Inicio » Noticias » Nacionales » Caficultores del país exigen acciones para enfrentar crisis

Caficultores del país exigen acciones para enfrentar crisis

EIRINET GÓMEZ, CORRESPONSAL. LA JORNADA.

Delegados de 5 estados se reúnen en Puebla.

La baja de 60% en presupuesto para el sector, entre los problemas que les preocupan.

Insisten en su rechazo a que se instale una planta de Nestlé en Veracruz.

Foto

▲ Miembros de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, durante la reunión en Cuetzalan, Puebla. Foto Sergio Hernández Vega

Xalapa, Ver., Organizaciones cafetaleras de cinco entidades del país se reunieron en Cuetzalan, Puebla, para definir acciones frente a la instalación de una planta de Nestlé en Veracruz, la reducción en 60 por ciento del presupuesto para este sector en el ejercicio 2019, y la crisis de los precios, que ha bajado a la mitad el valor del café con respecto a la cosecha de hace dos ciclos.

Al término de la reunión a la que acudieron productores de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz, Fernando Celis Callejas, asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC), dijo que tras varios años de afectaciones por la plaga de la roya, debido a la cual cayó la producción de 2015 y 2016, los productores renovaron plantaciones y lograron buena cosecha este año. Sin embargo, tendrán pérdidas en sus ingresos porque cayó el precio del café.

Hace dos ciclos, en la región de Coatepec, el quintal (57.5 kilos) de pergamino estaba en 2 mil 800 pesos, y ahora se encuentra en mil 500, una baja fuerte que tiene que ver con la alta producción de café en el mundo, dijo.

Indicó que la crisis de los precios va a generar pérdida de 7 a 8 mil millones de pesos, “y queremos que el gobierno federal otorgue un apoyo compensatorio de mil 800 millones de pesos (…) Si el precio está muy bajo no se van a atender las plantaciones, va a regresar la roya y para el siguiente ciclo no va haber buena producción”, señaló el líder cafetalero.

Agregó que los productores están preocupados porque a pesar de que es un asunto que se trató desde los foros que hizo el equipo de Andrés Manuel López Obrador en campaña, y luego siguieron una vez que ya era presidente electo, hasta ahora no vemos respuesta del gobierno federal.

“Se aprobaban de 785 millones a mil 100 millones de presupuesto para el café, pero en la Cámara de Diputados hablaron de 350 millones, es decir, una reducción de más de 60 por ciento del presupuesto.

Los cafetaleros nos manifestamos: las autoridades borraron el monto del presupuesto y ahora la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) no sabe qué monto asignarle, dijo. En años anteriores sólo se apoyaba a 30 por ciento de los productores, unos 140 mil, planteamos que se aumente el monto de los apoyos a mil 200 millones de pesos, apuntó.

Sobre la nueva planta de Nestlé que se instalará en Veracruz, cuyo finalidad es procesar 20 mil toneladas de café robusta, dijo que no se entiende cómo en un contexto de crisis de precios y la disminución del presupuesto para el sector el Presidente y el gobernador, Cuitláhuac García, respalden a la transnacional. Explicó que el gobierno de Veracruz dio detalles de cómo van a organizar a los productores y cómo van a subsidiar las plantaciones de café robusta.

No estamos de acuerdo; si es negocio para Nestlé, que ellos financien las plantaciones de café robusta: ¿por qué el gobierno va a convencer a los productores, por qué les van a dar subsidios?, cuestionó. El gobierno no debe subsidiar las plantaciones que quiere la Nes-tlé, organizar a los productores, pagar la planta, asumir el riesgo de la inversión. Que lo haga la empresa”, demandó.

Café robusta, negocio de consorcios

Insistió en que, pese a que las autoridades dicen que el incremento de la producción de café robusta en el país no va afectar a los productores de la variedad arábiga, sí lo hará, como es sabido que ya pasa a escala global, debido a que en el mundo es impulsada por las grandes empresas del café soluble por ser un gran negocio.

En México se producen 4.2 millones de sacos (60 kilos) de café, de los cuales, sólo 200 mil eran de robusta en años pasados, pero ante la insistencia de Nestlé por incrementar esta variedad, es posible que en la siguiente cosecha supere los 700 mil sacos de café.

Celis Callejas puntualizó que en México no se produce robusta porque no es costeable, a diferencia de otros países donde el gasto es mucho más bajo, y por eso es que la empresa (Nestlé) quiere que el gobierno federal subsidie las plantaciones, y eso es justo a lo que nos oponemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *