Inicio » Centro de Documentación » Análisis » Instrumentos de crédito y financiamiento para el sector rural

Instrumentos de crédito y financiamiento para el sector rural

ESTUDIOS E INVESTIGACIONES CEDRSSA. Cámara de Diputados.

Históricamente se reconoce que los productores han tenido una oferta limitada de servicios financieros necesarios para desarrollar la actividad agropecuaria. Por ello, el presente documento expone la evolución del marco jurídico del financiamiento en México, desde finales del siglo XIX hasta la fecha; describe el avance de la inclusión financiera en el sector rural; y muestra los diferentes instrumentos que se tienen actualmente para atender las necesidades de recursos de la población rural dedicada a las actividades agropecuarias.

El desarrollo de las diversas áreas de la economía de un país ha obedecido históricamente al financiamiento público y privado, cuyas acciones se han enmarcado en legislaciones que propician la creación de instituciones que regulan y promueven el dinamismo de los recursos financieros. A este arreglo institucional, se le conoce como sistema financiero el cual se encarga de administrar la asignación eficiente de recursos para facilitar procesos tales como la inversión y el ahorro, con el fin de alentar, además del desarrollo, el crecimiento económico nacional.

Es importante destacar que, a finales del siglo XIX, la actividad principal de la nación era la agricultura, que recibía muy pocos servicios financieros y sólo de algunas instituciones públicas como el Banco Mercantil Agrícola e Hipotecario, Nacional Monte de Piedad y el Ministerio de Fomento. En esa época, los créditos mayoritariamente se orientaron a la industria y el comercio, situación que se preserva hasta nuestros días.

El presente documento se divide en tres apartados: el primero expone la evolución del marco jurídico del financiamiento en México, desde finales del siglo XIX hasta la fecha; el segundo, describe la inclusión financiera actual en el sector rural, su integración y sus resultados; por último, el tercero, muestra los diferentes instrumentos de financiamiento que se tienen hoy en día para atender las necesidades de recursos de la población rural dedicada a las actividades agropecuarias; integrando una descripción de su accesibilidad a nivel territorial, institucional y de productor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *