Inicio » Noticias » Estatales » Jalisco » En desventaja el agro mexicano

En desventaja el agro mexicano

CIUDAD GUZMÁN, Jalisco. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta al Ejecutivo Federal para que en el ámbito de sus atribuciones plantee de manera urgente, con el respaldo del Congreso de la Unión, la revisión del Capítulo Agrario del TLCAN ante sus socios comerciales. Lo anterior, con el objetivo de mitigar la desigualdad existente entre la producción agrícola mexicana frente a las de los Estados Unidos y Canadá.

De igual forma hace llegar un urgente exhorto a los secretarios de Agricultura; Desarrollo Social; de Economía y de Hacienda y Crédito Público, para que presenten a la brevedad ante esta soberanía los planes de contingencia y de desarrollo a mediano plazo, para paliar y propiciar una mejoría en el sector agrícola en el país.

Lo anterior fue dado a conocer por el diputado federal por el distrito 19, Salvador Barajas del Toro, integrante de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, exhortos hechos amparados en los siguientes motivos, y por considerar que no es sólo un asunto económico, sino un asunto de seguridad nacional.

Los diputados, exponen que: “En el marco de la apertura del sector agropecuario dentro del contexto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, han sido evidentes los desequilibrios del sector agrícola mexicano que en muchas décadas no se han corregido, lo anterior ha derivado en un aumento en los precios de los productos básicos, generando un rechazo de millones de campesinos mexicanos que ven afectados sus intereses.

A pesar de que en años anteriores se aumentó el presupuesto para el campo, el abandono y mal uso de los recursos han ocasionado que sean insuficientes para mitigar la crisis que se vive en el agro, haciendo cada vez más notorias las desigualdades con los productores de Estados Unidos y Canadá.

Lamentablemente, la inversión extranjera directa en el sector agropecuario desde la entrada en vigor del TLCAN, se canalizó a la agroindustria y no a la producción primaria, provocando disparidades en la política de compensación, en donde los trabajadores agrícolas sin tierra han sido excluidos y los productores con más de cien hectáreas reciben dos veces más recursos que los campesinos con menos de una.

El problema de la liberalización comercial no sólo provocará graves problemas sociales y económicos en las comunidades rurales dedicadas a la agricultura, si no que además al final del día provocará una mayor migración del campo a la ciudad y a los Estados Unidos, haciendo más notorio el crecimiento de la pobreza y aumento de la marginación rural. Para nosotros los mexicanos, no es sólo un asunto económico, sino un asunto de seguridad nacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *