Cancún, QR. Representantes del próximo gobierno federal se reunirán en 10 días con ejidatarios de Bacalar, para presentarles el proyecto del Tren Maya.

Luis Chimal Balam, comisariado ejidal de Bacalar, dijo que la asamblea le ha otorgado facultades para poner a disposición del proyecto férreo las tierras ejidales, pero manteniendo la propiedad de las mismas para volverse socios del proyecto.

Adelantó que pedirán que la estación se mantenga en Bacalar y no se la lleven a Chetumal, como lo planteó Pablo Careaga Córdova, coordinador del Tren Maya en el tramo Bacalar-Tulum de la próxima administración del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

“Nosotros vamos a plantear que es mucho más conveniente Bacalar que Chetumal, porque tenemos vestigios arqueológicos, la Laguna de Siete Colores, el fuerte San Felipe de Bacalar que fue una fortaleza contra las invasiones de piratas; en fin, tenemos todo lo necesario para convertirnos en el principal punto turístico de todo el sur del estado”, expresó Chimal Balam.

Además, hay zonas de selva media, avistamiento de aves exóticas, cenotes y ríos subterráneos, manifestó.

Chimal Balam explicó que el ejido de Bacalar, fundado en 1936, dispone actualmente de 56,280 hectáreas, cuyos posesionarios son 165 ejidatarios que han decidido de manera unánime no vender sus tierras, sino participar de los distintos proyectos que se avecinan para Bacalar a mediano y largo plazo.

Recordó que el ofrecimiento de tierras para el Tren Maya lo hizo personalmente a Pablo Careaga, quien les planteó la posibilidad de construir en la capital del estado la estación que estaba planeada originalmente para Bacalar.

Careaga Córdova les afirmó que independientemente de dónde se construya la estación habrá necesidad de tierras, pues el tramo que va de Escárcega, Campeche, hasta Tulum es el único dentro de todo el recorrido donde no existe antecedente de vía férrea.

Incluso en el tramo Tulum-Cancún ya había un proyecto por parte del gobierno del estado para construir un tren rápido, cuyos estudios están siendo retomados en cuanto a temas de derecho de vía que la administración de Quintana Roo ya tenía previamente estudiados y definidos.

Primeras licitaciones

El próximo titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, adelantó que las primeras licitaciones para el Tren Maya se darán a partir del 17 de diciembre, principalmente de obras inducidas, es decir, acondicionamiento de los sitios por donde correrá la vía del tren en el tramo Escárcega-Tulum.

Actualmente, comentó, ya trabajan con el gobierno del estado para comenzar el trabajo social de negociación para mover asentamientos irregulares que se encuentran en la zona del tren, además de otros trabajos urbanos y programas de vivienda para que en torno al proyecto se genere un nuevo ordenamiento territorial.

Jiménez Pons sostuvo que el gobierno estatal tiene mucho interés en la consolidación del proyecto, tanto por el impacto turístico que tendrá como por los planes territoriales y programas de vivienda que acompañarán la obra.

[email protected]