Inicio » Noticias » Nacionales » Participó la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, en el U.S.–Mexico CEO Dialogue

Participó la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, en el U.S.–Mexico CEO Dialogue

COMUNICADO DE PRENSA SECRETARÍA DE ECONOMÍA.

La Secretaria de Economía, Graciela Márquez, participó en la undécima Reunión del Diálogo Empresarial México-Estados Unidos (U.S.–Mexico CEO Dialogue) que se llevó a cabo en Mérida, Yucatán.

Sostuvo una reunión de trabajo con Wilbur Ross, Secretario de Comercio de Estados Unidos.

MÉRIDA, Yucatán. Junto con su homólogo estadounidense, Wilbur Ross, compartió, ante más de 60 altos ejecutivos de México y Estados Unidos, su perspectiva sobre el comercio bilateral y el estado que guarda el proceso de ratificación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), al tiempo que reiteró la importancia de continuar trabajando estrechamente con el sector privado para impulsar una agenda común, particularmente con miras a su ratificación.

Destacó igualmente el proceso de aprobación de la reforma laboral en el Congreso en México, lo que es congruente con los compromisos que México asumió en la negociación del T-MEC.

En el marco de esta reunión, la Secretaria Márquez sostuvo un encuentro de trabajo con el Secretario Ross, en el que abordaron temas relevantes de la relación bilateral y acordaron elaborar una agenda de cooperación con el objetivo de trabajar en iniciativas que fortalezcan la relación entre ambos países. Ambos funcionarios coincidieron en la importancia de fortalecer el desarrollo de la fuerza laboral e impulsar misiones comerciales de diferentes sectores.

Sobre el acceso al tomate mexicano a los Estados Unidos, la Secretaria solicitó al Secretario Ross continuar las negociaciones entre el Departamento de Comercio (DoC) y los productores de tomate de México para alcanzar un acuerdo a la mayor brevedad. Se acordó que el DoC seguirá abierto a negociar un acuerdo que beneficie los intereses de ambas partes.

La Secretaria Márquez destacó la preocupación del Gobierno de México con respecto a los cierres parciales y reducción de personal en los cruces fronterizos que han afectado los flujos comerciales. Solicitó al Secretario Ross dar una pronta solución a esta situación que está dañando a las exportaciones mexicanas.

Los Secretarios comentaron la Iniciativa para la Sustentabilidad del Norte del Golfo de California promovido en marzo por el Gobierno de México y que constituye un esfuerzo integral entre varias dependencias de la Administración Púbica, entre ellas la CONAPESCA. La iniciativa permitirá atender preocupaciones por la sustentabilidad en la región del Golfo de California y así mitigar cualquier riesgo de un embargo a productos de la pesca mexicana.

La Secretaria Márquez también reiteró la necesidad de que Estados Unidos elimine la aplicación de las medidas arancelarias al acero y al aluminio bajo la Sección 232 de la Ley de Comercio de ese país de 1962. Reiteró que México no es una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos, por lo que la medida debe retirarse. 

Propuso avanzar en una agenda que profundice la integración bilateral a través de la creación de un Diálogo Económico Estratégico en los que se atiendan temas de competitividad, inclusión, innovación, promoción de misiones comerciales, entre otros.

Asimismo, la Titular de Economía se reunió con diversos CEOs de empresas participantes para fortalecer los programas emblemáticos de la Secretaría de Economía.

Por último, la Secretaria Graciela Márquez acompañó al Presidente López Obrador, como testigo, en la ceremonia de firma de un acuerdo de colaboración que suscribieron los sectores privados de México y Estados Unidos.

El U.S. Mexico CEO Dialogue fue creado en 2013 por iniciativa del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en México y de la Cámara de Comercio de EUA (USCOC) con el objetivo de fortalecer los lazos económicos y comerciales entre los dos países, así como aumentar la integración y competitividad en la región de América del Norte. Convoca a los líderes del sector privado de ambos países agrupados en dichos organismos empresariales, con negocios e inversiones en ambos países, para hacer recomendaciones a los gobiernos sobre políticas públicas prioritarias en materia de comercio bilateral, inversiones y promoción de la competitividad regional.

Los esfuerzos del CEO Dialogue se enfocan en áreas que permiten impulsar la competitividad en América del Norte, incluyendo la colaboración en materia de facilitación comercial, optimización de los flujos comerciales en la frontera y la integración regional.

Firma del Acuerdo entre los Sectores Privados de México y Estados Unidos

Versión estenográfica del evento realizado en Mérida, Yucatán

MODERADOR: Buenas tardes.

Se agradece la disposición de todos los participantes en el Diálogo de CEOs México-Estados Unidos que, en su parte final, cuenta con la presencia del presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, el licenciado Andrés Manuel López Obrador, a quien reiteramos nuestra más cordial bienvenida.

Gracias, señor presidente.

Le acompañan el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, don Carlos Salazar Lomelí.

Agradecemos la presencia del señor Thomas Donohue, CEO de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Bienvenido el secretario de Comercio de los Estados Unidos, señor Wilbur Ross.

Gracias a la presencia del secretario de Relaciones Exteriores del Gobierno de México, licenciado Marcelo Ebrard Casaubon.

Se encuentra con nosotros el gobernador constitucional del estado de Yucatán, el licenciado Mauricio Vila Dosal.

Gracias a la secretaria de Economía del Gobierno de México, Graciela Márquez Colín.

Señor Larry Fink, presidente y fundador de BlackRock.

Bienvenida la secretaria de Energía del Gobierno de México, Rocío Nahle García.

El señor Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia.

Gracias a la presencia del presidente y CEO de Kansas City Southern, Patrick Ottensmeyer.

Se agradece la participación del subsecretario de Energía de los Estados Unidos, Dan Brouillette.

Así como del vicepresidente del Consejo Coordinador Empresarial-Tenaris, Guillermo Vogel Hinojosa.

Escuchemos a continuación las palabras que nos dirige el licenciado Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores del Gobierno de México.

MARCELO EBRARD CASAUBON, SECRETARIO DE RELACIONES EXTERIORES: Señor presidente, señor secretario de Comercio, señor presidente de la American Chambers Commerce, Thomas Donohue, y del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar.

Muy distinguidas y distinguidos compañeros de gabinete, aquí presentes, señoras y señores integrantes del CEO Dialogue.

De manera muy breve decirle, señor presidente, que hemos tenido muy buen diálogo, como dice el nombre del evento, quizá un poco apresurado, hemos tenido que resumir todas las presentaciones y ponencias, hemos tenido una participación muy relevante en los temas más relevantes, los que más nos interesan, los que más nos preocupan. Y lo que le puedo decir es que encontramos un buen ambiente, un muy buen ánimo.

El día de ayer hicimos un brindis para decir que la instrucción que usted nos dio, y con esto termino, es que organicemos la mejor relación que ha tenido México con Estados Unidos en las últimas décadas en estos próximos seis años.

Y que para ello escucháramos a las y a los empresarios aquí presentes que, a raíz de la firma del Tratado de Libre Comercio, y gracias a sus esfuerzos, han organizado uno de los circuitos económicos más poderosos del mundo.

Y se ha tenido éxito, bueno, que escucháramos, que intercambiáramos y que apoyáramos los puntos de vista que aquí se han manifestado, que se han puesto sobre la mesa. Y así lo hicimos, de manera que vamos a trabajar junto con el sector privado.

Y estoy seguro que vamos a lograr que, sí, dentro de seis años podamos decir: fueron los mejores seis años en la relación México-Estados Unidos.

Muchas gracias a todas y a todos.

Y misión cumplida, señor presidente.

MODERADOR: Gracias, señor canciller.

Acto seguido, corresponde escuchar la intervención a cargo del señor Larry Fink, presidente, director general y fundador de BlackRock.

LARRY FINK, CEO DE BLACKROCK: Señor presidente, es un honor tenerlo aquí el día de hoy.

Muchas gracias.

Quiero también agradecerle al secretario Ebrard por organizar esta reunión.

Muchas gracias a todos ustedes por tenerme aquí el día de hoy.

Conocí al presidente López Obrador por primera vez el año pasado y descubrimos que los dos tenemos estudios en ciencias, en la universidad, seguramente él aprendió mucho más que yo.

Gracias, señor presidente, por recibirnos.

Yo crecí en Los Ángeles rodeado por contribuciones sociales y económicas de México y mexicoamericanos.

Llegué a México por primera vez en 1971. Cuando estaba en la universidad, en realidad llené mi mochila y me vine de Los Ángeles, California, hasta la Ciudad de México, y me enamoré de México en aquella época y mi entusiasmo nunca ha desaparecido.

Así que para alguien con tanto afecto por este país me siento muy triste por toda la tensión que ha surgido entre nuestros países.

Somos vecinos, debemos jugar un papel muy importante en el crecimiento económico de ambos, somos parte de la región económica más importante del mundo, América del Norte, y mientras hay distintas necesidades, todo lo que daña la oportunidad económica, todas estas cosas puede hacer que no funcionen bien las cosas y a los inversionistas esto nos lleva a ver lo que verdaderamente es posible, porque las posibilidades entre ambos países son inmensas.

Yo creo que como un paso clave en este proceso es que las compañías reciban un propósito, un sentido de propósito enorme comprometiéndose con el mercado mexicano.

Al recibir este propósito y compromiso todos los países, las empresas pueden jugar un papel muy importante en profundizar las relaciones de estas dos grandes naciones.

La manera en que tratamos a los empleados, cómo manejan la sustentabilidad de sus negocios ya sea que respeten y participen con las comunidades y los países donde operan su estrategia para la creación de valor a largo plazo.

El propósito de BlackRock como empresa es que cada vez más y más personas experimenten el bienestar financiero. Nosotros manejamos tres mil millones de dólares en activos, dos terceras partes de este dinero es dinero para la jubilación.

Hay otros dos aspectos en nuestro trabajo de México, primero que nada, hay muchísimas oportunidades de inversión que vemos en México en todo un rango de industrias.

Nuestras inversiones en México, las cuales hacemos a nombre de los clientes, nos ayudan a contribuir al crecimiento económico de México, poder atender a nuestros clientes y nuestros clientes en todo el mundo.

El segundo aspecto es el compromiso directo con los inversionistas mexicanos, ayudarles a alcanzar un futuro financiero mejor.

En septiembre pasado tuvimos la fortuna de poder trabajar con Citibanamex para poder profundizar nuestra conexión con los inversionistas mexicanos.

Nosotros invertimos con ellos y es la inversión más grande los mercados emergentes y esto habla de la confianza en el potencial a largo plazo de México.

Queremos contribuir a un México más inclusivo, uno que crezca en una prosperidad que se comparta en toda la población y que no solamente la disfruten unos cuantos, sino que puedan planear para el futuro las personas para poder llegar a más oportunidades, a que más mexicanos alcancen sus objetivos individuales, porque un México más inclusivo es un México más fuerte, así como unos Estados Unidos más inclusivo los hace más fuerte.

Para poder crear una sociedad más próspera en México y demandar o exigir unas mejores relaciones trasnacionales debemos ayudar a mejorar el sector privado y público, esta relación, este tipo de liderazgo que vine de las empresas.

Al sentarnos, por un lado, solamente y quedarnos viendo solamente amplía la brecha, pero las empresas como nosotros deben de mantener una mente abierta, un corazón abierto a las necesidades y exigencias de la sociedad.

Todos los días tenemos que aprender que tenemos que poder operar y demostrar nuestros valores a la sociedad. Necesitamos encontrar un punto en común.

De manera similar los gobiernos deben de crear unas bases donde las empresas puedan contribuir de manera productiva con la sociedad, y esto nos lleva a tomar los pasos importantes recientemente.

Un ejemplo es el trabajo para digitalizar y formalizar la economía en México, solamente el 47 por ciento de los ciudadanos mexicanos tienen cuentas bancarias, y esta falta de una economía formal hace más lento el progreso económico, la habilidad de poder hacer inversiones, de tener acceso a créditos. Todo esto nos detiene el poder ahorrar para la educación de un nieto, por ejemplo.

Aquí es donde el sector privado tiene un papel indispensable a jugar para llevar la innovación, para poder dar los servicios, para que los mexicanos puedan llegar a una mayor prosperidad.

También es un área donde necesitamos verdadera cooperación entre el sector público y privado, así como la economía formal se va construyendo, los servicios financieros tienen una relación productiva con todos los mexicanos.

Al final del día, el objetivo no debe ser solamente crear oportunidad, no solamente gastar recursos, sino más allá, darles a los ciudadanos mexicanos las herramientas que necesitan para crecer o para ahorrar para el futuro.

Las verdaderas oportunidades van a ser la clave para un México más fuerte en una economía en que el gobierno tiene un gran potencial de introducir reformas, y yo les digo que debe de haber una comunicación cercana entre sector privado y el gobierno mientras avanzan, ya sea en la banca, en la energía, en planes de jubilación o en la educación.

El presidente ha dejado muy claro que quiere ver un mayor sentido de responsabilidad por parte del sector empresarial, y las empresas necesitan recibir inversión, invertir en las comunidades, sentirse parte de las comunidades donde trabajan.

Admiro al presidente y la manera en la que le da voz a todas las necesidades de los ciudadanos mexicanos.

Tiene y siempre ha tenido un gran compromiso para ayudar a la prosperidad de las personas, independientemente de donde vivan, de cuál es su historia, quiénes son sus padres y en quién se conviertan.

La habilidad del presidente de darle una voz a los mexicanos es sumamente importante y puede ayudarnos a todos a poder entender cómo funcionar mejor en México como negocios.

Necesitamos encontrar un sitio en común, porque México, y todo esto depende en suelo fértil para los negocios.

Yo sé que, si trabajamos juntos, escuchándonos juntos, la comunidad empresarial, trabajando con el Gobierno de México, encontraremos áreas en común para construir un futuro más sólido para los ciudadanos de México.

MODERADOR: Gracias, señor Fink.

Escucharemos a continuación las palabras a cargo del presidente y CEO de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, el señor Thomas Donohue.

THOMAS DONOHUE, PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE LOS ESTADOS UNIDOS: Muchas gracias, señor presidente.

No solamente estamos muy felices, es muy bueno para las discusiones del día de hoy y las acciones que tomaremos después de esta reunión, el poderlo tener con nosotros esta tarde.

Nuestras discusiones han sido positivas, constructivas y viendo hacia el futuro.

No trataré de resumir todo lo que hemos discutido el día de hoy, pero sí tomaré unos cuantos minutos para reiterarle algunos de los puntos clave que hemos discutido el día de hoy.

Su presencia, quiero reiterar en este diálogo, manda una fuerte señal respecto a su compromiso a las relaciones económicas y comerciales entre ambos países.

Es un compromiso que todos en la comunidad empresarial compartimos y es un gran privilegio el poder tener esta reunión en Yucatán, un estado que simboliza el potencial económico del sur de México.

Lo felicitamos, señor presidente, por hacer que el crecimiento y el desarrollo del sur sea una prioridad clave, represente el futuro de la prosperidad de México.

Y esto es muy importante para todos nosotros, porque México y su éxito económico es el éxito económico de los Estados Unidos.

No solamente nuestros países son vecinos, somos amigos, somos vecinos, sino que también somos aliados que dependen uno del otro, que estamos muy involucrados en la economía de uno del otro.

Las empresas estadounidenses han estado trabajando con México y en México más de 100 años, su fortaleza excede de 1.7 mil millones de dólares, todos los días.

México es el tercer aliado de comercio más grande, el tercer mercado más grande y es el hogar de 110 mil millones de dólares en inversión extranjera directa.

Medio millón de personas de personas cruzan ilegalmente nuestras fronteras todos los días para trabajar, para ir a la escuela, para ir de compras y para el turismo. Estos hechos son bien conocidos por todos aquí.

Y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos está trabajando para que se entienda bien en todo nuestro país, porque una de nuestras prioridades más importantes es preservar la relación tan vital entre Estados Unidos y México, para la prosperidad continua de nuestra gente y para fortalecer el futuro.

Por eso es que tenemos todo esto para poder completar de manera exitosa el Tratado de México, Estados Unidos y Canadá, y seguiremos hasta que eso sea firmado e implementado.

Por eso es que ha quedado sumamente claro al gobierno de los Estados Unidos que los aranceles del acero y al aluminio en México y en Estados Unidos los llevan quienes son nuestros aliados más cercanos, debe de ser retirado esos aranceles antes que el Congreso considere el T-MEC.

Por eso somos los primeros en decir acerca de las consecuencias desastrosas de cerrar la frontera de los Estados Unidos y México.

Por eso hemos estado hombro a hombro con nuestros aliados en México, incluso mientras nuestras relaciones se pusieron a prueba durante estas discusiones.

Y es por eso que vemos con beneplácito el trabajar con usted y con su gobierno en nuestras prioridades compartidas.

Señor presidente:

Aplaudimos su compromiso a fortalecer el Estado de Derecho, y nosotros ofrecemos poner nuestra alianza en estos esfuerzos. Esta es un área donde los negocios y el gobierno pueden trabajar de manera conjunta.

El sector privado debe de ser líder al adoptar códigos de conducta de primera clase y adherirse a los estándares más altos de ética empresarial, implementando las soluciones mejores en áreas como la ciberseguridad y sistemas antilavado de activos.

Mientras tanto es imperativo que el sector privado, forzado en un ambiente haciendo actividades empresariales que asegure la transparencia, predicibilidad y rendición de cuentas, un proceso claro y el respeto a la santidad de los contratos.

Con todos estos factores presentes la inversión fluye, las economías crecen, se crean empleos y las comunidades salen de la pobreza.

Hemos hecho mucho trabajo con los aliados en todo el hemisferio en estos temas, porque la empresa libre crece cuando Estado de derecho es conservado.

La comunidad empresarial de Estados Unidos quiere ser una parte muy importante de sus esfuerzos para llevar a un desarrollo económico en todo su país.

De la misma manera nosotros felicitamos sus esfuerzos de mejorar el desarrollo de la fuerza laboral, equipando a los mexicanos con las habilidades y oportunidades para tener éxito. Este es un desafío, señor presidente, nosotros compartimos en nuestro lado de la frontera también.

Estados Unidos tiene el nivel más bajo de desempleo que había tenido en 65 años, se dice simple, pero se nos acabaron las personas.

Así que la comunidad empresarial busca los esfuerzos de expandir la fuente de talento, fuerza laboral con habilidades y trabajar con nuestro gobierno para que se apruebe una ley de migración efectiva lo más pronto posible.

A través del diálogo de CEOs esperamos trabajar con el sector privado y público, con los líderes, para poder avanzar en estos objetivos y otros objetivos compartidos.

El día de hoy hemos hecho muchas, hemos hablado mucho, pero más allá de solamente hablar también hemos resaltado un plan de acción que creemos nos puede ayudar a ponernos en un curso de una colaboración muy productiva, las propuestas en nuestro plan están diseñadas para ayudarle a que usted alcance sus objetivos.

Estas son prioridades compartidas y que resuelven nuestros desafíos comunes.

También hemos escuchado mucho a los miembros de su gobierno, a sus líderes, de la comunidad empresarial de México, y ahora esperamos escucharlo a usted.

Estamos queriendo entender su agenda y ver cómo podemos ayudarle a avanzar.

Señor presidente:

Una vez más muchas gracias por su tiempo, por su participación y compromiso y su liderazgo.

Lo más importante, sabemos que esto solamente es el principio de una relación productiva que fortalecerá los lazos de México y los Estados Unidos Mexicanos durante muchos años y esto nos ayudará a crear oportunidad y prosperidad para las personas en ambos lados de la frontera.

Muchas gracias.

MODERADOR: Se agradece la intervención del señor Donohue y se procede a escuchar la que corresponde al presidente del Consejo Coordinador Empresarial, el señor Carlos Salazar Lomelí.

CARLOS SALAZAR LOMELÍ, PRESIDENTE DEL CONSEJO COORDINADOR EMPRESARIAL: Señor presidente:

Estamos muy contentos y honrados de que nos acompañe en una reunión de esta naturaleza.

Agradecemos enormemente el esfuerzo de todo su equipo por estar con nosotros, por aclararnos dudas y por estimularnos, a los motivos que nos ha reunido aquí a empresarios norteamericanos y mexicanos.

Creemos todos los aquí reunidos, como lo hemos comentado con usted, que la inversión es básica para nuestro país.

Acabamos de escuchar que Estados Unidos tiene dinero y le falta gente y a nosotros nos falta dinero y nos sobra gente. No podemos tener una forma más clara de estar aliados.

Estamos siempre en una alianza, pero hemos escuchado durante esta mañana cosas que nos estimulan enormemente.

Cuando se habla de preocupación tradicional de los empresarios mexicanos y norteamericanos para invertir, para tener certidumbre y confianza, que es el respeto a la legalidad, la transparencia y la seguridad, hemos escuchado en voz de los principales funcionarios de su gobierno, que esta no es una aspiración, se nos ha dicho, es un convencimiento y es un compromiso del gobierno que usted encabeza para hacer realidad esto que ha sido definitivamente una aspiración y que esperamos, sinceramente, que se vuelva el compromiso y la marca diaria de nuestra forma de trabajo.

Hemos escuchado también la importancia de tener siempre rendición de cuentas, rendición de cuentas de los funcionarios, rendición de cuentas de los empresarios y, al final, rendición de cuentas de cualquier acción que vayamos a emprender.

Durante esta mañana hemos dividido nuestras discusiones en tres grandes capítulos.

El primero, hablando de financiamiento, donde, como ya dije, llegamos a la conclusión de que hay dinero para invertir y que este dinero va a ser bien canalizado en la medida en que estas pláticas conduzcan a encontrar mejores proyectos en dónde invertirlo. Pero existe el dinero, que es la buena noticia.

Hemos hablado también del eje que de alguna manera hará más competitivo a este bloque, se ha explicado que hoy se compite a través de grandes bloques en el mundo y que a nosotros nos toca incrementar la competitividad del bloque de Norteamérica.

Hemos hablado dentro de este bloque de Norteamérica de la importancia del tratado y hemos escuchado de parte de los funcionarios norteamericanos su compromiso a llevarlo a cabo lo más rápido posible.

Les hemos explicado el esfuerzo que hemos hecho internamente para lograr que se firme también o que se lleven a nuestro Congreso todas las leyes que soportan la Reforma Constitucional de la justicia laboral.

Esto fue realizado, como usted está bien informado, el día de ayer por una mayoría importante de votos, en donde hoy cumple su gobierno y cumple México con este compromiso con los Estados Unidos de tener, antes de firmar el tratado definitivo, una Ley Laboral que de alguna manera modernice nuestra relación tradicional entre los trabajadores y los patronos.

Hemos hablado, también dentro de este marco, de la importancia de continuar desarrollando una relación que nos lleve a entender mejor los conceptos de energía.

Hemos tocado todas las dudas que tenemos los empresarios en este tema tan importante para el desarrollo de México y para la capacidad que tenemos también como país para recibir inversiones.

Y todavía, como parte final de todo este diálogo, hemos hablado de la importancia de mantener nuestras fronteras eficientes, efectivas, que entendamos todos y, sobre todo, el gobierno de los Estados Unidos, nuestra preocupación porque estas fronteras siempre se mantengan abiertas, libres, eficientes y que no confundamos problemas de migración con problemas de comercio y problemas de industria.

Y, por último, presidente, quizá lo más importante de todo esto, hemos reiterado desde anoche, que todo esto al final tiene un fin último y un fin superior, que es que a través de todo esto, y como hemos comprometido los empresarios mexicanos con usted y hemos tratado también de comprometer a los empresarios norteamericanos, lo hacemos porque estamos convencidos que el crecimiento económico se estimula con la visión, con el apoyo, con el esfuerzo de los empresarios.

Porque creemos que la inversión es la llave que nos permite atacar problemas de pobreza, problemas sociales y que al final, esta, la conjunción de la inversión, el combate a la pobreza, y como usted nos ha pedido, siempre en un marco en donde nos comportemos todos dentro de la legalidad, dentro de la ley y sin un acto de corrupción, hará de nuestro país un país de bienestar, un país de bien ser y un país que sea ejemplo para todos, y que esta relación se conduzca para seguir teniendo cada vez un aliado mejor y un mejor socio en cualquiera de los campos en donde nosotros nos desempeñemos.

Muchas gracias una vez más por su presencia, presidente, nos estimula enormemente el apoyo que le da usted a los empresarios.

MODERADOR: Muchas gracias.

Lo que ocurrirá a continuación es la firma del acuerdo entre el Consejo Coordinador Empresarial y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, signando los titulares de ambos organismos, siendo el testigo presencial el licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

La firma de este importante documento, sin duda, conducirá a una mejor relación comercial para el bien de ambos países: los Estados Unidos y México.

En este momento el documento ha quedado ya debidamente firmado y está en manos de quienes signaron y, desde luego, a la vista de todos ustedes.

Enhorabuena.

Es momento de escuchar el mensaje del licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Señor Thomas, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos; Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial; Mauricio Vila, gobernador del estado de Yucatán; señor Ross, secretario de Comercio del gobierno de los Estados Unidos; amigas, amigos todos, empresarios de México y de Estados Unidos de Norteamérica.

Amigo Larry Fink, con usted empiezo, le llamo amigo y tocayo.

Tuve la oportunidad de conocer su texto antes de que lo presentara, y suscribo su planteamiento en la forma y en el fondo.

Ai acaso agregaría que, en la asociación que debe de procurarse entre el sector público y el sector privado, debemos también hacia adelante pensar en incluir al sector social de la economía, a campesinos, a obreros, a ambientalistas, cooperativistas, entre otros. Hacer sociedades entre los tres sectores. Por eso sostengo, tocayo, que tu texto es espléndido.

Te digo tocayo o colega porque, en efecto, los dos estudiamos ciencia política y también estamos compartiendo responsabilidades parecidas o similares, con todo respeto, porque todos los países son extraordinarios, a mí me toca gobernar una de las 10 naciones más excepcionales del mundo, mientras a ti te corresponde manejar un fondo de inversión que está considerado entre los 10 más importantes del mundo.

En cuanto a la relación de México con Estados Unidos, comparto contigo lo expuesto y cito textualmente el final de tu texto, según el cual, trabajando juntos y escuchándonos unos a otros podemos encontrar puntos en común que necesitamos. No todas estas conversaciones serán cómodas, sigues diciendo, y también afirmas, y eso está bien, eso es consustancial a la democracia, agrego.

Pero nos necesitamos unos a otros, necesitamos entendernos unos a otros, al hacerlo podemos crear una mayor prosperidad, tanto para los ciudadanos de México, como para los ciudadanos de los Estados Unidos, y de este modo podemos acercar a nuestras dos naciones. Fin de la cita.

Por eso creo que este encuentro es un ejemplo de esa política que debemos de procurar, que debemos de seguir, una política que se puede mantener cuando hay voluntad sincera en los sectores productivos y en los gobiernos de las dos naciones.

Debo agradecer al presidente Donald Trump por estar abierto a tratar nuestros asuntos comerciales, migratorios y de seguridad con respeto, y de la manera que considero más eficaz, mediante el diálogo permanente y con la cooperación para el desarrollo.

Por eso, señor Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, le agradecemos mucho su presencia en este encuentro y le decimos que es bienvenido en México.

Por último, expreso que estoy de acuerdo con los términos de la declaración conjunta que se acaba de firmar.

Por nuestra parte nos comprometemos a hacer valer un auténtico Estado de derecho.

Nos comprometemos a respetar los compromisos que se hicieron para la aprobación del Tratado de Libre Comercio.

Nos comprometemos a desarrollar el sureste de nuestro país y cooperar con el desarrollo de los países centroamericanos, para que la migración sea opcional y no forzosa por falta de oportunidades o por violencia.

Nos comprometemos con la estrategia que estamos poniendo en práctica de impulsar el desarrollo de sur a norte, con proyectos como el Tren Maya, como la modernización del sector energético, el proyecto del Istmo de Tehuantepec, para acercar a los países de Asia con la Costa Este de Estados Unidos.

Nos comprometemos a continuar con la política de fomento a la inversión reduciendo impuestos y aumentando salarios sin afectar la estabilidad de las empresas en los tres mil 180 kilómetros de la franja fronteriza con los Estados Unidos.

Señor Thomas:

Nos comprometemos a hacer realidad el principio que acaba de expresar sobre la santidad de los contratos. Los compromisos en México se cumplen.

Termino reconociendo la importante labor que, a pocos días de haber asumido su cargo, está llevando a cargo Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de nuestro país. Solo recuerdo, subrayo, que cuando Carlos tomó posesión hizo generosamente el compromiso de ayudar en conseguir tres cosas, en alcanzar tres metas en beneficio de México.

Uno: Combatir la pobreza.

Dos: Crecer al cuatro por ciento en promedio anual durante el sexenio.

Y tres: Ayudarnos a desterrar el principal problema de nuestro país, la corrupción.

A todas y todos:

Agradezco su confianza y su sincero interés en mantener buenas relaciones entre México y Estados Unidos por nuestra amistad, por la geopolítica y en bien de nuestros pueblos.

Muchas gracias.

MODERADOR: Muchas gracias, señor presidente, al agradecerle su valiosa participación en este diálogo Yucatán se enorgullece de haber sido su anfitrión.

Les rogamos atentamente permanecer un momento en sus lugares a efectos de tomar una fotografía oficial de la mesa de honor con los secretarios de gobierno nacionales y los señores gobernadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *