jueves , 20 septiembre 2018
Inicio » Noticias » Estatales » Por desempleo, venden tierra para plantas

Por desempleo, venden tierra para plantas

EL SOL DE HIDALGO.

Por desempleo, venden tierra para plantas

Foto: Especial.

Tulancingo, Hidalgo.- La escasez de empleo ha originado que la venta de tierra de monte, pese a su prohibición y a todo lo que genera, se convierta cada vez en un subempleo muy socorrido, tanto de los sectores rurales como de zonas semiurbanizadas.

En Tulancingo no es la excepción y los burritos, por cierto “sobrecargados”, se observan en las principales calles del centro, arreados por niños y adolescentes que por generaciones se han dedicado a esta actividad.

Procedentes de las localidades de Los Romeros, Paxtepec y Altepemila, pertenecientes a la demarcación de Santiago Tulantepec, venden su mercancía.

Tocan de casa en casa y la ofrecen, aunque algunos ya se han aclientado durante años; iniciaron pequeños y ahora son adolescentes.

Es un trabajo muy pesado, por las distancias que hay que recorrer, bajo los intensos rayos del sol, aunado a que deben arrear a su burrito, a fin de que no camine por otro lado, citan quienes los ven pasar.

Se conoció que la tierra de monte ya no es como antes, ahora se comercia la hojarasca, lo que causa molestias de los consumidores, pero es debido a la prohibición que existe al respecto.

Sin embargo, para continuar con su clientela, algunos hacen lo posible porque su costal lleve en su mayoría el producto de buena calidad.

Es una tradición añeja, dicen quienes conocen a los vendedores, “venía el papá, después el hijo, y ahora hasta el sobrino o nieto”.

Además de que no se gana mucho, si acaso 20 pesos el costal, y los burros a pesar de que lamentablemente se sobrecargan, no pueden trasladar muchas bolsas.

EL LADO ANIMALISTA

Para los animalistas, igual no es correcta esta actividad, por la manera en que los animales son tratados, pues el trabajo es muy pesado y en ocasiones los asnos difícilmente pueden caminar.

Aunado a esta situación, hay algunas personas que los tratan de manera cruel, a pesar de que son de gran ayuda para el trabajo que desempeñan a diario.

A decir de lugareños, citaron que a veces los “arrean”, pero golpeándolos con un palo o una cuerda.

Otros los jalan cuando ya no quieren caminar por que se cansaron y ni agua les dan.
Inclusive, cuando los dueños se cansan de andar, se montan en ellos, cuando ya disminuyó la cantidad de costales que llevan en el lomo.

DEJAN LA ESCUELA

Ante la falta de trabajo o que el pago sea remunerativo, quienes se dedican a esta actividad también realizan otras, para que al menos les alcance para irla pasando, y lamentablemente el tiempo no se los permite y dejan de estudiar.

La crisis es un factor que ha originado esta problemática, y por eso los subempleos se convierten en una alternativa para sobrevivir.

La Norma Oficial Mexicana, NOM-003-RECNAT, establece los procedimientos, criterios y especificaciones para realizar el aprovechamiento, transporte y almacenaje de la tierra de monte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *