Inicio » Carrusel » Mosca de la fruta afecta producción de mango en Hunucmá

Mosca de la fruta afecta producción de mango en Hunucmá

VERÓNICA MARTÍNEZ. POR ESTO!

Sólo se vende en ese municipio.

HUNUCMA, Yucatán. “El mango de Hunucmá es manila blanca, es apreciado y su sabor es especial; si te llevas la mata a Oxkutzcab o a otro municipio no va a saber igual porque tenemos el suelo lajoso, pero el manto freático a 3 metros y la playa a unos cuantos kilómetros. Sabemos lo que tenemos, pero las autoridades no y estamos por perder todo, en 5 años ya no habrá mango, ahorita ya no sale nuestro mango por la mosca de la fruta”, relató José Isabel Canul Uicab.

Entrevistado en su huerto, el hombre de campo recordó que desde hace 8 años la producción de mango de Hunucmá dejó de venderse fuera del municipio, ya que los compradores detectaron las secuelas de la mosca de la fruta, “vieron gusano en la fruta y dejaron de venir”.

Cada año la producción va siendo menor, ya que en esta cabecera municipal la cosecha de mango se da en las parcelas o en los patios de las casas, son pocos los productores con huertos específicos de mango.

Mango muy atractivo

“Para donde voltee verá matas de mango en los patios y en las parcelas; véalo, se combina con mamey, guayaba, caimito, con otras frutas, pero aún así de combinado llegamos a cosechar bastante mango, tanto que alcanzó muy buen precio y por eso yo le entré con estas 40 matas en media hectárea, porque la caja llegó a venderse en 150 pesos, era atractivo tener mango.

“Pero el mango necesita que le controles a la mosquita de la fruta, al gusano, y eso es con fumigaciones, hay fumigaciones orgánicas, pero para controlarlo se necesita hacerlo en todo Hunucmá y monitorearse, y eso lo debe pedir el Ayuntamiento con recursos de los productores; eran 5 pesos por mata, más el proyecto que pida el Ayuntamiento, más el Cesvy, los de Sanidad Vegetal de la Federación, pero nuestro Ayuntamiento no lo pidió , y aunque fumiguemos cada uno, en 5 años ya no habrá mango”, vaticina Canul Uicab.

De acuerdo con estadísticas de la Sagarpa y las versiones de productores, Hunucmá en el año 2007 registraba una producción de 280 toneladas de mango en 100 hectáreas.

Sin embargo, en el año 2012 reportó sólo 5 hectáreas y en el 2017 apenas 4 hectáreas.

Se necesita la certificación

“Para poder vender el mango afuera de Hunucmá se necesita tener la certificación de estar libres de la mosquita de la fruta, que es una mosca que ova en la fruta, las larvas consumen la pulpa, al caer la fruta el gusano se incrusta en la hojarasca y sale en mosca, y vuelve a empezar. Para estar libres necesitamos 9 años consecutivos de fumigaciones y que se monitoree, que se lleve un control de incidencias y eso lo hace el Cesvy.

“Pero el Cesvy no puede entrar así nada más, el Ayuntamiento debe pedirlo a través de un proyecto que justifique la importancia de la fruta y desde luego es importante, pues prácticamente en Hunucmá todos tienen una mata de mango, de la que bajan de perdido 80 cajas de la fruta”, relató Manuel Canul Canul.

El joven productor destacó que se llevaban 6 años con la fumigación continua por parte del Cesvy, ya que la autoridad municipal lo solicitó en dos periodos diferentes.

Sin embargo, en el último periodo de alcaldía no se solicitó y se perdió el control de la fumigación.

“La única manera de sacar este cultivo adelante es con la fumigación, hay opciones orgánicas para hacerlo, de esta forma volverán los camiones a comprar a la orilla de la huerta o la parcela el mango en cada temporada, como hace 5 años, y hasta podríamos pensar en vender a otros Estados, en Hunucmá es el único lugar en el que no se tiene un plan de control de plagas y enfermedades como se hace en el cítrico. Fuimos hace 15 años el primer lugar en producción de mango y ahorita estamos por dejar el cultivo, porque no se siguió el plan de fumigación”, recordó.

Enfatizó que, aunque algunos productores han seguido fumigando por su cuenta, el control de la mosca no es posible: “De nada sirve que yo fumigue si el otro no lo hace. Antes la Sagarpa hacía un control de mata por mata y ahora nada, además al Ayuntamiento no le interesa, no hay interés por parte de las autoridades y, si no se hace nada, en 5 años ya no habrá mango”, insistió.

Fumigación pareja

Valenciano Canul Canul coincidió en que la cosecha y venta de mango ya no es como antes, pues desde hace 8 años los compradores empezaron a dejar de comprar la fruta por la presencia de la mosca.

“Se necesitan tres vueltas de fumigación al año y que se monitoree, pero eso ya no ocurre, cada uno fumiga, pero no todos, y la fruta se echa a perder, por eso ya no es como antes, se vendía bastante mango, a 150 pesos la caja, pero luego cayó a 40 pesos, nadie quería comprar, se tenía que botar el mango. Yo sigo teniendo unas 60 matas que se fumigan, para abril y mayo vamos a cosechar, pero todo se queda en Hunucmá, no sale”, comentó el hombre de campo.

Los productores coincidieron en que el mango significaba un ingreso adicional para las familias, pero que paulatinamente han ido perdiendo, porque aunque los árboles se ven cargados de frutas, muchos pierden la cosecha por la presencia de los gusanos.

“Ya hay temor. Los compradores a menos que te conozcan y se las sepan muy bien, se arriesgan a comprarte. Ellos dudan en comprar, tienen que ver que fumigues y tener confianza para comprarte, porque si les sale gusano ellos pierden. Se necesita la participación de todos, como antes: de productores, autoridades federales, estatales y municipales”, dijeron.

Se debe fumigar tres meses antes de la cosecha y hoy los mangos de esta cabecera municipal ya tienen fruta colgando o están floreando.

“La mosca perjudica todo, el mango, el mamey, todo, se necesita controlar. De antes había tres brigadas, ahora no hay nada, estamos por perder todo”, concluyeron.

Mango de Hunucmá desapareció de los mercados meridanos

Los comerciantes de la Central de Abastos de Mérida, del mercado Lucas de Gálvez, del San Benito y de la Casa del Pueblo confirmaron ayer que desde que la mosca de la fruta afectó la producción de mango manila blanca, en Hunucmá ya no lo comercializan.

—“Uy, no, el mango local de Hunucmá ya ni lo esperamos, el gusano de la mosca lo afectó, ya no se vende, puro mango de Chiapas y Oaxaca, de otros lados, el local ya no”, relataron comerciantes de esos mercados.

POR ESTO! publicó ayer el testimonio de productores de mango en Hunucmá, quienes señalaron que, por la falta de fumigaciones y control de la mosca de la fruta, ha ido mermando la producción al grado de que pronostican que en 5 años ya no habrá esa fruta.

“Los de Hunucmá no venden acá, ellos ni representación tienen en la Casa del Pueblo; para estar aquí necesitas estar organizado y los que están organizados pueden entrar y Hunucmá nunca se ha organizado”, dijeron comerciantes de la Casa del Pueblo.

En el caso del mercado Lucas de Gálvez y el San Benito, los comerciantes relataron que hasta hace 4 ó 5 años, los productores llegaban de madrugada a vender el mango que cosechaban en abril o mayo.

Sin embargo, dejaron de hacerlo: “Mango local ya no hay, ése ya no llega acá, el de Hunucmá ya no llega, puro de Oaxaca o Chiapas, no figura el de Hunucmá, ya no se vende, no lo traen, eso sí quién sabe por qué, pero ya no lo traen acá”, dijeron comerciantes de los mercados.

En la Central de Abastos, los comerciantes saben que el problema de la mosca de la fruta ha ido limitando a los productores de Hunucmá: “ese mango de Hunucmá tiene la mosca de la fruta, así no se puede comprar, porque si lo vendes así, el cliente no lo quiere y tu pierdes, por eso ya no se compra y ya ni lo esperamos por acá; dejaron de fumigar y están desapareciendo”, relataron.

La cosecha del mango manila blanca de Hunucmá se da a partir de abril, mayo y junio; el municipio fue el primer lugar en producción de mango en el Estado hace 15 años, pero hoy está al borde de la desaparición.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *