Inicio » Opinión » ¿Quién definirá el precio agrícola del mundo, China o EU?

¿Quién definirá el precio agrícola del mundo, China o EU?

ANTONIO OCHOA. EL ECONOMISTA.

¿Quién definirá el precio agrícola del mundo, China o EU?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches, según sean los tiempos de la lectura, acá estamos de regreso charlando crónicas de mercados, commodities y uno que otro aderezo, en esta ocasión toca el turno a lo nuevo y lo nuevo es que finalmente el paro gubernamental en Estados Unidos ha sido temporalmente destrabado y eso permite que el flujo informativo continúe.

Vemos datos duros en términos económicos y en términos de oferta y demanda es muy difícil llevar la estadística según cálculos al tanteo y este próximo 8 de febrero finalmente veremos un reporte altamente esperado, pues el USDA estará compartiendo su visión de oferta y demanda mundial para commodities agrícolas varios, así como la contabilidad de inventarios trimestrales y eso es crítico, pues por diferencia calcularemos el consumo de alimento balanceado en EU, dato crítico para el cálculo de inventarios finales de maíz y la dirección posible del precio en el corto plazo.

La semana pasada, el medio oeste norteamericano fue azotado por un vortex polar que dejó incomunicadas muchas líneas de abasto y paralizadas ciudades enteras, Chicago fue epicentro del vortex y la transportación de granos y oleaginosas pasó malos momento pues los ríos estaban congelados y las vías férreas en mala coordinación, lo anterior dio influencia al precio de los commodities, pero nada como el evento principal, y fue sin duda la reunión de una delegación china encabezada por su vicepremier en Washington.

Sigue el periplo de la guerra comercial entre ambas naciones y como siempre la expectativa es más grande de lo que podemos realmente ofrecer como contundente, y eso hace que los mercados se pongan inquietos.

¿Qué podemos concluir de la reunión? Me parece que realmente nada nuevo, las pláticas siguen y se dan todo tipo de suposiciones; sin embargo, aún nada concreto podemos resaltar. Las barreras comerciales a la compra de soya siguen en pie por parte de China con 25% de arancel, por lo cual sólo puede comprar soya el Estado en modalidad de reserva, y eso es justo lo que está sucediendo; tras las reuniones, los chinos anunciaron otro paquete de compras de hasta 5 millones de toneladas de soya, misma que entra sin arancel, pues es del Estado.

¿Qué cambia con China comprando 5 millones de toneladas? Realmente no mucho, los norteamericanos vienen de cosechar en cantidades récord y el cliente mas grande del mundo los abandonó, más aún, el cliente mas grande del mundo estará consumiendo menos soya este año y eso es absolutamente inédito.

Sudamérica esta definiendo sus cultivos, con clima hostil en Brasil creando una sequía de última instancia y una tremenda inundación en Argentina que nos tiene afilando el pronóstico reservado de producción. Argentina vendrá grande en maíz sin duda, más de 42 y tal vez hasta 45 millones de toneladas; sin embargo, la soya está en el aire completamente.

Mismo caso que para Brasil, en donde los rangos productivos de soya están bajando, ahora se ubican entre 113 y 116 millones de tons, algo así como 11 millones menos que lo que se pensaba a media campaña agrícola. Brasil entra a la vez que cosecha soya, con la siembra de maíz tardío y ese maíz es el que sale al torrente de abasto mundial una vez que se cosecha en las instancias de mayo-junio. Así que hay mucho que definir, pues apenas arranca el ciclo.

Terminemos la crónica con el remate de la moneda en el aire, y esa moneda tiene de un lado a los chinos y del otro a los norteamericanos, esa es la distancia por recorrer en la definición de precios y arbitrajes agrícolas.

Podríamos anticipar que si hay un acuerdo comercial entre ambos más allá del tema de propiedad intelectual, los chinos estarán comprando grandes cantidades de dólares en EU y eso sin duda incluirá una canasta grande de commodities varios, sean metales, energéticos y agrícolas por lógicas razones.

Es importante definir este tema pronto porque si hemos dicho anteriormente que la compra de soya en EU no hace mucha diferencia, la compra de maíz y trigo en Norteamérica por parte de los chinos sí lo hace, eso definitivamente altera el balance de oferta y demanda y podría ser una fuerza importante de alzas en tiempos en donde una vez que pase el invierno, la llegada de la primavera defina la siembra de los nuevos cultivos en el hemisferio norte.

Muchas cosas en juego y sin duda una gran oportunidad de ver que lo importante no es saber lo que hará el precio, lo importante es que amarres tus márgenes. ¿Estás en buenas manos?

Ánimo.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *