Inicio » Carrusel » Requeriría el país instalación de 26 plantas de etanol

Requeriría el país instalación de 26 plantas de etanol

SONIA CORONADO. EL FINANCIERO. 

Coyuntura. Para abastecer la demanda del oxigenante de gasolinas sería necesaria la operación de estas plantas.

Ante la alta probabilidad de que en las zonas metropolitanas de Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México próximamente se permita utilizar etanol como oxigenante de gasolinas, la demanda de este complemento se incrementaría de manera importante, por lo que el país requeriría por lo menos de 26 plantas productoras para abastecerlo, dijo Stephan Wittig, presidente de la Asociación Mexicana para la Movilidad Sustentable (AMSS).

Comentó que debido a las restricciones en el uso de agua que hay en Nuevo León, difícilmente los productores instalarían una en la entidad.

“Si nosotros produjéramos a nivel nacional todo el etanol que necesitamos, incluyendo las tres zonas metropolitanas, necesitaríamos cuatro mil 700 millones de litros al año de etanol, que equivale a que si todo fuera de caña, tendríamos que establecer una industria del mismo tamaño a la industria azucarera actual, esto significaría por lo menos 26 plantas con la generación de 350 mil empleos en toda la cadena de valor”, detalló.

Las tres zonas metropolitanas están utilizando MTBE como oxigentante en las gasolinasa y en conjunto éstas representan alrededor del 33 por ciento de la demanda nacional.

En planes, una decena de proyectos

Expertos estiman que en los próximos tres años se desarrollen diez plantas de etanol.

 

Por lo menos diez plantas productoras de etanol son las que se estarían instalando en diversos estados del país, como Tamaulipas, en los próximos tres años; cada proyecto requeriría de cien millones de dólares, dijo Stephan Wittig, presidente de la Asociación Mexicana para la Movilidad Sustentable (AMSS).

“Ahora son dos plantas las que particularmente ya colocaron la primera piedra, una de ellas en Tamaulipas, pero existe la posibilidad de que por lo menos puedan establecerse diez plantas más. El tiempo de construcción promedio es de dos años, más el tiempo de permisología, más el tener los fondos de inversionistas, en un rango de dos o tres años que pudieran estar listas estas diez plantas”, explicó.

El experto aseguró que aunque la opción de utilizar gas natural en vehículos como una manera de reducir las emisiones al medio ambiente, también es buena, el automovilista requiere de una inversión adicional para la conversión del coche y sólo resulta costeable para aquellos que dan un uso intensivo al vehículo.

“(El etanol) nos permite usar los mismos coches que ya tenemos en el país, no requerimos de un coche especial donde necesitamos pagar una modificación como la de gas natural y que sólo vale la pena en vehículos de alto uso. En el caso del etanol es el mismo coche y de manera inmediata se empieza a tener reducciones de gases de efecto invernadero y se tiene una menor generación de componentes tóxicos y precursores de ozono”, explicó el experto.

Al ser cuestionado sobre las posibilidades de que en Nuevo León pudiese establecerse alguna planta productora de etanol para combustibles, el presidente de la AMSS resaltó que por las restricciones que el estado tiene en cuanto el uso de agua, esto es prácticamente imposible.

“Nuevo León, por lo que hemos escuchado, sobre todo por sus restricciones en cuanto al uso de agua, es poco probable que haya una planta directamente, pero por ejemplo muy cercano al estado, en Valle Hermoso, Tamaulipas; ya empezó la construcción de una planta que tiene todas las condiciones de poner una a base de sorgo en grano”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *