Inicio » Noticias » Nacionales » Pulque para combatir la desnutrición

Pulque para combatir la desnutrición

EL APUNTE. EL UNIVERSAL.

“Al pulque sólo le falta un grado para ser carne” es una afirmación que no está lejos de la realidad, desde que en 1987 un grupo de investigadores mostró que el pulque funciona como complemento alimenticio porque contiene proteínas y vitaminas del complejo B.

Años más tarde, en 2008, científicos del Instituto Politécnico Nacional encontraron la enzima fitasa en el pulque mientras estudiaban los efectos de consumir esta bebida acompañada de tortilla.

La fitasa aumenta la calidad nutritiva de las semillas y el maíz que se consumen a la par del pulque. Además, ayuda a que los minerales se absorban mejor en el organismo y disminuye el riesgo de padecer osteoporosis.

Durante su investigación, los científicos notaron que en las comunidades rurales de México, donde no se tienen los recursos para recibir una alimentación adecuada, se bebe pulque de forma habitual por todos los miembros de la familia, incluso por niños pequeños.

Por ejemplo, las mujeres mazahuas del Estado de México acostumbran beber pulque durante la lactancia para aumentar la secreción de leche materna. Además, en algunas comunidades de Hidalgo las madres mojan su dedo en pulque y se lo dan a chupar a los niños para destetarlos y que se acostumbren al sabor de la bebida.

Al notar que el pulque es un alimento básico en varias comunidades marginadas, los investigadores decidieron agregarle nutrientes y quitarle el alcohol para que todos puedan tomarlo como complemento a su alimentación diaria. Sin embargo, no han recibido el apoyo suficiente para llevar su creación a todas las comunidades marginadas.

Las propiedades nutritivas del pulque no sólo han sido reconocidas por los mexicanos nativos ni por científicos. El dictador alemán, Adolf Hitler, encantado por las leyendas sobre las propiedades divinas del pulque, mandó a hacer un documental sobre su producción, en 1938.

El documental dura 12 minutos y está en blanco y negro, sin sonido. Fue encontrado en un centro cultural de Berlín y fue subastado por 70 dólares a un coleccionista mexicano. Javier Gómez, el propietario del documental, comenta que Hitler “estaba interesado en la cualidades casi divinas del pulque” y que los alemanes andaban por todo el mundo buscando la fuente de la eterna juventud para Hitler.

La palabra “pulque” tiene un origen incierto, pues algunos historiadores afirman que viene de una lengua nativa de Chile, país donde los indígenas llamaban pulque a las bebidas embriagantes.

Según la biblioteca digital de medicina tradicional mexicana, de la UNAM, la palabra llegó a México por medio de los conquistadores españoles.
Otros señalan que la palabra viene del náhuatl poliuhqui, que significa “descompuesto” y que se usaba para llamar a las bebidas embriagantes que ya no eran aptas para su consumo. Los españoles creyeron que los nativos se referían al nombre de la bebida y no a su mala calidad, y así nació el vocablo “pulque”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *