponibilidad nacional de leche de bovino ascienda a 16 mil 377 millones de litros; 248 millones más respecto de 2018 que representa un incremento de 1.5%. La expectativa para mayo de 2019, es que la producción anual aumente 2.1% y las importaciones se reduzcan 0.1%.

Durante el primer cuatrimestre de 2019, el avance mensual de la producción nacional del lácteo registró un crecimiento de 2.2% vs mismo periodo de 2018. Jalisco, Coahuila, Durango, Chihuahua y Guanajuato, pertenecientes a las regiones noreste y centro- occidente, participaron con 59.0% del total nacional.

Entre enero y abril de 2019, las importaciones se redujeron 175 millones de litros (13.0%) en comparación con el mismo periodo de 2018, las compras a Estados Unidos representaron 97.2% del total de las importaciones.

Por el lado de la Demanda, se pronostica que el consumo nacional aparente se incremente 5.7%, hasta alcanzar 16 mil 167 millones de litros al cierre del año; en tanto que las exportaciones decrezcan 75.0 por ciento. Durante el primer cuatrimestre de 2019, la venta al exterior de leche se redujo 80.2%. La desaceleración en las compras de leche en polvo por parte de Venezuela se mantuvo como la causa de esta caída. Venezuela redujo su participación de 85.8 a 23.6% del total de las exportaciones mexicanas y dejó de ser el principal destino de venta.

En abril de 2019, el precio medio rural se incrementó 3.6% a tasa anual, frente al mismo mes de 2018; los precios al consumidor de leche pasteurizada y leche en polvo se incrementaron 4.8 y 22.4%, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *