Inicio » Noticias » Estatales » Campeche » Sembradío de calabaza chihua, a punto de perderse

Sembradío de calabaza chihua, a punto de perderse

JORGE AMADO CAAMAL EK.

Campesinos ruegan a dios Cha’ac que llueva

VICENTE GUERRERO (ITURBIDE), Hopelchén, Cam., 10 de junio.- Estamos a punto de perder un millar de hectáreas de la calabaza chihua en los diversos mecanizados de la parte de Iturbide y todo es por la falta de las precipitaciones pluviales de la temporada, mencionó Fernando Catzín Aké, quien dio a saber lo que ocurre en la parte de la zona montañosa y quienes dependen de este sembradío, es poco lo que pueden ganar si no llueve a tiempo, aseguraron varios productores, quienes viven una incertidumbre y se puede repetir lo del año pasado, consideraron.

Aclaró que no sólo los campesinos de Iturbide están en etapa de desesperación, así se encuentran también los de otros pueblos, como Ramón Corona, los menonitas de Nuevo Durango, la Nueva Trinidad, Nuevo Progreso, Temporal, entre otros, quienes esperan que el dios Cha’ac eche sus bendiciones para poder lograr una cosecha y así sembrar otra variedad de fruta, mientras continúe las lluvias y en caso que no, estamos perdidos, indicaron los hombres del campo, quienes a diario están rogando que llueva o perderé de mi propiedad de 15 hectáreas, dijo el líder.

El líder de los campesinos, Catzín Aké, dijo que en su parcela tiene decenas de hectáreas y se encuentran en la misma situación, la siembra la hicieron en mayo en las primeras lluvias y de inmediato la planta germinó, algunos con guías y si en caso que no llueva en tan solo esta semana, se podría perder la cosecha de la calabaza y empezamos mal la siembra del 2019, “se espera que la bendición de nuestro creador ilumine al campo para poder lograr una buena cosecha”.

Insistió de que la calabaza es un buen estímulo económico para los pueblos mayas, ya que el kilo es considerado para poder soportar la crisis de agosto y septiembre, pero al no haber, “estamos totalmente perdidos por los gastos de la siembra, la preparación del suelo, entre otros insumos, pero tenemos fe que vamos a lograr lo que sembramos, pero que llueva, y es nuestra esperanza la lluvia, como la que cayó hace 15 días, en abundancia, cuando menos una hora de aguacero para poder humedecer la tierra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *