Inicio » Noticias » Estatales » Borregos criados en Yucatán destacan a nivel nacional

Borregos criados en Yucatán destacan a nivel nacional

VERÓNICA MARTÍNEZ. POR ESTO.

MÉRIDA, Yucatán. Los borregos de raza dorper blanco y dorper cabeza negra de Yucatán demostraron que están entre las mejores cuatro de todo el país, como resultado de la selección de la raza y la alta genética que se trabaja en ranchos de la entidad, lo que coloca al Estado en el radar de los mejores en borregos de registro.

El sábado se llevó a cabo en Nuevo León la pista de calificación de la XIX Exposición Nacional Dorper Cabeza Negra y Dorper Blanco, donde participaron más de 300 ejemplares en 16 grupos de machos y hembras de diferentes categorías de edad, que fueron juzgados por jueces de Sudáfrica, de donde es originaria la raza.

En esta calificación, en el marco de la Feria Guadalupe, en Monterrey, participaron dos ranchos ovinos de Yucatán: El Chaparral, de Sucilá, y Noc Ac, de Baca, con 9 ejemplares, de los cuales 4 quedaron entre los primeros cuatro lugares: dos de Noc Ac y dos de El chaparral.

“Este evento es lo más selecto que tiene el país en la raza, es alta calidad genética de criadores que tienen muchos más años de estarla trabajando, que incluso importaron la raza directamente de Sudáfrica y nosotros hemos estado trabajando con base en mucho esfuerzo para comprar semen y tratando de llevar una buena selección de la raza.

“En la pista entraron unos 300 animales en 16 grupos y de éstos se tuvo el 2o lugar de grupo 6 (15 meses) en hembras dorper blanco y 4o lugar del grupo 3 (8 a 10 meses) en machos cabeza negra, ambos del rancho El Chaparral”, relató Wilmer Monforte criador de este rancho desde hace 2 años.

“Nos fue muy bien”

Por su parte, Edgar España, médico veterinario de la hacienda Noc Ac, relató que es la primera vez que participan a nivel nacional y obtuvieron dos cuartos lugares en hembras de grupo 3 y hembras de grupo 6.

“Nos fue muy bien porque fue una competencia muy nutrida y el nivel de competitividad es muy alto y la exigencia de los jueces también; fue el 4o lugar porque está corto en tamaño con respecto a los otros, pero es una característica propia de la región.

“Hemos estado invirtiendo, trabajando, conociendo mucho la raza, es un logro y la llamada a que se debe mirar al sureste por la genética que manejamos y que ya dispersamos animales con un valor genético en Mérida, Campeche y Quintana Roo. Nosotros desde hace 4 años hacemos un trabajo intenso al 100 por ciento en la selección de la raza”, dijo.

A su vez, Gerardo Díaz, de la hacienda Noc Ac, destacó que es un acierto más de la actividad pecuaria la cría y engorda de borregos en el Estado y esta competencia evidencia la calidad genética de esta raza en la Entidad.

“(Estar entre los primero 5 lugares significa) que se está trabajando muy bien en la selección de las razas, en el caso de nosotros en dorper cabeza negra; por otro lado, el Estado sí cumple con las características ambientales para producir estas razas, el clima es accesible para desarrollar y criar esta raza.

“México es deficitario en carne de borrego; en el centro del país se consume mucho, tal vez en el sureste no tanto, el tema de la genética es muy importante porque es la manera de desarrollar los hatos más rentables, lo que hace la genética de esta raza es que la conversión alimenticia de alimento a carne es más alta, por eso tiene la característica visual de un cochino, el tener muy buena genética ayuda a que se desarrollen los ranchos de manera adecuada en engorda masiva y también en pie de cría”, expresó.

A 2,300 km

Monforte resaltó que el desempeño de Yucatán en la raza es sobresaliente por las condiciones adversas del clima en comparación con el resto del país.

“Por nuestro clima el crecimiento es menor al del centro o norte, porque nuestros borregos sufren mucho por la humedad y nos limita el crecimiento.

Cuando entramos en algunas categorías estamos en desventaja por el tamaño, pero si estamos bien nos dan un lugar a pesar del tamaño. Lo que se evalúa es el balance general del borrego.

“Nos reconocen a nivel nacional que hacemos las cosas bien, y se reconoce el esfuerzo y la mejora continua. La genética lleva muchos años e inversión y estar aquí a 2,300 kilómetros de distancia, con el mucho gasto que implica, nos da satisfacción medir lo que hacemos y que lo hacemos bien”, dijo Monforte.

El Chaparral en Sucilá es la segunda vez que participa; en el 2016 ganó por campeona cordera nacional de dorper blanco, el maximo logró en Querétaro. Quienes generalmente ganan estos campeonatos son los criadores de Monterrey que llevan años en la selección de la raza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *