Inicio » Noticias » Estatales » Guanajuato » Regarán cultivos con aguas negras del Río Querétaro

Regarán cultivos con aguas negras del Río Querétaro

APASEO EL GRANDE, Guanajuato. Productores agrícolas gestionarían los permisos o concesiones del uso regular y controlado de aguas negras del río Querétaro para riego de cultivos, ello en parte para abatir los altos costos que representa actualmente regar por pozo por los excesivos cobros del recibo de energía.

El tema al respecto fue puesto sobre la mesa de análisis en el marco de los foros para la integración del Plan de Desarrollo Municipal en lo que correspondió a los temas de ecología, medio ambiente y sectores productivos, así lo reveló en entrevista para El Sol del Bajío, el regidor del partido tricolor, Agustín Manríquez Pérez, quien, de entrada, reconoció la gravedad de la posible aplicación de aguas contaminadas del referido afluente para riego de sembradíos, principalmente para productos agrícolas de consumo humano.

Recordó que el uso de aguas negras para riego de cultivos de tallo largo no representa mayor problema y como ejemplo puso el caso del vecino estado de Hidalgo, donde las aguas residuales provenientes de la capital del país se usan para este fin, es decir, para riego de sembradíos de alfalfa, maíz forrajero, etc.

Inclusive, al ir más allá, Manríquez dijo que se vio la alternativa de gestionar la construcción de una planta de tratamiento para tratar las pestilentes y sucias aguas de afluente y darles un uso mucho más provechoso para el riesgo tal vez de cultivos de otro tipo, pero ello se antoja sumamente complicado dados los altos costos que representa la operación y mantenimiento de estos sistemas y como ejemplo está el caso de la que ya existe en el municipio, la cual a varios años de haber sido construida, es fecha que opera al 10% de su capacidad.

Esta alternativa que suena un tanto cuanto difícil de concretar, tiene como principal premisa la urgente necesidad de bajar costos de producción en el sector agrícola, principalmente en lo que toca al consumo de energía eléctrica, y asegurar a los productores agrícolas apaseenses el agua para sus sembradíos.

Y es que en este respecto, Manríquez Pérez, aseguró que es incosteable regar con agua de pozo, debido a los altísimos costos que representa echar a andar las bombas, ello toda vez que el riego de una hectárea sale arriba de mil pesos.

El también dirigente en la localidad de la Central Campesina Independiente (CCI), precisó que otros integrantes de la mesa coincidieron al respecto, como el dirigente de la Asociación Ganadera de la localidad, Fernando Oliveros.

Agregó que en la mesa de análisis estuvieron presentes también representantes de otros sectores productivos, como el industrial y microempresas pues se tocó el tema de ecología, medio ambiente y preservación de los recursos naturales.

“Estamos viendo que esas aguas negras son un problema para el municipio por factores de contaminación, pero a la vez podrían ser útiles para uso agrícola, que, de hecho, se utiliza, pero en muy poca medida”, aunó el edil del tricolor.

Sin embargo, cabe recordar que las aguas residuales que corren por el referido cauce están clasificadas por los expertos como no propicias para darse la vida.

Además, no podría ser utilizada, al menos, sin estar tratada, para riesgo de cultivos de legumbres u otro tipo de sembradíos de productos de consumo humano, y la idea de crear una planta de tratamiento suena sumamente difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *