Inicio » Noticias » Nacionales » Carlos Pfister: Todos los actores del sector agroalimentario deber colaborar, para reducir la problemática de obesidad y desnutrición en México

Carlos Pfister: Todos los actores del sector agroalimentario deber colaborar, para reducir la problemática de obesidad y desnutrición en México

BOLETÍN DE PRENSA FIRCO.

Con el propósito de compartir experiencias sobre productos agropecuarios y atender la política integral para una alimentación saludable, se reunieron la Lic. María del Rocío García Pérez, directora del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) y el Mtro. Carlos Pfister, director encargado de despacho del Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (FOCIR).

Es preciso mencionar que el derecho a la alimentación fue reconocido en 1948, en el Artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que la actual administración federal ha puesto puntual interés en la estrategia de garantizar la alimentación de calidad a la niñez mexicana.

De acuerdo al “Registro Nacional de Peso y Talla en Escolares de México de 2016”, el 26.2 por ciento de niñas y niños con sobrepeso y obesidad en el primer grado de primaria, a 39.2 por ciento en el sexto grado. Asimismo, el 97.6% de la población desconoce cuántas calorías debe consumir un niño de entre 10 y 12 años, según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016.

La titular del SNDIF, María del Rocío García, ha trabajado arduamente y refrendando el compromiso con el fortalecimiento de los Programas de Alimentación, con un enfoque sostenible. En este contexto, Carlos Pfister destacó que todos los actores del sector agroalimentario deber colaborar, para reducir la problemática de obesidad y desnutrición en México, además de cumplir con el “Reto del Hambre Cero” de las Naciones Unidas que se lanzó en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20). 

El también experto en agronegocios, aseguró que es imprescindible reestructurar la oferta alimenticia de las escuelas públicas y privadas, privilegiando las frutas, verduras y cereales. Y crear vínculos de comercialización con productores rurales para que los alimentos seleccionados de acuerdo a su valor nutricional sean de la mejor calidad a menor costo para escuelas y padres de familia. 

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), por tercer año consecutivo, se ha producido un aumento del hambre en el mundo a casi 821 millones en 2017. Así mismo en el estudio “La seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo en 2018”, muestra que en el mundo el número de niños con retraso del crecimiento por falta de alimentación fue de 150,8 millones y que el sobrepeso infantil afectó a 38,3 millones de niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *