Inicio » Centro de Documentación » Diversas intervenciones durante el homenaje a Emiliano Zapata
FOTO: COMUNICACIÓN SOCIAL GOBIERNO DE MORELOS.

Diversas intervenciones durante el homenaje a Emiliano Zapata

SALA DE PRENSA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA.

Palabras del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco; del secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Román Meyer; de Jorge Zapata, nieto Emiliano Zapata, y de Eduardo Villegas, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México.

MODERADOR: Señoras y señores, sean tan amables de ocupar sus lugares. Muy buenos días.

Bienvenidos a la presentación oficial: 2019, Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata Salazar.

Agradecemos la presencia a las autoridades federales, estatales y municipales, sociedad civil, así como a los medios de comunicación que hoy nos acompañan.

Se encuentran con nosotros:

Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos de Segob.

Diana Álvarez Maury, subsecretaria de Participación Ciudadana de Segob.

Radamés Salazar Solorio, senador de la República.

Doctora Edna Elena Vega Rangel, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda.

Doctor Armando Rosales García, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Sedatu.

Licenciado Luis Hernández Palacio, procurador agrario.

Maestro Plutarco García Jiménez, director general del Registro Agrario Nacional.

Juanita Guerra Mena, diputada federal por el Tercer Distrito.

Brenda Espinoza López, diputada federal por el estado de Morelos.

Pablo Ojeda Cárdenas, secretario de Gobierno.

Diputado Jorge Argüelles Victorero, diputado federal por el cuarto distrito.

Doctor Alfonso Pérez Daza, consejero de la Judicatura Federal en representación del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, presidente de la Suprema Corte de la Nación.

Licenciada María del Carmen Verónica Cuevas López, magistrada presidente del Honorable Tribunal Superior de Justicia del estado de Morelos.

Isaac Pimentel Mejía, presidente municipal de Ayala.

Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Eduardo Villegas Mejía, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México.

Pedro Salmerón, representante de Alejandra Frausto Guerrero, secretaria de Cultura.

Ingeniero Víctor Manuel Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural.

Gabriel Zapata, bisnieto del general Emiliano Zapata Salazar.

Maestro Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Educación Pública.

María Luisa Albores González, secretaria de Bienestar.

Jorge Zapata, nieto del general Emiliano Zapata Salazar.

Manuel Zapata, nieto del general Emiliano Zapata Salazar.

Maestro Román Guillermo Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Doctora Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

Margarita Zapata, nieta del general Emiliano Zapata Salazar.

José Manuel Sanz Rivera, jefe de la Oficina de la Gubernatura.

Doctora Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Cuauhtémoc Blanco Bravo, gobernador constitucional del estado libre y soberano de Morelos.

Preside este evento de la presentación oficial 2019, Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata Salazar, el presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Queda en uso de la palabra el gobernador constitucional del estado libre y soberano de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

GOBERNADOR CUAUHTÉMOC BLANCO BRAVO: Bueno, antes que nada, buenos días a todas y a todos.

Me complace el recibirlo en Morelos una vez más, señor presidente, a usted y a su esposa.

Nos enorgullece acompañarlo en esta fecha histórica para Morelos y para todo México a la proclamación del año del general Emiliano Zapata.

El Caudillo del Sur nos dejó un legado de valor, tenacidad y lucha por la igualdad, justicia social y libertad.

Nuestra administración abraza los principios básicos de aquel campesino que con tenencia se logró combatir el emblema de agrarismo en México y emblema mundial.

Nos inspira el valor que tuvo su lucha, ese mismo valor será el que nos mueva para cambiar y reactivar a Morelos.

Nuestro compromiso es, al igual que Zapata, generar mejores condiciones de vida para las familias de Morelos.

Vamos a revertir los abusos, restituir la paz social en nuestro territorio.

Hoy ante usted, señor presidente, retomamos los ideales del Mando Supremo del Ejército Libertad del Sur: reforma, justicia, ley, tierra y libertad.

Agradecemos su cercanía y apoyo incondicional a nuestro estado.

Morelos lo recibe con cariño y le damos la bienvenida a su casa.

Muchas gracias.

MODERAROR: Enseguida hace uso de la palabra el maestro Román Guillermo Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

SECRETARIO ROMÁN GUILLERMO MEYER FALCÓN: Buenos días a todos y a todas.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de México.

Cuauhtémoc Blanco Bravo, gobernador del estado de Morelos; representantes del Poder Legislativo; representantes del Poder Judicial; Isaac Mejía, presidente municipal de Ayala.

Representantes de las distintas instancias del gobierno federal, representantes de la familia del general Emiliano Zapata.

Amigas y amigos de los medios de comunicación y todos los presentes el día de hoy.

Me da mucho gusto estar aquí con ustedes con el motivo del decreto presidencial que establece el año 2019, Año del Caudillo del Sur Emiliano Zapata.

Más aún, estar aquí, en Ayala, tierra que fue testigo del talento de Zapata al construir el Ejército Libertador del Sur, un núcleo sólido e intelectualmente armado; una fuerza política y militar que supo expresar las demandas de los pueblos y comunidades despojadas de sus tierras.

Fue en Ayala donde los valores y demandas de los zapatistas se enmarcaron en una visión de país a favor de la justicia y en contra de los privilegios.

En la primera mitad del siglo XX, fue Emiliano Zapata quien abanderó el movimiento agrario más importante en México y América Latina. Contando con el respaldo popular, llevó a cabo la reforma agraria más profunda de la historia mexicana.

Conformó en esta región un gobierno, una legislación y un orden jurídico propio al servicio del pueblo. Fue él, asesinado a traición el 10 de abril de 1919, en la Hacienda de Chinameca, quien continuó siendo un símbolo de la lucha social en defensa del territorio.

La lucha zapatista fue materializada en el anhelo de Tierra y Libertad, que fue retomada por la Constitución de 1917 y dio lugar al artículo 27 de aquella Constitución. El fundamento de este artículo es la soberanía de la comunidad nacional para decidir sobre sus estructuras políticas y legales, como de su sistema económico y el derecho de propiedad.

Con la inclusión en este precepto de la Carta Magna se consolidó una nueva teoría constitucional, que ve en la ley un poderoso instrumento reformador de las estructuras económicas y sociales. Por eso hoy estamos aquí, honrando la promesa de Zapata y hacer justicia a la sociedad rural.

Estamos encargados de dar causa al deseo de la reconstrucción desde los cimientos, es decir, desde los territorios, y eso es lo que vamos a hacer.

Esta nueva etapa de transformación del país nos brinda la oportunidad de reparar distintos aspectos de la vida pública y, en especial, dentro del ámbito rural.

Nos da la oportunidad de replantear nuestra relación con los ejidos y las comunidades que, a pesar de representar más de la mitad del territorio nacional, se encuentran sumidos en una difícil situación, donde la pobreza los ha orillado a vender sus tierras, sumiéndolos en la marginación y en el abandono.

Ello nos obliga a buscar de forma conjunta respuestas para todos los jóvenes y mujeres que no encuentran en estas tierras mecanismos para desarrollarse; a hombres de tercera edad que no pueden retirarse de manera digna.

También debemos de trabajar para que los núcleos agrarios cuenten con los servicios públicos adecuados y que quienes vivan aquí tengan certeza sobre la posesión de su territorio.

Estamos convencidos de que esa situación de desesperanza puede ser revertida con el poder de la organización de la comunidad. Por esta razón es que es una obligación del Estado mexicano apoyar la organización de los núcleos agrarios, para que sean ellos quienes den vida nuevamente a las demandas de Zapata.

Dicho todo lo anterior, recobrar la memoria histórica del zapatismo es una forma de honrar su legado, así como el de millones de campesinos y campesinas que han luchado por sus derechos.

Zapata sabía que era imposible la justicia para el campo si se mantenían las estructuras sociales, económicas e institucionales heredadas del porfiriato, por eso nunca se conformó con pequeños cambios, con una visión corta. Al contrario, luchó hasta su muerte para transformar su realidad.

Reforma, libertad, justicia y ley, los cuatro elementos que sintetizan su visión y deben de seguir siendo nuestra guía para transformar a México.

Hoy, dentro de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, recuperaremos ese legado y trabajaremos en ese sentido.

Es por eso que durante las últimas semanas hemos recorrido las calles de Ayala, hemos visitado los inmuebles de carácter histórico y platicado con sus habitantes, los cuales nos han brindado de la información necesaria para que nuestro actuar sea preciso y que los trabajos a realizar en beneficio del municipio sean congruentes con las necesidades de las mayorías.

Un primer paso es reconstruir el tejido social y rehabilitar la vivienda, los espacios públicos y los sitios históricos en los que vivió el general aquí, en Ayala.

Por ello, hemos invitado a los familiares del general Zapata, a los diferentes actores vinculados en su legado, a las dependencias del Gobierno de México, a la sociedad civil y a todos los interesados en el mejoramiento cultural, urbano, a ser parte de un consejo de asesores, un consejo incluyente que contribuya a decidir aquellas intervenciones de mejoramiento, rehabilitación y mantenimiento de los espacios públicos, de la vivienda e inmuebles con valor histórico y simbólico, como lo es el Museo Casa “Emiliano Zapata”.

Por otro lado, después de las emergencias causadas por los terremotos en 2017, el día de hoy se ha otorgado asesoría técnica y jurídica a los propietarios de más de mil 500 viviendas en los municipios de Jojutla y Ayala, respaldados por más de 500 visitas de campo y asambleas, que nos brindan información de primera mano para que nuestra actuación sea certera.

En el sector de educación se registraron, en el estado de Morelos, más de mil planteles dañados, de los cuales a la fecha 900 se encuentran reconstruidos y 55 más serán atendidos con recursos del Programa Nacional de Reconstrucción.

Junto a estas acciones, la Sedatu llevará a cabo una política agraria a favor de los ejidatarios, comuneros e indígenas, bajo los principios de transparencia y justicia social.

Amigos y amigas:

Si algo caracteriza al zapatismo es el énfasis que se puso en la importancia de la participación de la sociedad civil organizada y su bienestar integral. Esto es una prioridad para este gobierno y lo es también aquí, en Ayala, donde de la mano con todos los habitantes de este histórico municipio, lograremos honrar este legado.

Con la participación de cada uno de ustedes, atenderemos el rezago en viviendas adecuadas, espacios públicos, infraestructura urbana básica y certeza jurídica de la propiedad.

Tenemos un gran reto por delante, pero también todas las herramientas para trabajar en conjunto y alcanzar objetivos comunes.

Como decía Emiliano Zapata: la paz sólo puede restablecerse teniendo por la base la justicia; por palanca y sostén, la libertad y el derecho, y por cúpula de ese edificio, la reforma y el bienestar social.

En este año en que estamos recordando en su centenario de la muerte del Caudillo del Sur, la mejor manera de rescatar su legado es trabajar juntos, gobierno y sociedad civil, en la reconstrucción del tejido social de nuestro país y hacer realidad los principios de libertad, justicia y respeto por la ley por los que luchó y entregó su vida Emiliano Zapata.

Zapata vive.

MODERADORA: Escuchemos las palabras de Jorge Zapata, nieto del general Emiliano Zapata Salazar.

JORGE ZAPATA: Sea usted bienvenido a la tierra de nuestro general Zapata, señor presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Hemos visto que nuestro presidente trae las agallas suficientes para recomponer lo que los gobiernos anteriores destrozaron y destruyeron.

En concreto, aquí, en Ayala, tenemos un problema muy grande que no lo creó el pueblo ni los ejidos de Ayala. Lo creó el gobierno corrupto de Calderón y Peña Nieto y con todo el respeto que me merece el asesor del gobernador Cuauhtémoc Blanco, leí una declaración del señor Sáenz donde escuda que la termoeléctrica va, porque es beneficio para la sociedad, quiero decirles, señor Sáenz, que esa termoeléctrica nunca la pedimos y nunca la vamos a dejar trabajar.

Mi abuelo, el general Zapata, luchó por tierra, libertad y agua, y esa agua siempre ha sido de los campesinos desde nuestros abuelos y no vamos a permitir que gente extranjera se venga a adueñar de los recursos que son de todos los ayalenses. Jamás.

Por ahí hay gente que me reclama, porque en la reunión pasada con el señor presidente de México no comenté lo de la termoeléctrica. Ese tema lo guardé para tratarlo aquí, delante de todo el campesinado de Ayala.

Y quiero decirles que Jorge Zapata no busca carteras ni busca dinero. Jorge Zapata es un campesino como todos ustedes y jamás y nunca voy a manchar el apellido de mi abuelo por dinero ni por carteras políticas.

Sé trabajar, y lo poquito o nada que tengo, me lo he ganado trabajando.

Así es de que, señores, en su servidor tienen una lucha férrea en contra de esa termoeléctrica, que jamás y nunca se le debió de haber ocurrido al gobierno federal y a sus achichincles extranjeros. Esa termoeléctrica no va a trabajar.

Y, señor presidente, le pedimos aquí, delante del pueblo de Ayala, que usted se comprometa a clausurar definitivamente esa termoeléctrica. No queremos ya vivir en la zozobra de que va o no va. Queremos que usted aquí se comprometa a declarar clausurado ese proyecto de la termoeléctrica.

Es cuanto, señores.

MODERADORA: A continuación, escuchemos la presentación del Programa de Actividades por el Año de Zapata y mención del Comité Conmemorativo por el maestro Eduardo Villegas Mejía, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México.

COORDINADOR EDUARDO VILLEGAS MEJÍA: Cuando venía llegando me recibió un letrero y creo que es el sentimiento de todos los que estamos aquí. Dice: Bienvenidos a la tierra del jefe, y creo que ese es el sentido de Ayala, señores, porque Ayala recibe a nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, para quien pido un aplauso.

Sí, es un honor estar con nuestro presidente y con todos los invitados que tenemos en el presídium, con todos los invitados que están en la zona reservada, pero, sobre todo, es un honor estar con todos ustedes que están aquí, en este acto, para declarar 2019 como Año del Sur, Emiliano Zapata.

Porque estamos en la cuna de un héroe de México. Estamos en la cuna de Emiliano Zapata, un hombre que impulsó la Reforma Agraria, que combatió a los hacendados y que fue un líder íntegro y que, sin embargo, murió trágicamente asesinado.

Estamos hoy aquí para recordar que hace 100 años fue asesinado a pocos kilómetros de aquí, pero esta no es una ocasión de luto. Debemos conmemorar y debemos celebrar todos los logros que se consiguieron en aquellos gloriosos años.

Estamos aquí para rendir un homenaje al hombre, a Emiliano Zapata, que nació en 1879, murió en 1919 y que se le recuerda, entre otras muchas acciones, por haber entrado, junto al general Francisco Villa, a la Ciudad de México en 1914 y en donde instalaron la Soberana Convención Revolucionaria.

Pero también estamos aquí para homenajear el símbolo, porque Zapata es un símbolo, que ya el maestro Meyer ha mencionado, es un símbolo de la justicia porque insiste en el reparto de las tierras; es un símbolo de la libertad contra todo gobierno opresor y es un símbolo de la ley porque establece y busca establecer un nuevo orden social, como lo estamos intentando aquellos que colaboramos activamente en la Cuarta Transformación al frente de nuestro presidente.

Pero Emiliano Zapata es también un símbolo para quien voy a pedir un aplauso y que son los muchos héroes anónimos y los muchos héroes olvidados de nuestro país y de las luchas que nos han permitido iniciar esta transformación.

Por favor, un aplauso.

Estamos finalmente aquí para ya cederle las palabras al presidente, para anunciar también la creación de una comisión donde van a estar integradas muchas dependencias y muchos poderes.

Vamos a convocar a las universidades y, por supuesto, a los familiares del general, así como a la sociedad civil, para organizar foros, para organizar exposiciones, para organizar muchísimas actividades y recordar, siempre recordar el legado de nuestro general Emiliano Zapata.

Y esto es porque debemos recordar de dónde venimos, para no sólo quedarnos ahí, sino proyectar esos valores hacia un mejor futuro. Y esto es porque esta comisión es un homenaje y una fiesta a ese legado.

Porque, como ustedes saben, como todos nosotros sabemos, Zapata y el zapatismo es pasado, Zapata y el zapatismo vive y vive hoy.

Muchas gracias.

Voy a pedir al presidente que se acerque a la mesa para firmar el decreto para que ahora toda la papelería va a decir: ‘2019, Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata’.

[FIRMA DE DECRETO]

Quisiera pedirle ahora al diputado presidente Porfirio Muñoz Ledo que firme; quisiera pedirle ahora al senador Radamés Salazar; quisiera pedirle al consejero de la Judicatura Federal también que nos haga el honor de firmar y quisiera pedirle al presidente municipal de Ayala que nos acompañe a firmar al calce.

Un aplauso a todos y escuchemos ahora el mensaje que nos va a dirigir el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Andrés Manuel López Obrador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *