jueves , 20 septiembre 2018
Inicio » Opinión » La economía digital marina

La economía digital marina

ALBERTO MUÑOZ. EL FINANCIERO.

La navegación marina se ha centrado desde los albores del comercio como un exclusivo medio económico. El origen mismo de la globalización se dio por la conquista del océano. El Reino Unido sostiene su grandeza por suCommonwealth of Nations principalmente por dominio marítimo. Una de las películas de mayor éxito mundial es Titanic. Los que llegaron tarde al cine quizás no repararon en el origen especulativo de la recuperación de la embarcación en el fondo del mar: dentro de todo el romanticismo de la película, fue el robot Jason el que dio con los restos y permitió rescatar parte de la historia. Hacerse a la mar es paradigmático, complejo y a veces, desafiante. La inmensidad del mar se antoja compararla con la del mismo universo: allá en el horizonte visible ambos se juntan, y si tenemos suerte, podemos ver que al parecer ahí terminan las estrellas, seguramente ahogadas ante la intensidad del mar.

Pocas empresas mexicanas han incursionado en el diseño y operación de tecnología para justamente, ofrecer seguridad, integridad y libertad para la navegación. Asimismo, hay pocas compañías en el mercado que permiten ofrecer incluso los denominados productos de datos, ese nuevo metal precioso que nos permite a los científicos computacionales inferir y generar información para el apoyo a la toma de decisiones. Entre más información, más nos iremos acercando a concebir sistemas de inteligencia artificial para generar valor en las soluciones tecnológicas.

Plenumsoft Marina es una de ellas y se encuentra actualmente desarrollando iniciativas en el área medioambiental para crear mecanismos de mitigación del cambio climático, así como en la generación de tecnologías para combatir, entre otras cosas, la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Navic es uno de sus productos que permite ofrecer algunas de esas características. En sus orígenes, fue concebido para ofrecer seguridad a los pescadores de la flota menor. Las pruebas iniciales se llevaron a cabo en el sureste mexicano, donde con el compromiso y apoyo de algunas cooperativas, se logró validar su efectividad en altamar.

Las instituciones involucradas -Cinvestav y Universidad Riviera- trabajaron de la mano con las empresas que llevaron a cabo el desarrollo tecnológico de la solución integral, desde el diseño del hardware básico hasta la integración de un modem satelital, las pruebas de resistencia al agua de mar, un sensor de calidad de agua y el desarrollo móvil para visualizar las trayectorias de las embarcaciones.

Desde el principio el producto ofrece visualización de aquellas zonas de relevancia donde gracias a la determinación conductual de las artes de pesca demuestran además, la existencia de cardúmenes importantes. Esa información, inaccesible a simple vista, no la tiene ni Obama.

Otro producto es la plataforma integral llamada Nadir la cual es desarrollada especialmente para la gestión eficiente de actividades operativas para productores pesqueros, plantas de procesos, importadores/exportadores y centros de acopio lo que permite cumplir con las recomendaciones internacionales y así acceder a mercados de alto valor agregado que demandan niveles altos de calidad.

México requiere el desarrollo de cada vez más empresas de base tecnológica que atiendan necesidades reales y con potencial de exportación. Nuestro país posee un inimaginable potencial de producción y necesitamos apoyar el crecimiento de empresas comprometidas con el desarrollo tecnológico nacional y sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *