sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Opinión » Leche y concentraciones de mercado 

Leche y concentraciones de mercado 

CARLOS MENA. EL FINANCIERO.

leche

Recientemente la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) inició dos investigaciones para determinar si se llevaron a cabo concentraciones ilícitas en el mercado de leche y comercialización de productos lácteos, donde desde hace tiempo se han identificado posibles problemas de competencia y concurrencia.

Las autoridades de competencia tienen entre sus funciones más importantes el control de fusiones, adquisiciones y otros arreglos que impliquen la concentración de empresas para que no dañen el proceso de competencia. En nuestro sistema, existen dos momentos para revisarlas, por un lado, ex ante, es decir, antes de que se realice la transacción si se rebasan ciertos umbrales establecidos en la ley o si los involucrados las notifican de manera voluntaria.

Por el otro lado, la revisión puede ser ex post, es decir, posterior al cierre de la operación, si éstas no hubieren sido notificadas; o habiéndose notificado, si se hubiera presentado información falsa o incumplido con las condiciones impuestas y se tienen indicios de que pudieran dañar la competencia. En estos casos, la autoridad debe realizar una investigación para determinar si una concentración es ilícita.

¿Qué podría suceder tras estas investigaciones? No solo se ordenaría la desconcentración de los negocios parcial o totalmente, también se podrían imponer multas hasta por el 8% de los ingresos de cada empresa participante. Asimismo se podría sancionar a las personas físicas que participaron en las operaciones e incluso a los fedatarios públicos. Adicionalmente, el hecho de la omisión de notificación de una concentración cuando legalmente debió hacerse, podría llevar a una multa de hasta 5% de los ingresos.

El inicio de los dos casos de concentraciones ilícitas en el mercado de leche y productos lácteos anunciados por la Comisión cobra relevancia por la importancia de dicho mercado. El sector agroalimentario representa grandes retos de competencia y es prioritario para el país pues sus precios repercuten especialmente en las familias de menores ingresos. De acuerdo con datos de la Cofece, en 2014 el gasto en productos lácteos de las familias mexicanas fue de 9% con respecto al total de su gasto en alimentos. La Cofece ha hecho notar ya el alto grado de concentración de la oferta en la etapa de procesamiento que contrasta con la baja concentración en los productores de leche bronca.

El Banco de México ha señalado en sus estudios económicos que es preocupante que en estos mercados, los precios finales suelen subir cuando suben los precios de los insumos, pero no bajan cuando hay descensos en los mismos. Tan solo entre 2005 y 2015, el incremento acumulado de los precios al consumidor de los productos lácteos fue de alrededor de 75%.

Los problemas en este mercado se agravan a nivel estatal, donde varias leyes ganaderas restringen el comercio de leche. Hay problemas claros en Hidalgo y Sinaloa pero quizá los casos más graves son Sonora y Baja California Sur, en donde los lecheros locales deciden la cantidad de leche que se introduce de otros estados del país. En algunos estados incluso existen comisiones o asociaciones que pueden opinar en materia de determinación de precios y márgenes con que se comercializará la leche, lo que podría dar lugar a prácticas monopólicas sancionables por la ley.

Se debe esperar el resultado de las investigaciones, pero desde ahora surgen algunas lecciones con estos asuntos. Por un lado, ante la duda de si ciertas fusiones o adquisiciones se deben notificar o no, se recomienda notificar a la autoridad antes de realizarlas, inclusive de forma voluntaria, algo que debería resonar entre algunos empresarios en el sector energía en estos momentos. Por el otro, la enorme posibilidad que se abre para combatir prácticas anticompetitivas con el uso de estas herramientas de revisión de concentraciones ex post cuando exista sospecha de que se puede dañar la competencia. Adicionalmente, como en tantas industrias, también ponen el foco en la necesidad de modernizar leyes estatales y federales para eliminar barreras innecesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *