Inicio » Noticias » Estatales » Chihuahua » Persiste cultivo de verduras en Meoqui
Le apuestan al cultivo de betabeles, cilantro, espinacas, acelgas, calabazas, cebollas, jitomates y lechugas.

Persiste cultivo de verduras en Meoqui

SAÚL PONCE. EL HERALDO DE DELICIAS.

Siembra de diferentes verduras y hortalizas se niega a desaparecer ante el auge que tienen la alfalfa y el nogal.

DELICIAS, Chihuahua. Tradición que data desde 1940, la siembra de diferentes verduras y hortalizas en la comunidad de Los Jáquez, municipio de Meoqui, se niega a desaparecer ante el auge que tienen actualmente la alfalfa y el nogal, cultivos perennes de alta demanda de agua que dominan el paisaje agrícola de la región.

La familia Quiroz Carreón es una de las cuatro familias de la zona que todavía le apuestan al cultivo de betabeles, cilantro, espinacas, acelgas, calabazas, cebollas, jitomates y lechugas, productos que venden a bordo de una camioneta en la calle Aldama de la ciudad de Meoqui, por ser esta la vialidad más concurrida.

Margarita Quiroz, que junto con su hermana ofrece esta variedad de hortalizas, comentó que desde hace tres generaciones se dedican al cultivo de las verduras mencionadas, actividad que comenzó en 1940 gracias a la fertilidad de la tierra en la comunidad de Los Jáquez, donde disponen de un cuarto de hectárea para sembrar, en contraste con las cientos de hectáreas de nogal y alfalfa que les rodean.

En bolsas y por kilo es como las hermanas Quiroz ofrecen sus verduras y hortalizas a peatones y automovilistas que circulan por la Aldama.

Afirmó la entrevistada que no ha menguado ni crecido la superficie que en el municipio se dedica a la siembra de hortalizas, las cuales se cultivan en distintas temporadas según la especie. Las calabazas, por ejemplo, se siembran solamente en febrero, mientras que el tomate se cultiva también a mediados marzo para cosecharse en mayo.

No obstante que se logró levantar una buena cosecha este año, Margarita mencionó que las ventas han sido bajas porque la gente no tiene dinero en esta temporada y sólo compra lo más indispensable. Pero ellos mantienen la fe en que la situación mejore y puedan continuar con la tradición del huerto familiar, como isla en un mar de alfalfas y nogales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *