Inicio » Piden ejidatarios ser socios del aeropuerto

Piden ejidatarios ser socios del aeropuerto

SILVIA GONZÁLEZ TENORIO. EL SOL DE TOLUCA. Propietarios de las tierras cercanas al Aeropuerto Internacional de Toluca, donde pretenden realizar ampliaciones, han decidido dejar de ser presa fácil para los especuladores del suelo que quieren darles unos cuantos pesos por sus terrenos, pues se han unido y decidido vender a 600 dólares el metro cuadrado de lo que llaman el “ejido de oro” y solicitar una escuela de aviación para que estudien los jóvenes de las comunidades vecinas.

De no acceder a comprar en dólares entonces los ejidatarios piden ser socios mayoritarios de los proyectos, pues la ley lo permite.

Santos Cedillo Padilla, ex comisariado ejidal de San Pedro Totoltepec, explicó que desde la primera expropiación realizada en 1981, quedaron en reserva 220 hectáreas, a lo que se agrega que acaban de adquirir terrenos de los ejidos de San Mateo Otzacatipan, y una parte de San Pedro Totoltepec, por lo cual el aeropuerto tiene terreno suficiente para construir hasta dos o tres pistas más.

Dijo conocer perfectamente el proyecto global de desarrollo del aeropuerto, y en la zona oriente estructurarán la parte comercial, motivo por el cual se pretende presionar a los campesinos para que vendan sus tierras en unos cuantos pesos.

Mencionó que se empezó a ofrecer a 100 pesos el metro cuadrado, pero ahora prometen hasta mil 300 pesos el metro cuadrado, sin embargo ya se llegó a un acuerdo de que negociarán en dólares, dado que es una tierra de gran valor al estar rodeado de la zona industrial y el aeropuerto.

Señaló que a través del actual comisariado ejidal, Hipólito Mendoza, se ha logrado saber que a la comunidad han acudido ingenieros externos a pretender comprar los terrenos, aprovechándose de la necesidad de la gente del campo, a quien incluso presionan para que vendan.

Cedillo Padilla sostuvo que la gente de la zona también quiere obra pública, pues hay compromisos que hizo el gobierno desde la primera expropiación de 42 hectáreas, y aún quedan pendientes, como es el acondicionamiento del Bordo de las Canastas, un mejor transporte y planteles educativos.

Respecto al transporte recordó que desde la primera expropiación se acordó que si se requería transporte público, éste se concesionaría a los ejidatarios vía el comisariado ejidal en turno, pero no fue así, y los beneficiados han sido empresas mientras los campesinos no son más que maleteros.

Sin embargo, ahora se quiere una escuela de aviación para los hijos de los campesinos, quienes al quedarse sin sus terrenos no serán otra cosa más que desempleados, de ahí que a cambio de dar sus tierras para el progreso del país quieren capacitación para tener acceso a fuentes de trabajo en el mismo aeropuerto.

Reiteró que no son 150 hectáreas para las ampliaciones del aeropuerto sino 180 y forman parte de los barrios de San Francisco y Guadalupe Totoltepec.
Rechazó que al ser considerados sus terrenos como de reserva aérea, no puedan hacer nada con ello, pues afortunadamente se conoce el plan de desarrollo municipal, y la zona está clasificada como comercial y de servicios.

Incluso los ejidatarios pueden ser socios en los proyectos que se hagan, ya que son los propietarios del suelo, de ahí que si no se quiere adquirir la tierra a 600 dólares por metro cuadrado están dispuestos a compartir.

Recordó que en 1981 se registró la primera expropiación, 10 años después la segunda, y en el 2007 quien adquirir más terrenos, pero ya no bajo el concepto de expropiación sino presionando para que se venda.

Finalmente señaló que se quiere que los jóvenes de la zona sean mecánicos, administradores, controladores de vuelo, pilotos y no que la zona se convierta en un cinturón de miseria.

Inicio » Noticias » Estatales » Estado de México » Piden ejidatarios ser socios del aeropuerto

Piden ejidatarios ser socios del aeropuerto

SILVIA GONZÁLEZ TENORIO. EL SOL DE TOLUCA. Propietarios de las tierras cercanas al Aeropuerto Internacional de Toluca, donde pretenden realizar ampliaciones, han decidido dejar de ser presa fácil para los especuladores del suelo que quieren darles unos cuantos pesos por sus terrenos, pues se han unido y decidido vender a 600 dólares el metro cuadrado de lo que llaman el “ejido de oro” y solicitar una escuela de aviación para que estudien los jóvenes de las comunidades vecinas.

De no acceder a comprar en dólares entonces los ejidatarios piden ser socios mayoritarios de los proyectos, pues la ley lo permite.

Santos Cedillo Padilla, ex comisariado ejidal de San Pedro Totoltepec, explicó que desde la primera expropiación realizada en 1981, quedaron en reserva 220 hectáreas, a lo que se agrega que acaban de adquirir terrenos de los ejidos de San Mateo Otzacatipan, y una parte de San Pedro Totoltepec, por lo cual el aeropuerto tiene terreno suficiente para construir hasta dos o tres pistas más.

Dijo conocer perfectamente el proyecto global de desarrollo del aeropuerto, y en la zona oriente estructurarán la parte comercial, motivo por el cual se pretende presionar a los campesinos para que vendan sus tierras en unos cuantos pesos.

Mencionó que se empezó a ofrecer a 100 pesos el metro cuadrado, pero ahora prometen hasta mil 300 pesos el metro cuadrado, sin embargo ya se llegó a un acuerdo de que negociarán en dólares, dado que es una tierra de gran valor al estar rodeado de la zona industrial y el aeropuerto.

Señaló que a través del actual comisariado ejidal, Hipólito Mendoza, se ha logrado saber que a la comunidad han acudido ingenieros externos a pretender comprar los terrenos, aprovechándose de la necesidad de la gente del campo, a quien incluso presionan para que vendan.

Cedillo Padilla sostuvo que la gente de la zona también quiere obra pública, pues hay compromisos que hizo el gobierno desde la primera expropiación de 42 hectáreas, y aún quedan pendientes, como es el acondicionamiento del Bordo de las Canastas, un mejor transporte y planteles educativos.

Respecto al transporte recordó que desde la primera expropiación se acordó que si se requería transporte público, éste se concesionaría a los ejidatarios vía el comisariado ejidal en turno, pero no fue así, y los beneficiados han sido empresas mientras los campesinos no son más que maleteros.

Sin embargo, ahora se quiere una escuela de aviación para los hijos de los campesinos, quienes al quedarse sin sus terrenos no serán otra cosa más que desempleados, de ahí que a cambio de dar sus tierras para el progreso del país quieren capacitación para tener acceso a fuentes de trabajo en el mismo aeropuerto.

Reiteró que no son 150 hectáreas para las ampliaciones del aeropuerto sino 180 y forman parte de los barrios de San Francisco y Guadalupe Totoltepec.
Rechazó que al ser considerados sus terrenos como de reserva aérea, no puedan hacer nada con ello, pues afortunadamente se conoce el plan de desarrollo municipal, y la zona está clasificada como comercial y de servicios.

Incluso los ejidatarios pueden ser socios en los proyectos que se hagan, ya que son los propietarios del suelo, de ahí que si no se quiere adquirir la tierra a 600 dólares por metro cuadrado están dispuestos a compartir.

Recordó que en 1981 se registró la primera expropiación, 10 años después la segunda, y en el 2007 quien adquirir más terrenos, pero ya no bajo el concepto de expropiación sino presionando para que se venda.

Finalmente señaló que se quiere que los jóvenes de la zona sean mecánicos, administradores, controladores de vuelo, pilotos y no que la zona se convierta en un cinturón de miseria.

Inicio » Piden ejidatarios ser socios del aeropuerto

Piden ejidatarios ser socios del aeropuerto

SILVIA GONZÁLEZ TENORIO. EL SOL DE TOLUCA. Propietarios de las tierras cercanas al Aeropuerto Internacional de Toluca, donde pretenden realizar ampliaciones, han decidido dejar de ser presa fácil para los especuladores del suelo que quieren darles unos cuantos pesos por sus terrenos, pues se han unido y decidido vender a 600 dólares el metro cuadrado de lo que llaman el “ejido de oro” y solicitar una escuela de aviación para que estudien los jóvenes de las comunidades vecinas.

De no acceder a comprar en dólares entonces los ejidatarios piden ser socios mayoritarios de los proyectos, pues la ley lo permite.

Santos Cedillo Padilla, ex comisariado ejidal de San Pedro Totoltepec, explicó que desde la primera expropiación realizada en 1981, quedaron en reserva 220 hectáreas, a lo que se agrega que acaban de adquirir terrenos de los ejidos de San Mateo Otzacatipan, y una parte de San Pedro Totoltepec, por lo cual el aeropuerto tiene terreno suficiente para construir hasta dos o tres pistas más.

Dijo conocer perfectamente el proyecto global de desarrollo del aeropuerto, y en la zona oriente estructurarán la parte comercial, motivo por el cual se pretende presionar a los campesinos para que vendan sus tierras en unos cuantos pesos.

Mencionó que se empezó a ofrecer a 100 pesos el metro cuadrado, pero ahora prometen hasta mil 300 pesos el metro cuadrado, sin embargo ya se llegó a un acuerdo de que negociarán en dólares, dado que es una tierra de gran valor al estar rodeado de la zona industrial y el aeropuerto.

Señaló que a través del actual comisariado ejidal, Hipólito Mendoza, se ha logrado saber que a la comunidad han acudido ingenieros externos a pretender comprar los terrenos, aprovechándose de la necesidad de la gente del campo, a quien incluso presionan para que vendan.

Cedillo Padilla sostuvo que la gente de la zona también quiere obra pública, pues hay compromisos que hizo el gobierno desde la primera expropiación de 42 hectáreas, y aún quedan pendientes, como es el acondicionamiento del Bordo de las Canastas, un mejor transporte y planteles educativos.

Respecto al transporte recordó que desde la primera expropiación se acordó que si se requería transporte público, éste se concesionaría a los ejidatarios vía el comisariado ejidal en turno, pero no fue así, y los beneficiados han sido empresas mientras los campesinos no son más que maleteros.

Sin embargo, ahora se quiere una escuela de aviación para los hijos de los campesinos, quienes al quedarse sin sus terrenos no serán otra cosa más que desempleados, de ahí que a cambio de dar sus tierras para el progreso del país quieren capacitación para tener acceso a fuentes de trabajo en el mismo aeropuerto.

Reiteró que no son 150 hectáreas para las ampliaciones del aeropuerto sino 180 y forman parte de los barrios de San Francisco y Guadalupe Totoltepec.
Rechazó que al ser considerados sus terrenos como de reserva aérea, no puedan hacer nada con ello, pues afortunadamente se conoce el plan de desarrollo municipal, y la zona está clasificada como comercial y de servicios.

Incluso los ejidatarios pueden ser socios en los proyectos que se hagan, ya que son los propietarios del suelo, de ahí que si no se quiere adquirir la tierra a 600 dólares por metro cuadrado están dispuestos a compartir.

Recordó que en 1981 se registró la primera expropiación, 10 años después la segunda, y en el 2007 quien adquirir más terrenos, pero ya no bajo el concepto de expropiación sino presionando para que se venda.

Finalmente señaló que se quiere que los jóvenes de la zona sean mecánicos, administradores, controladores de vuelo, pilotos y no que la zona se convierta en un cinturón de miseria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *