Inicio » Noticias » Estatales » Decrece captura del mero

Decrece captura del mero

JOSÉ MANRIQUE. POR ESTO.

Constantes “nortes” afectan a pescadores.

La pesca nocturna se ha convertido en una opción para la captura de otras especies.

Ribereños salen a “licerear” para comercializar el producto a pacotilleros.

PROGRESO, Yucatán. Faltan pocos días para la veda del mero y los volúmenes de captura de esta especie van decreciendo, aunado a la presencia de los constantes nortes o mal tiempo, dejan en desventaja a pescadores del litoral centro-poniente, en especial de Chuburná Puerto.

El panorama en el puerto de abrigo de Chuburná era de inactividad, salvo dos o tres embarcaciones ribereñas con dos o tres tripulantes se aventuraron a salir ayer a las seis de la tarde, para “licerear” o arrojar redes a 20 millas de la costa, en espera de capturar diversas especies, ya sea carito, jurel, pargo o ejemplares de cazón y sierra para comercializar entre los pacotilleros o que este producto se desplaza a los municipios cercanos y a Mérida.

La pesca nocturna se ha convertido en una opción, en vista que el mero escasea, por esa razón varios equipos de pescadores salen de noche para tirar redes, explicó Eric Sosa, uno de los hombres de mar que se disponía salir a la captura de escama.

Para capturar mero, se tiene que avanzar hasta una profundidad de 10 abrazas en adelante o 25 millas en adelante, donde el mar es más crespo.

Para alejarse más millaje, los pescadores han tenido que modificar sus lanchas, con mayor altura de borda e incluso adicionarlas con bolsones de aire.

Durante el presente año, los hombres de mar de Chuburná han salido a captura de escama tres o cuatro ocasiones y anoche, un grupo de ellos salió aprovechando la luna nueva y que ésta tiene poca visibilidad, lo que influye en los hábitos alimenticios de los peces.

Para los próximos días se espera una luna en cuarto creciente, con una visibilidad del 50 por ciento, que se irá incrementando (hasta alcanzar la visibilidad del 100 por ciento en luna llena).

Para la captura nocturna se utilizan en promedio 150 litros de gasolina, además de comida, agua y hielo como avituallamiento.

Hay ocasiones que los pescadores permanecen hasta 48 horas seguidas, si en una noche no lograron capturar lo necesario para recuperar la inversión del avituallamiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *