Inicio » Centro de Documentación » Mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la Entrega de Precios de Garantía en Encarnación de Díaz, Jalisco

Mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la Entrega de Precios de Garantía en Encarnación de Díaz, Jalisco

SALA DE PRENSA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA.

Versión estenográfica del discurso del presidente de México en Jalisco.

ENCARNACIÓN DE DÍAZ, Jalisco. Amigas, amigos de Jalisco, de Encarnación de Díaz:

Me da gusto estar con ustedes, voy a tratar de ser breve, ir al grano, porque hay mucho sol y no hace falta hablar mucho.

Decirles que estamos llevando a cabo una transformación en el país, ya no más de lo mismo; no se decidió el 1º de julio del año pasado por un cambio de gobierno, sino por un cambio de régimen.

Y eso significa acabar, desterrar la corrupción, que es el principal problema de México, el cáncer que estaba destruyendo a nuestro país.

Por eso no había crecimiento económico, ni empleo, ni bienestar, ni paz, ni tranquilidad, porque, aunque México tiene muchos recursos naturales, muchas riquezas, un pueblo bueno, honesto, trabajador, todo se iba por la borda debido a la corrupción que imperaba.

Nada más les doy un dato, hicieron los de Transparencia Internacional una encuesta y de 170 países en el mundo que fueron encuestados, de 170, México ocupó el año pasado el lugar 136 en corrupción. Una vergüenza, por eso no sale adelante el país.

Pero afortunadamente ya se dieron estos cambios y vamos a acabar con la corrupción y vamos a acabar con la impunidad. Me canso ganso.

Y saben que hay que acabar con la corrupción, no sólo por razones de índole moral, que eso sería más que suficiente. Moralizar a México.

Pero también hay que acabar con la corrupción porque es mucho el dinero que se desperdicia o que va a parar a unas cuantas manos; si no hay corrupción no hay necesidad de aumentar impuestos, ni de crear impuestos nuevos, ni de gasolinazos, ni de endeudar al país.

Alcanza el presupuesto con un gobierno honesto y austero, que también se acaben los lujos en el gobierno.

Ya les puedo informar a ustedes que se bajaron los sueldos de los altos funcionarios públicos.

¿Saben cuánto ganaba, por ejemplo, el director del Infonavit?

Setecientos mil pesos mensuales.

Y así los altos funcionarios públicos.

Ya eso se terminó, ya el avión presidencial está en California en venta, yo no me voy a subir a ningún avión presidencial, no voy a ser igual que los anteriores gobernantes.

Y vamos a vender toda la flotilla de aviones y de helicópteros del gobierno.

Se acaban los lujos, no puede haber gobierno con pueblo pobre.

Todo esto nos va a permitir liberar muchos fondos para el desarrollo.

Por eso estamos aquí, en Encarnación de Díaz, iniciando este programa de Apoyo a Productores de Leche, que tiene un gran significado, está tomándose la decisión de apoyar a los productores del campo, porque no sólo imperó la corrupción, sino que aplicaban una política para favorecer a productores del extranjero.

Con el Tratado de Libre Comercio se puso a competir al productor nacional con el productor del extranjero, en condiciones de desigualdad, porque el productor del extranjero recibe subsidio, créditos baratos, apoyos de sus gobiernos y el productor en México quedó abandonado a su suerte.

¿Saben qué decían estos tecnócratas corruptos cuando iniciaron esta política de abandono al campo?

Que en un mundo globalizado no había necesidad de fomentar las actividades productivas, de fomentar el campo, porque se podía comprar en el extranjero lo que se necesitara.

¿A dónde nos llevaron con esa política?

A que ahora estamos comprando todo lo que consumimos.

Compramos maíz, esa bendita planta es originaria de México y ahora México es el país que más maíz compra en el extranjero.

Compramos frijol, compramos arroz, compramos carne de res, carne de cerdo, compramos leche, compramos gasolinas, tenemos petróleo, pero se vende la materia prima, y compramos las gasolinas. Es como si vendiéramos naranja y compráramos jugo de naranja.

Por la política que han venido imponiendo se abandonó al campo.

Por eso ustedes son como héroes, porque resistieron todo este periodo y siguen produciendo a pesar de los pesares. Ahora va a cambiar esa política.

Para justificar el abandono al campo satanizaron la palabra subsidio, cuando en otros países se apoya y se subsidia al productor.

En Estados Unidos el que produce leche recibe del gobierno el 70 por ciento de su costo de producción como subsidio y lo mismo en Canadá, y en los países de Europa, el que tiene una vaca, que tiene una res, el gobierno le da un subsidio para que produzca. Aquí nada.

Entonces, vamos ahora a regresar a apoyar al campo.

Lo único que les pido a todos es que se cuide mucho que el apoyo llegue a los productores, que no se quede en manos de intermediarios, de coyotes y mucho menos que se lo roben los funcionarios públicos.

Que todos cuidemos, que todos hagamos el acuerdo, el pacto, de poner por delante la honestidad como forma de vida, como forma de gobierno, nada de chanchullos.

¿Cómo vamos a ir a los templos, cómo vamos a ir a la iglesia si no estamos actuando con honestidad?

No seríamos buenos cristianos.

Tenemos que actuar con rectitud, con integridad, ya que se acabe la corrupción, nada de que el que no tranza no avanza, nada de eso, o que hay que triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole.

No, sólo siendo buenos podemos ser felices, tenemos que fortalecer valores culturales, morales, espirituales. Eso también es la Cuarta Transformación de la vida pública del país.

Vamos en este caso a apoyar con precios de garantía al productor de maíz, de frijol, de arroz, de trigo y al productor de leche, ocho pesos 20 centavos por litro al productor. Vamos a empezar con los pequeños, con los medianos productores.

Pero el propósito es ser autosuficientes en producción de leche, ya no comprar la leche en el extranjero.

Entonces, si es necesario va a mantenerse este precio para todos los productores para que podamos aumentar la producción.

Tenemos que apoyar las cuencas lecheras como esta de Los Altos de Jalisco, que es muy importante y también apoyar otras regiones de México donde hay potencial para producir leche, sobre todo en el sureste.

¿Por qué?

Porque hay agua, no es lo mismo producir leche en La Laguna, que producir leche allá en la cuenca del Usumacinta.

Todo eso lo tenemos que tomar en cuenta, pero en el caso de Los Altos de Jalisco todo nuestro apoyo.

Vamos a garantizar que no les falte un buen precio a los productores.

Miren, para el rescate del campo se pensó en muchas cosas, pero al final se decidió en garantizar un buen precio, porque si hay buen precio la gente ve cómo consigue recursos, cómo consigue el tractor, cómo ara la tierra, cómo siembra, cómo compra los insumos, siempre y cuando es bueno el precio.

Entonces, el eje de la política para fomentar la producción en el campo es garantizar buenos precios al productor.

Eso es lo que estamos iniciando aquí, en Los Altos de Jalisco.

Y yo le pido al licenciado Ignacio Ovalle, que es el encargado de este programa, que estén pendientes, que se puedan revisar, depurar los padrones, para que no haya huachicoleo en todo lo que tiene que ver con la leche.

No queremos huachicol, ni arriba, ni abajo, en nada.

Vamos a apoyar a los productores y también vamos a llevar a cabo un plan para el bienestar de todo el pueblo.

Ya aquí, en ´la Chona´, aquí en Jalisco, ya todos los adultos mayores, la mayoría, ya está recibiendo su pensión, ya no mil 160 pesos como era hasta diciembre, ahora son 2 mil 550 pesos, porque ese fue el compromiso.

Y también este apoyo ya lo están recibiendo, porque no eran tomados en cuenta, los pensionados del Issste, del Seguro.

Y es muy satisfactorio poderles decir que todas las niñas, todos los niños con discapacidad van a tener también una pensión de dos mil 550 pesos.

Y vamos a entregar becas para primaria, secundaria, a estudiantes de familias de escasos recursos económicos, todos los que estudian preparatoria aquí en la ´Chona´, que son como 800, van a recibir mil 600 pesos cada dos meses, todos los estudiantes de nivel medio superior.

Los que estudian en la universidad de familias de escasos recursos, dos mil 400 pesos mensuales.

Y vamos a apoyar también con créditos a palabra, ahora que venía saludando una artesana de aquí me entregó su trabajo, una pieza bellísima, una artesanía, un tejido.

Bueno, todos los artesanos, pequeños productores, comerciantes, que necesiten un crédito, van a tener ese apoyo, van a tener un crédito para comprar su mercancía, para comprar sus herramientas, para lo que les haga falta.

Un crédito de seis mil pesos, poquito porque es bendito, pero ese crédito de seis mil va a ser sin intereses.

Se entregan los seis mil pesos, pasan tres meses y al cuarto mes empiezan a abonar 500 pesos mensuales; terminan de pagar los seis y en automático 10 mil; terminan de pagar los 10 mil y 15 mil; terminan de pagar los 15 mil y 20 mil. Tandas para el Bienestar, se llama.

¿Para cuántos?

Para todos los que lo necesiten, porque el pequeño productor, el pequeño empresario, el pequeño comerciante no es sujeto de crédito o les dan crédito los bancos y cuando consiguen crédito es con agiotistas y tienen que pagar 100, 200 por ciento de intereses.

Por eso es este programa, para que se den pequeños créditos.

También todos los jóvenes de la ´Chona´, de Jalisco, que estén desempleados, que ya no están estudiando, van a ser contratados, se les va a dar trabajo como aprendices, van a tener sus tutores.

Un lechero puede ser tutor si tiene un joven en la familia que no tiene trabajo o conoce un joven en su pueblo que no está trabajando.

A ver, vente, te voy a enseñar para que seas productor de leche, te voy a enseñar lo que es la producción. Te vas a tener que levantar, eso sí, un poco temprano.

Ahí vas a estar conmigo, te voy a enseñar y el gobierno, con dinero del pueblo, con dinero del presupuesto, le va a pagar a ese joven mientras se está capacitando, tres mil 600 pesos mensuales.

¿Para cuántos jóvenes así?

Para todos los que no tengan trabajo, porque es mil veces mejor tener a los jóvenes estudiando y trabajando que tenerlos en la calle.

El tutor puede ser un maestro carpintero, un maestro mecánico, ya lo dije, un lechero, un comerciante y ese tutor no sólo se le va a enseñar al joven el oficio, sino también lo va a estar orientando para que siga el camino del bien, que no tome el camino de las conductas antisociales.

Para todos los jóvenes de México están autorizados 44 mil millones de pesos, para este programa Jóvenes Construyendo el Fututo. Nunca más le vamos a dar la espalda a los jóvenes.

¿Por qué padecemos de tanta inseguridad y de tanta violencia?

Porque se abandonó el campo, porque no se crearon empleos, porque se desintegraron las familias, la gente tuvo necesidad de irse a buscar la vida a otras partes y hubo muchos problemas de desintegración en las familias, los jóvenes fueron creciendo solos sin la tutela de los padres, se abandonó a los jóvenes.

Pues ya no, ahora vamos a que haya producción, que haya trabajo, que haya bienestar, atención a los jóvenes, para así ir serenando al país, la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

Yo estoy seguro que con estos planes poco a poco vamos a ir disminuyendo la incidencia delictiva y va a regresar la paz y la tranquilidad en Jalisco y en todo el país.

Me dio mucho gusto estar aquí, dije que no iba a hablar mucho y ya me estoy picando, pero ya termino.

Nada más agradeciéndole al ciudadano gobernador Enrique Alfaro por su apoyo, por su colaboración, por su respeto.

Tenemos que ir juntos, todos, a la transformación de México, nada de pleitos, tenemos que unirnos.

La Cuarta Transformación significa también la reconciliación nacional.

Muchas gracias por participar en esta asamblea.

Nos vamos a seguir encontrando, porque voy a regresar a Los Altos para evaluar cómo va el Programa de Apoyo a los Productores de Leche, voy a estar visitando siempre Los Altos de Jalisco.

¡Que viva Encarnación de Díaz!

¡Que viva Jalisco!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *