Inicio » Noticias » Nacionales » Prevén más siniestros de continuar sequía extrema

Prevén más siniestros de continuar sequía extrema

Angélica Enciso. La Jornada…

Durante los últimos cinco años se han presentado sequías en diferentes regiones del país y la actual ha dejado a los bosques de Durango, Chihuahua, Tamaulipas y Coahuila en estrés hídrico, lo cual los hace más vulnerables en la temporada de incendios, sostuvo Juan Manuel Torres Rojo, director de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Este año, en el norte del país se espera que continúe la sequía extrema, y para hacer frente a los siniestros se adoptó una estrategia centrada en la prevención, agregó en entrevista. Los recursos para el programa de combate a incendios suman 850 millones de pesos –30 por ciento más que en 2011– e irá orientado, entre otras cosas, a la formación de brigadas locales, las cuales han probado ser efectivas.

En esta temporada las condiciones atípicas de precipitaciones han hecho que haya menos humedad en el suelo y se espera que a partir de mediados de abril y durante mayo haya complicaciones, sobre todo en el norte, donde la lluvia no ha sido abundante, explicó el funcionario.

Detalló que hay zonas donde las temperaturas altas y la poca humedad causan estrés hídrico en los bosques, lo cual los hace más vulnerables al ataque de plagas y enfermedades; “hay arbolado muerto que se convierte en combustible, por eso se focalizan recursos tanto en sanidad como en prevención, sobre todo en Durango, Chihuahua, Tamaulipas y Coahuila”.

Estas áreas que sufren de estrés hídrico pueden ser las más vulnerables a la temporada de incendios, ya que se trata de arbolado muerto, es decir, de material combustible, agregó. Por ello, este año se aplicarán diversas estrategias para enfrentar los incendios. Entre ellas está fortalecer las acciones locales con más presupuesto y se generalizará el sistema de mando de incidentes que permitirá que en caso de tener eventos con complicaciones, se puedan coordinar los diferentes niveles de gobierno que participan en el combate de incendios.

Hasta ahora, dijo, se han reportado menos incendios que el año pasado, debido en parte a que hubo un periodo breve de lluvias. En los dos primeros meses del año se registró 20 por ciento de los siniestros que ocurrieron durante 2011, cuando en ese periodo se llevaban alrededor de 4 mil.

Las plagas y enfermedades de los árboles aumentan la disponibilidad de material combustible para propiciar los incendios forestales, y tan sólo durante la última década se incrementó el promedio anual de la superficie afectada en más de ciento por ciento, reportó la Conafor.

En 2011 hubo un incremento de afectaciones por plagas, principalmente en los estados de Coahuila, Durango, Nuevo León, Tamaulipas, Aguascalientes, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas. Las afectaciones son principalmente por insectos descortezadores, debido a que la sequía aumenta la vulnerabilidad de los bosques. El fenómeno también favorece la presencia de plagas secundarias, que no son agentes causales de la mortalidad de los árboles, pero representan una amenaza ante el avance de plagas primarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *