Inicio » Carrusel » Dramático, escasez de agua en San Cristóbal

Dramático, escasez de agua en San Cristóbal

SILVANO BAUTISTA. DIARIO DE CHIAPAS.

•    La destrucción de cerros, deforestación, tala ilegal de madera y el crecimiento de la población, las causas


Diversos organismos ambientales e instancias relacionadas con el cuidado del medio ambiente, llegaron a la conclusión que San Cristóbal de Las Casas en los  últimos tres años se ha agravado la escasez de agua y empeorado de manera dramática lo cual ha impactado fuertemente en su población.

Otros Mundos A.C., confirmó que como resultado del conversatorio realizado en el presente mes, donde estuvo presente Angélica Shennrock, de Agua y Vida e integrante de la Plataforma por el Derecho Humano al Agua en Chiapas, donde se abordaron las problemáticas socio-ambientales en San Cristóbal de Las Casas.

Angélica Shennrock al abordar esta problemática sostuvo en dicho Conversatorio denominado: ¿Aún hay agua en San Cristóbal? Consideró que la carencia del vital líquido mucho tiene que ver con el enorme crecimiento de la población en los últimos años y que en la actualidad viven aproximadamente unas dos cientos cincuenta mil personas, incluyendo a las y los turistas, las que se quedan en tránsito y las que han migrado de otros países y estados, la especialista abordó la problemática en dos partes.

Voy a hablar de las problemáticas socio-ambientales desde una perspectiva activista y feminista, es la que percibimos como Plataforma por el Derecho Humano al Agua en Chiapas tiene que ver con la destrucción de los cerros, sostuvo.

Reconoció, que si bien es muy complejo el tema, se ha identificado en los últimos años dos elementos claves: la deforestación; la tala ilegal de madera y todo eso que ustedes también conocen, pero también las invasiones sobre todo en la reserva Quenvó Cuxtitali y en la reserva Gertrudis Dubis, son invasiones donde no se han tomado medidas, a nivel municipal no se han atendido las demandas de la población con respecto a las invasiones de estas reservan, que han generado también conflictos amenazas hostigamientos e incluso el uso de armas de fuego, es algo muy grave, señaló.

Entonces la deforestación, la destrucción de los cerros por la deforestación, las invasiones y por la minas de grava y arena. Otro problema sería la destrucción de los humedales, que identificamos como 3 elementos más importantes: que es el relleno; la pavimentación; todas las construcciones que han ocurrido encima de la zona de humedales acá, no solamente María Eugenia o la Kist, si no en los demás que han existido, expuso.

Además, agregó, los drenajes clandestinos que llegan a los ríos, a los arroyos, que el agua va y la mete en medio del humedal. Y el exceso de basura, de aceites, animales muertos, todo lo que vemos en sólido y también líquido, que contribuyen con la contaminación muy grande de los humedales y que afecta todo el equilibrio que sucede ahí.

El humedal no es un charco, no es un montón de agua, es un ecosistema vivo que tiene una dinámica propia, que tiene en el caso de San Cristóbal, el pez endémico el Popoyote, alguna rana endémica también, las aves migratorias, es decir hay todo un sistema de vida que se altera, algunos insectos también dependen de él.

La otra problemática socio-ambiental –indicó-, son las prácticas no sustentables de ahorro y cuidado del agua. Y las percibo desde 3 ámbitos, uno los negocios (los hoteles, restaurante), las viviendas particulares y el municipio.

¿A qué me refiero con prácticas no sustentables del agua que se convierte en una problemática socio-ambiental? Pues las tuberías rotas, los goteos, el derroche, el no saber ahorrar, captar, optimizar un uso sustentable del agua en esos 3 sectores sociales.

20 mayo, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *