Inicio » Noticias » Estatales » Se encarece naranja agria debido a escasez en Yucatán

Se encarece naranja agria debido a escasez en Yucatán

WILLIAM SIERRA. NOVEDADES YUCATÁN.

La fruta es muy apreciada por los yucatecos y aunque esté cara, la compran.

MÉRIDA, Yucatán. La naranja agria, producto indispensable en la gastronomía yucateca, se vende actualmente hasta en 10 pesos la pieza, debido a que hay escasez, coincidieron citricultores, quienes se lamentaron de que en esta temporada el limón nunca alcanzó buen precio, como en otros años.

De acuerdo con datos recabados entre los productores de municipios del sur del Estado, que llegan a descargar sus cosechas al mercado ubicado en la ex Casa del Pueblo, la naranja agria es muy apreciada por los yucatecos, y aunque esté cara, como ahora, la compran, pues le da una sazón especial a los platillos típicos.

Por ejemplo, mencionan, una cochinita pibil sin naranja agria no sabría igual y por consiguiente, los comerciantes prefieren pagar un poco más, que perder clientes.

Lo mismo sucede con las amas de casa, que no cambian ese agrio característico por el que deja el limón o el vinagre.

La escasez tiene su origen en la lluvia, debido a que tras la fuerte sequía, la floración que hubo resecó las naranjas y con los primeros aguaceros de la temporada se cayeron.

“La naranja agria que se está vendiendo es la que aguantó y alcanzó cierto tamaño”, comentó José Cab, proveniente de una tercera generación de citricultores oriundos de Ticul.

Para cubrir la demanda local, cuando ya no hay producción de los municipios del sur, como Dzan, Oxkutzcab, Ticul, Tekax, entre otros, los comerciantes mayoristas lo que hacen es traer naranja agria de Veracruz y Tabasco, donde prácticamente la tiran, pues en esos estados no tiene el aprecio que se le da por aquí.

Actualmente, una caja con naranja pequeña cuesta poco más de 350 pesos y la grande, alcanza los 500 pesos. Por pieza, la chica se vende en cinco pesos, y la de mejor tamaño y con mayor jugo, entre ocho y 10 pesos.

“Cada caja trae entre 14 a 20 kilos y va a costar dependiendo la calidad, mientras más grande y verde, mucho más cuesta”, comentó Andrés Bacab, originario de Oxkutzcab.

Limón

Los citricultores también coincidieron en que en esta temporada el limón no alcanzó precios elevados, como en otros años, cuando el kilo llegó a los 50 pesos, debido a que hubo mucha producción y la demanda que se tuvo fue para abastecer el mercado local y no el internacional.

“Lo que sucedió es que antes se exportaba mucho limón, y ahora no tanto. No sé a qué se debe, pero los perjudicados somos nosotros”, lamentó Cab, que mencionó que la caja con 20 kilos de limón se vende en 60 pesos.

“Al exportarse mucho limón, el poco que quedaba se vendía aquí, a muy buen precio. Los mercados se rigen de acuerdo con la oferta y demanda”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *