Inicio » Opinión » Mañana audiencia en EU para jitomate mexicano, productores optimistas y arancel del 17.5% daño al campo

Mañana audiencia en EU para jitomate mexicano, productores optimistas y arancel del 17.5% daño al campo

ALBERTO AGUILAR. NOMBRES, NOMBRES Y…NOMBRES. EL HERALDO DE MÉXICO.

ENTRE LOS ASUNTOS complicados que están pendientes en la relación comercial de nuestro país con EU, está el de las exportaciones de jitomate, mismo que se arrastra desde hace tiempo y para el que esta semana será crucial.

Mañana será la audiencia en la Comisión Internacional de Comercio (ITC) para evaluar las condiciones con las que México lleva el jitomate a esa nación.

Los productores de Florida que acusan a México de “dumping” presentarán pruebas y nuestros agricultores harán lo propio.

Una resolución final de este asunto se conocerá en noviembre y eventualmente el próximo 7 de mayo podría restablecerse un arancel del 17.5%.

En esa fecha vence el Acuerdo de Suspensión, mecanismo que se ha utilizado desde hace 23 años para evitar la aplicación de ese gravamen.

El acuerdo debió refrendarse desde mayo del 2018, pero no se hizo porque México, EU y Canadá negociaban el T-MEC que aún debe ser ratificado en el contexto de las elecciones en ese país, en las que Donald Trump busca reelegirse.

Por parte de los productores de tomate del país hay optimismo de poder presentar mañana en el ITC argumentos sólidos que los eximan de un nuevo Acuerdo de Suspensión, lo que permitirá un mercado libre sin condicionamientos.

Obvio tampoco ven con malos ojos renovar un nuevo convenio, mecanismo que ha permitido crecer a México, al grado de que el jitomate nacional ya significa el 60% del consumo estadounidense y un valor comercial de 5 mil mdd.

De ahí la presión de los grandes productores de Miami que hoy aprovechan el entorno proteccionista que hay en EU.

La fijación de aranceles al jitomate tendrá al final de cuentas un costo para el consumidor de EU, puesto que ahora mismo ningún otro país podría sustituir los envíos mexicanos.

En las negociaciones con EU que se arrastran desde finales del 2017, participan la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC) que preside Oscar Woltman, CAADES representada aquí por Antonio Beltrán y el Consejo Agrícola de Baja (CABC) que preside Salvador García.

En este tiempo nuestros tomateros sólo se han podido reunir con el Departamento de Comercio que lleva Wilbur Ross en una sola ocasión.

La semana pasada recibieron el espaldarazo del gobierno mexicano con una carta que enviaron al Departamento de Comercio suscrita por Graciela Márquez de ECONOMÍA y la subsecretaria Luz María de la Mora.

Aunque el acuerdo este entre particulares, la propia Presidencia vía Alfonso Romo sigue de cerca al expediente al igual que Víctor Villalobos de SAGARPA.

La eventual imposición de aranceles a nuestro jitomate claro que tendría sus repercusiones para muchas de las 600 compañías que son parte del convenio.

Si bien hay 5 ó 6 grandes productores nacionales y un 60% aporta el 10% de los 2 mil 200 mdd que se exportan, hay muchos pequeños agricultores de Oaxaca o Chiapas que no podrán competir.

En BC que justo por estas fechas inicia la cosecha, dada la incertidumbre, podrían reconvertirse a pepino, pimiento, berenjena, berries. Los de Sinaloa que ahora terminan tendrán más tiempo para evaluar al igual que El Bajío.

Hay el riesgo de impactar a 460 mil empleos directos, y otro millón indirecto involucrados en la cadena.

Así que EU deberá decidir si prefiere mantener el tomate mexicano o bien si sus restricciones motivan más migrantes, el caso lógico en lo que hace a BC.

Como quiera semana crucial para las exportaciones mexicanas de jitomate a EU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *