Martes , 19 Septiembre 2017
Inicio » Carrusel » Replicarán modelo de “rastro rosa”

Replicarán modelo de “rastro rosa”

PATRICIA ROMO. EL ECONOMISTA.
En Ciudad Guzmán opera el primer rastro del país con mayoría de personal femenino.

Guadalajara, Jal. El modelo de “rastro rosa”, que desde el 2016 funciona en el municipio de Ciudad Guzmán, y donde 85% del personal del centro de sacrificio es femenino, será replicado en el municipio de Lagos de Moreno debido a su eficiencia.

El coordinador de rastros en Jalisco, José de Jesús Tejeda Palos, indicó que las mujeres han demostrado tener mayores habilidades que los varones en la mayoría de las labores que se desarrollan en el rastro.

“En Lagos de Moreno vamos a tomar el mismo esquema de trabajo, donde 80% de las actividades las desarrollan mujeres, y solamente para los trabajos muy pesados, en los que no se puede evitar usar la fuerza natural física, se emplea al varón”, detalló el funcionario.

Según Tejeda Palos, las matanceras hacen principalmente el trabajo de “faenado”; es decir, “la preparación del animal, el desviscerado, la limpieza, el depilado, descuerado, todo lo que necesita para que el animal esté bien preparado e higiénico para mandarlos a las canales”.

El rastro de Ciudad Guzmán, uno de los seis rastros Tipo Inspección Federal (TIF) que hay en el estado, genera 35 plazas para mujeres.

Primero de su tipo

De acuerdo con el coordinador estatal, el “rastro rosa” del sur del estado es el primero en su tipo a escala nacional y servirá de ejemplo para impulsar a ese sector de la población en otras regiones de la entidad, toda vez que, dijo, la tecnología ha permitido abrir posibilidades en este giro para el género femenino.

El rastro TIF de Ciudad Guzmán tiene capacidad para el sacrificio de 150 canales de bovino por día y 200 canales de cerdo y se analiza la posibilidad de abrir un segundo turno para generar más puestos laborales.

“Jalisco es promotor e impulsor del trabajo de las mujeres que son una fuerza dinámica; ellas pueden hacer cualquier trabajo que los hombres hemos hecho por tradición”, señaló.

Además de rosa, el centro de sacrificio es también verde, dado que es sustentable, pues todo es reciclable y no genera emisiones contaminantes al medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *