viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Carrusel » Saqueo de pepino de mar es delincuencia organizada: PAN
Foto: Archivo - EL UNIVERSAL.

Saqueo de pepino de mar es delincuencia organizada: PAN

JUAN ARVIZU. EL UNIVERSAL.

El senador Daniel Ávila Ruiz señala que el Congreso aprobó reformas para perseguir criminales que sobreexplotan la población de este animal marino, muy apreciado en la cocina asiática.

El senador por Yucatán, Daniel Ávila Ruiz (PAN), dijo que con reformas que califican como delito de delincuencia organizada el manejo ilegal de pepino de mar, en la península se podrá contrarrestar el saqueo y robo de esta especie de alto valor económico.

La depredación del pepino de mar ha sido creciente por la falta de una ley que sancionara esta práctica, y ello ha puesto en riesgo la vida de pescadores que son asaltados por criminales, y violenta el marco de protección que requiere este animal marino en peligro de extinción.

Actuar en grupo de delincuencia organizada y cometer delitos contra el pepino de mar podrá merecer penas de prisión de 15 años, lo cual restará el incentivo a medrar a costa de este producto del mar, por lo cual se carecía de tipiacación de delitos y castigos significativos.

El pepino de mar alcanza precios de 600 dólares el kilogramo, particularmente en el mercado asiático, y su localización en las costas de Yucatán, ha derivado en una sobreexplotación del animal y la acción de la delincuencia organizada que asalta embarcaciones de recolectores del producto, explicó el legislador.

Agregó que “en el mercado negro se ha reportado que pueden alcanzar un costo de hasta tres mil dólares por kilogramo, y por ello, eso es para muchos una mina de oro, y ante la inexistencia de una sanción ejemplar propició la sobreexplotación de este animal marino.

Desde 2014, Ávila Ruiz inició la promoción de una reforma que endureciera castigos por estas prácticas, y junto con el ahora gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, y el senador por Baja California, Ernesto Ruffo Appel, impulsó el estudio del tema en comisiones, y una vez aprobado, la minuta fue a la Cámara de Diputados, que la devolvió con cambios que aceptaron los senadores, y ya cuenta con la aprobación anal y sólo espera su publicación en el Diario Oacial de la Federación.

El decreto reforma y adiciona el Código Penal Federal y la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, dijo Ávila Ruiz, “con la analidad de ajustarlo al contexto social actual para contar con un instrumento jurídico que contribuya de manera eacaz a proteger los recursos naturales en peligro de extinción-veda, un tema que trata de preservar el medio ambiente y los recursos naturales”.

Se ha legislado “establecer como delito federal la captura dolosa, acopio, transporte, destrucción y el comercio de especies acuáticas en peligro de extinción y de alto valor económico como lo es el pepino de mar”, dijo.

Queda en la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada las acciones contra el pepino de mar, y se tipiaca cuando éstas sean cometidas por tres o más personas de manera reiterada, y que causan graves daños al medio ambiente.

Daniel Ávila Ruiz expresó su seguridad de que con estas reformas a la legislación penal federal “avanzaremos de manera importante en la protección de nuestros recursos naturales en peligro de extinción, ya que si bien es cierto que hay recursos renovables muy dinámicos y diversos como la pesca, su uso responsable representa el gran desafío de nuestros días, máximo cuando se ha realizado una sobreexplotación de determinadas especies de flora y fauna”.

Como casos de especies marinas en peligro de extinción, el senador panista mencionó al pepino de mar y al caracol rosado, en cuya protección se han declarado vedas, con el propósito de darles protección, en los periodos de mayor vulnerabilidad y garantizar una posterior abundancia sustentable.

Acusó el senador por Yucatán que “poco o nada se han respetado las vedas”, ya que tanto el pepino de mar, como el caracol rosado tienen alto valor económico y, hasta el momento, se carece de sanciones ejemplares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *