Inicio » Carrusel » El ramón, industria por explorar en la península

El ramón, industria por explorar en la península

MARÍA BRICEÑO. LA JORNADA MAYA.

Se pone en marcha la primera planta procesadora en Yucatán

Chocholá, Yucatán.- El ramón es un árbol endémico de la región peninsular que los mayas incluían en su dieta, sin embargo, pasaron muchos años para revalorarlo, quien lo hizo lleva el mismo nombre: Ramón Gómez Ramírez, director de la empresa Kishur (dedicada a la elaboración de té, sustituto de café y harina), se dice entusiasmado de pasar de lo “artesanal a lo industrial” con la apertura de la primera planta procesadora de hojas y semillas del árbol en junio próximo con una inversión de 15 millones de pesos del gobierno del estado. 

En un recorrido por la planta de procesamiento de la empresa Kishur, en Chocholá, La Jornada Maya conoció el funcionamiento y operatividad. En el interior cuenta con un deshidratador de hojas para realizar el té de ramón, una bodega de conservación, así como un área de deshoje manual en donde se encontraban laborando dos mujeres de la misma comunidad: Elsi Ramírez y Tania López. 

Doña Elcita Acosta Sánchez es una trabajadora de la tercera edad que ha laborado desde el año 2015 en la empresa, que sólo emplea a mujeres, y compartió sentirse útil en dicho trabajo: “Mis papás me enseñaron todo lo que sé de las plantas y ahora puedo compartir ese conocimiento”. 

Beneficio para las mujeres

Las mujeres también son beneficiadas por el trabajo de recolección de la semilla, las lavan y tienen que llevarlas a los centros de acopio que funcionan en su localidad. 

“Se trabaja directamente con los comisarios ejidales y presidentes municipales para establecer centros de acopio con el objetivo de que mujeres lleven las semillas de ramón recolectadas y sean beneficiadas por su trabajo”, afirma Gómez Ramírez. En el interior del estado hay 12 centros de acopio, en Campeche y Quintana Roo también hay. 

Kishur apoya a las interesadas en la recolecta para que no tengan que realizar ningún tipo de inversión, como es el caso del maíz: “El año pasado se estuvo pagando el maíz a 3.60 pesos el kilo, nosotros pagamos a seis pesos el kilo de semilla de ramón. Para producir maíz tienes que preparar la tierra, sembrar, regar, fumigar, fertilizar, entonces es mucho trabajo el que se requiere por lo que se paga. En cambio, con el ramón no hay ninguna inversión”, afirma Gómez Ramírez. 

Del árbol de ramón (Óox en maya) sólo los ejemplares hembra dan fruto y son identificados hasta que tienen cinco años de edad. En el caso del macho, suelta una especie de flor esférica que tiene pistilos microscópicos, mismos que sirven para fecundar a los árboles hembra. La semilla de ramón sólo se obtiene por 12 semanas al año a partir de julio. 

Inversión para industrializar

La primera planta procesadora de hojas y semillas del árbol de ramón será inaugurada el 13 de junio en el Parque Científico y Tecnológico de Yucatán (PCTY) con una inversión de 15 millones de pesos. Se contempla la ocupación de dos mil 700 metros cuadrados, mil 200 metros para el área de procesado, oficinas administrativas y comedor, así como mil 500 metros de secadores solares, que permitirán la manufactura de harinas e infusiones.

La construcción de la nave industrial comenzó el año pasado como uno de los primeros proyectos de la administración del gobernador, Mauricio Vila Dosal, en colaboración con el PCTY y la empresa Kishur. 

En su etapa operativa generará 15 mil toneladas de productos, a través del equipamiento de tecnología y será distribuido tanto en México como en Estados Unidos, Japón y Qatar. 

Productos del ramón

Actualmente Kishur produce bajo la marca Maya Óox harina sin gluten, té y sustituto de café. El té de ramón es elaborado por medio de la deshidratación de las hojas y se puede producir durante todo el año. 

El sustituto de café es una opción sin cafeína que contiene triptófano, este aminoácido no se produce en el cuerpo por lo que tiene que ser consumido y es ideal como relajante, siendo una alternativa para el insomnio y contra la ansiedad. Además, contiene antioxidantes. 

La harina es elaborada con la semilla de ramón y con ella se hacen panes, galletas, tortillas, crepas, masa para tortillas, etcétera. Incluso hay interés de realizar un tipo de papilla para el consumo de niños recién nacidos. 

La nutrióloga de Kishur, Isabel Elizondo, recomienda los productos del ramón para las personas de la tercera edad que han perdido la masticación, ya que por medio de papillas o bebidas pueden tener vitaminas y minerales necesarios. “Los adultos mayores que dejan de masticar y comer como antes, dejan de consumir muchos nutrientes ya que cambia su dieta. Con el consumo de productos del ramón, aunque sea en cantidades pequeñas como en un licuado, se le agrega un valor extra a su nutrición”. 

Los productos pueden adquirirse en Café orgánico de Mérida, en el Museo de la Gastronomía Yucateca, C+ Natural Ecotienda, entre otros. 

Propiedades

La semilla del ramón es alta en proteína completa comparándose sólo con la proteína de origen animal, lo que la hace ideal para las personas vegetarianas o veganas. Es baja en grasa y tiene un alto valor en fibra, teniendo el 50 por ciento de fibra en 100 gramos, además contiene vitaminas del complejo B, especialmente de la B2, lo que ayuda a la producción de glóbulos rojos. 

La cáscara del ramón es rica en aminoácidos y ácido fólico, con ella se pueden elaborar mermeladas, jaleas, bebidas, sin embargo, por ahora no es aprovechada de manera deseada debido a que pasa mucho tiempo en el piso y tarda en ser recolectada, esto ocasiona que se desintegre con facilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *