Inicio » Carrusel » Inicia instalación de vallas contra sargazo en Cancún
Hace unos días aún se podían ver los volúmenes de alga marina en las playas de Punta Cancún; el agua que se vio ayer fue por las corrientes marinas y la fuerza del viento que se llevaron el alga. (FOTOS: ADRIANA VARILLAS. EL UNIVERSAL).

Inicia instalación de vallas contra sargazo en Cancún

ADRIANA VARILLAS, CORRESPONSAL / ASTRID RIVERA. EL UNIVERSAL. Con información de la Agencia EFE.

Estarán a 300 m de la costa para respetar la vida marina: autoridades; trabajos empezaron cuando el alga fue casi invisible en Cancún.

CANCÚN, Quintana Roo. Los trabajos para la colocación de estructuras en el mar, a la altura de Punta Nizuc, en Cancún, iniciaron ayer con el análisis del lecho marino para el anclaje de las barreras, cuya instalación estará lista al 100% entre el lunes y el miércoles de la próxima semana, informó el titular de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo (Semaqroo), Alfredo Arellano Guillermo.

La estructuras serán colocadas en zonas estratégicas, con ocho puntos de anclaje, a una distancia de 300 metros de la costa hacia el mar y en un ángulo de 45 grados, respetando la vida marina.

En el caso de los sitios por donde se localiza el Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) —hábitat de más de 65 especies de corales, 350 especies de moluscos y más de 500 especies de peces— se extremarán precauciones para garantizar su protección.

El funcionario estatal subrayó que las barreras no modificarán el flujo de las corrientes marinas, sino que las aprovecharán para desviar el sargazo y evitar que recale en las playas.

“Es importante aclarar que no se evitará en 100% el arribo del sargazo, pero sí esperamos que los volúmenes que lleguen a la Costa sean mucho menores los que hemos visto”, sostuvo.

Con la ayuda de embarcaciones convencionales pilotadas por profesionales y con remolcadoras operadas por capitanes con tripulación completa, se colocarán las estructuras deflectoras, proveídas por el Grupo Goimar-Goimsa, empresa con la cual el gobierno del estado signó un contrato por la prestación de servicios para la renta de las barreras y la operación de los barcos tripulados por biólogos marinos y oceanólogos, encargados de la supervisión de los trabajos de instalación.

Las estructuras están elaboradas con materiales modernos, no contaminantes, aprobados por la Environmental Protection Agency de Estados Unidos (Agencia de Protección Ambiental, por sus siglas en inglés), con resistencia al oleaje y tecnología de anclaje tipo mantarraya, usado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) para fijar sus señalamientos marinos.

La naturaleza se lleva el alga. Los trabajos de contención arrancaron justo cuando el sargazo prácticamente desapareció de las playas de Punta Cancún, la zona más afectada por su recale masivo.

Agua transparente, cristalina, con los tonos de azul turquesa que la caracterizan, suplió al paisaje de mareas color ocre que acarreaban toneladas de sargazo a la orilla de las playas.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el titular de la Semaqroo explicó que el fenómeno se debe a las corrientes marinas y la intensidad del viento que, dependiendo de su dirección, traen o se llevan el sargazo.

El funcionario resaltó el trabajo hecho desde hace semanas por el personal de la dependencia asignado a la limpieza de playas, que logró remover el sargazo acumulado en la Costa.

De este modo, la naturaleza y la acción humana lograron recobrar el paisaje habitual de esta zona, que va de Punta Cancún hacia el sur, pasando por la zona del Club Mandala, Plaza Forum, los condominios Salvia hasta empatar conPlaya Chac Mool.

“El color del agua regresará a su estado natural en la medida en que el sargazo no llegue a las playas, se acumule y exponga. Se le llama resiliencia, que es la capacidad del ecosistema para recobrar su condición original.

“Calculamos que la arribazón más fuerte va de mayo a septiembre; el primer paso fue limpiar el sargazo ante la falta de equipo y recursos. La idea es que las playas se mantengan así, limpias, con las barreras”, expresó. Del 19 de junio a la fecha se han recogido 125 mil metros cúbicos de sargazo en 41 playas de siete municipios.

Buscarán desviar el sargazo para que no llegue a costas del Caribe

Foto: EFE/Alonso Cupul.

Por su parte, Semarnat destina apoyos. A través del Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden) se han destinado 70 millones de pesos para atender la llegada de sargazo a las costas de Quintana Roo, afirmó Rafael Pacchiano Alamán, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

En conferencia, Pacchiano Alamán aseguró que la Semarnat no ha estado ausente en la contingencia y destacó que ha sostenido reuniones con académicos y el gobierno local para buscar soluciones a la llegada de esta alga, que este año fue atípica.

México intentará desviar el sargazo en altamar para prevenir su arribo a las costas caribeñas del estado de Quintana Roo, informó el titular de la Semarnat.

“Se pretende iniciar una prueba piloto para ver si se puede desviar el sargazo en altamar para que otra corriente se lo pueda llevar”, aseguró el ministro en una conferencia de prensa en Ciudad de México.

Pacchiano dijo que este fenómeno es muy difícil de controlar y que lo ideal es contenerlo antes de que llegue a las playas mexicanas, donde el calor y el sol provocan su descomposición.

El ministro mexicano señaló que habrá que ver si la corriente es suficiente para desviarlo “porque el viento también es un factor importante de hacia dónde se va, estamos viendo cuáles son las opciones, desafortunadamente no hay certeza”.

Recordó que en 2015 se dio un arribo “atípico” de esta macroalga y que en 2018 se está repitiendo; “es una cantidad muy superior a la que normalmente ha llegado, es un fenómeno natural poco previsible”.

Pacchiano dijo que se tiene información que actualmente se está generando el mar una mancha mayor a la observada en 2015 y que no hay certeza de si las corrientes y el viento la llevarán a las costas mexicanas u otras partes del Caribe.

“Es un fenómeno que no sólo afecta a México, prácticamente todo el Caribe esta pasando por lo mismo”, apuntó.

Pacchiano indicó que el Gobierno mexicano ha buscado tecnologías para retirar el sargazo pero apuntó que existe pocas opciones y que además los barcos que pueden trabajar en el mar resultan costosos.

“La realidad es que hay poca tecnología, las pocas embarcaciones que pueden estar en el mar retirándolo todavía son caras y retiran poca cantidad por día”, comentó al recordar que Quintana Roo tiene 300 kilómetros de costas.

“No hay maquinaria en el mundo que alcance para poderlas traer aquí, incluso el tiempo de entrega más rápido eran seis meses, estarían llegando en noviembre”, explicó Pacchiano.

El ministro anticipó una reunión con académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para revisar otras alternativas para combatir a esta macrogalda.

Las investigadoras Marta García y Brigitta Ine Van Tussenbroek, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM en Puerto Morelos, Quintana Roo, consideran que el arribo masivo de sargazo puede suponer un desastre ecológico.

Van Tussenbroek señaló que la solución es frenarlo en sus lugares de origen: “el mar de sargazo original” cerca de las islas Bermudas.

El sargazo en las playas, por calentamiento en océanos: Mario Molina

Jessica Xantomila. La Jornada.

El premio Nobel de Química Mario Molina pidió que se trabaje con expertos para atender el problema del sargazo que llega a las playas del Caribe. Dijo que esta es una consecuencia del calentamiento de los océanos y se requieren medidas adecuadas que cuestan menos que el hecho de esperar a ver las consecuencias.

Explicó que es muy claro que el aumento de sargazo en las playas, sobre todo de Quintana Roo, es causado por elevar la temperatura y cambiarle la acidez a los océanos. Estamos cambiando las condiciones biológicas.

Molina señaló que para detenerlo se pueden poner barreras. Eso cuesta, pero es menos si tomamos las medidas anticipadas.

Ante a alumnos de nuevo ingreso de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que México debe seguir en ese papel de líder ”para asegurarnos de que el resto del planeta colabore y que todos trabajemos juntos” con el fin de atender el cambio climático.

Ya tenemos el acuerdo de París, entonces lo que hay que hacer es asegurarse de que se cumpla, pues el país es particularmente vulnerable a este problema.

El investigador pidió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador apoyar el desarrollo de las ciencias tanto básicas como calificadas.

Un reto muy grande –dijo– es preparar gente para la época moderna con trabajos de ingeniería de mayor nivel. La educación, añadió, es algo a lo que el gobierno tiene que ponerle mucha atención, sabiendo que algunos de los resultados son a corto plazo pero algunos implican inversiones a largo plazo importantísimas.

Sobre la propuesta de López Obrador de modernizar las refinerías y construir una nueva exhortó a que la promoción del desarrollo y la energía se haga de una manera sustentable, y las energías posibles de combustibles fósiles, pues hay que diseñarlas con un tiempo limitado, no hay que pararlas ya, repentinamente.

Explicó que el Centro Mario Molina ha realizado estudios debido a que no se pueden parar repentinamente todas las energías provenientes de combustibles fósiles, pues el país necesita gas, y el problema no es quedarse sin gasolina.

En el Auditorio Alfonso Caso de la UNAM, Mario Molina aconsejó a los estudiantes de primer semestre de la Facultad de Química no darse por vencidos, ser perseverantes y no olvidar su responsabilidad con la sociedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *