Inicio » Carrusel » Rostro de marginación

Rostro de marginación

ABRAHAM BOTE TUN. DIARIO DE YUCATÁN.

Numerosos menores de edad yucatecos viven en condiciones de pobreza extrema

El 52.8% de los niños en Yucatán viven en pobreza

Aranzazú Alonso Cuevas, coordinadora nacional del Pacto por la Primera Infancia, y Magdalena de Luna Flores, directora adjunta de incidencia del programa Un Kilo de Ayuda, dieron cifras ayer sobre la pobreza en la que viven miles de niños yucatecos y mexicanos.

Hoy, agrupaciones locales que forman parte de las más 350 organizaciones nacionales e internacionales de la sociedad civil que respaldan esta iniciativa harán un llamado oficial a los candidatos a la gubernatura de Yucatán para firmar el Pacto por la Primera Infancia.

Las representantes nacionales dieron datos del panorama de problemas sociales que afectan a la niñez. Por ejemplo, en México, más del 60% de las niñas y niños menores de 5 años son pobres. En Yucatán, el 52.8% de los menores de 0 a 17 años viven en esa condición.

De cada 1,000 bebés nacidos vivos, 13.3 mueren antes de cumplir un año de edad. Solo 34.7 de cada 100 bebés menores de 6 meses recibe leche materna como único alimento, tal como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Por lo menos 15.8 de cada 100 niñas y niños menores de 5 años padece desnutrición crónica. En ese mismo rango de edad, casi 21.8 de cada 100 padecen anemia. Solo 61.4 de cada 100 niñas y niños de 0 a 4 años cuentan con esquema de vacunación completo, indicaron.

Además, casi 23.9 de cada 100 niñas y niños de 3 a 5 años no asiste a preescolar. De cada 100 menores de 3 y 4 años con discapacidad, casi 63.9 no asiste a preescolar.

En Yucatán, 13.6 de cada 100 niños y niñas menores de un año no cuentan con acta de nacimiento. De 2010 a 2016 fueron asesinados en México 1,237 niños y niñas entre 0 y 5 años, y de ellos 7 eran yucatecos.

En Yucatán, indicaron, el 62.3% de los niños de 0 a 5 años experimentan métodos violentos de disciplina. Además, alrededor del 20 por ciento de los niños en la región no tiene el desarrollo que les corresponde a su edad. Es decir ya traen un rezago. Y el problema es que si no se atienden en esta etapa de la vida, pueden tener grandes consecuencias cuando crezcan: deserción escolar o problemas en la salud.

Aranzazú Alonso afirmó que estos datos se deben a que “los niños no están en el centro de la política pública. Los pequeños menores de cinco años se consideran del ámbito privado”, aseveró.— Abraham Bote Tun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *