Inicio | Quiénes Somos | Directorio | Contáctenos | Ubicación
Info RuralDirector General: Eduardo Goycoolea Nocetti.
Info RuralSubdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
Twitter Facebook RSS
Info Rural

/ Noticias Nuevas / Nacionales
22 de enero de 2013

Inicia la Cruzada Nacional contra el Hambre

     
                       
 Imprimir
Inicia la Cruzada Nacional contra el Hambre

COMUNICADO DE PRENSA. SEDESOL...

Atenderá a 7.4 millones de habitantes en 400 municipios, informa la Titular de la Sedesol, Rosario Robles, al Presidente de la República. Es una estrategia integral e incluyente, cuyo éxito dependerá de la suma de voluntades de toda la sociedad. Al acto asisten el gabinete en pleno, gobernadores, empresarios y organizaciones de la sociedad civil.

Para hacer efectivo el derecho Constitucional a la alimentación, el Gobierno Federal puso en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre, orientada en una primera etapa a una población objetivo de 7.4 millones de mexicanas y mexicanas en 400 municipios del país, informó la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

La Titular de la Sedesol afirmó que se trata de una estrategia integral sustentada en cinco objetivos: Cero hambre a partir de una alimentación adecuada; eliminación de la desnutrición infantil aguda; aumento de la producción de alimentos; reducción de las pérdidas post-cosecha y de alimentos, e impulso a la participación comunitaria y la movilización popular.

“Usted puso en la agenda pública la erradicación del hambre y el compromiso de hacer efectivo el derecho de todos los mexicanos a una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, establecido en el artículo 4º de la Constitución”, señaló la funcionaria federal ante el Jefe del Ejecutivo, al precisar que el esfuerzo institucional que hoy inicia va de la mano con los Objetivos del Milenio y la estrategia Hambre Cero, de la Organización de las Naciones Unidas.

En el evento, que reunió a indígenas tojolabales, tzotziles y tzeltales; al gabinete en pleno, gobernadores y al Jefe de gobierno del Distrito Federal; a organizaciones sociales, empresarios y presidentes municipales, la responsable de la política social del país aseguró que la Cruzada Nacional Contra el Hambre es una estrategia integral e incluyente a favor de los más pobres entre los pobres.

“El éxito de la Cruzada dependerá de la suma de voluntades, de la capacidad de articular acuerdos en el marco de nuestra compleja pluralidad; de la decisión de poner a México por delante, de ser generosos con este gran país al que todo debemos”, señaló Robles Berlanga.

La Titular de la Sedesol explicó que la Cruzada no es solamente una jornada de entrega de despensas, sino una estrategia de política pública para combatir la incidencia de la pobreza y del hambre y contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional de la población vulnerable.

Sobre la forma en que funcionará la estrategia, Robles Berlanga explicó que este año iniciará en 400 municipios y aumentará paulatinamente hasta abarcar la totalidad de la población objetivo, tanto en municipios rurales como urbanos, ya que la “pobreza urbana es factor de exclusión, generadora de violencias, enconos y resentimientos que es indispensable atajar”.

Precisó que, por un lado, se llegará a los municipios más pobres como Cochoapa el Grande o Metlatonoc, en Guerrero, y, por el otro, a centros urbanos como Ecatepec, Puebla o la Delegación Iztapalapa. Se trata de dirigir el esfuerzo hacia quienes menos tienen, hacia los que tienen hambre, pero también a quienes viven en condiciones indignas: ellos requieren de la acción imperiosa del gobierno y de la solidaridad social.

En este enfoque integral, se crea un Sistema Nacional de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, (Sinhambre) conformado por las Secretarías de Estado y organismos como el DIF, la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas y el Instituto Nacional de las Mujeres, entre otros.

Además, se formará un Consejo Nacional de la Cruzada Contra el Hambre como instancia para la construcción de acuerdos entre los sectores público, privado y social, en el que participarán líderes de opinión, sociales y religiosos; académicos, intelectuales, representantes de la sociedad civil y del sector empresarial.

Para garantizar la transparencia, la Secretaria de Desarrollo Social anunció que “se promoverá la integración de Comités Comunitarios, con ciudadanos que incidirán en el diseño, instrumentación y supervisión de las acciones implementadas y definan las prioridades”.

La Cruzada Nacional Contra el Hambre es una estrategia de inclusión y bienestar social que busca dar un piso mínimo de bienestar a 7.4 millones de mexicanos y mexicanas con más de tres carencias sociales, de acuerdo a la información del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Intervención de la Secretaria de Desarrollo Social, Mtra. Rosario Robles Berlanga, en el marco del arranque de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Lic. Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; Lic. Manuel Velasco Coello, Gobernador Constitucional del Estado de Chiapas; Señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal y Señores Gobernadores; Señores y Señoras Integrantes del Gabinete; Invitados especiales, Señoras y Señores, muy buenas tardes a todas y a todos, Señor Presidente:

El pasado primero de diciembre, Usted dio la instrucción de que la Secretaría de Desarrollo Social pusiera en marcha la Cruzada Nacional contra el Hambre en un plazo máximo de 60 días.

Hoy, cumplimos, arrancando esta Cruzada con gran entusiasmo, con una convocatoria a todos los actores de nuestra democracia plural y a toda la sociedad mexicana para sentar las bases de un México más incluyente.

Y lo hacemos aquí, en territorio del pueblo tojolabal.

Usted puso el tema en la agenda pública al expresar que es indignante, inaceptable, que a pesar de los avances que el país ha registrado, existan millones de mexicanos que padecen hambre. Usted decidió incorporar como elementos centrales de su propuesta de gobierno la erradicación del hambre y el compromiso de hacer efectivo el derecho constitucional de todos los mexicanos a una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, establecido en el artículo 4o de la Constitución.

La Cruzada que hoy arranca es una estrategia de política pública para combatir la incidencia de hambre y contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional de la población más vulnerable del país.

Es una estrategia con enfoque amplio, de carácter multidimensional, que promueve un modelo de atención integral para que los mexicanos que sufren hambre puedan no sólo hacer efectivo el ejercicio pleno de su derecho a la alimentación, sino también otros derechos que les permitan superar la pobreza y contar con un piso básico de bienestar.

La Cruzada contra el hambre considera dos aspectos centrales: la producción y el acceso a los alimentos. No es entonces tan sólo una jornada de entrega de despensas, sino una estrategia que aspira a cambios estructurales, a transformaciones de fondo, entre ellas, la de aumentar la producción de alimentos por parte de campesinos y pequeños productores, así como el cambio en el entorno de las comunidades que hoy padecen hambre pero también otro tipo de rezagos y carencias sociales.

1. La Cruzada tiene cinco objetivos primordiales, perfectamente compatibles con los Objetivos del Milenio y con la estrategia Hambre Cero impulsada por el Secretario General de la ONU:

a. Cero hambre a partir de una alimentación y nutrición adecuada de las personas en pobreza multidimensional extrema y carencia de acceso a la alimentación;

b. Eliminación de la desnutrición infantil aguda y mejoramiento de los indicadores de peso y talla de la niñez;

c. Aumento de la producción de alimentos y del ingreso de los campesinos y pequeños productores agrícolas;

d. Reducción de las pérdidas post-cosecha y de alimentos durante su almacenamiento, transporte, distribución y comercialización, e

e. Impulso a la participación comunitaria y la movilización popular para la erradicación del hambre.

2. La Cruzada nacional contra el Hambre es un esfuerzo que durará los seis años de gobierno. Su población objetivo es de 7.4 millones de mexicanos y mexicanas. Algunos seguramente se preguntarán cómo llegamos a esta cifra. La respuesta es muy sencilla: a partir de cruzar el número de quienes viven en condiciones de pobreza extrema y los que reportan carencia de acceso a la alimentación. Se trata entonces de dirigir el esfuerzo hacia los que menos tienen, hacia los más pobres de entre los pobres, hacia los que tienen hambre, pero que también viven en condiciones indignas, porque son ellos los que requieren la acción imperiosa del gobierno y la solidaridad de toda la sociedad.

3. En el primer año, se iniciará en 400 municipios para extenderse paulatinamente hasta abarcar a la totalidad de la población objetivo. El único criterio para escoger estos municipios es de carácter técnico. Su definición se desprende de la información proporcionada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), instancia con la que hemos estado en permanente comunicación.

4. En esta relación de municipios se encuentran los que son eminentemente rurales pero también de manera fundamental se considera a la pobreza urbana, factor hoy de exclusión, generadora de violencias, enconos y resentimientos que es indispensable atajar. Por ello, en el listado hay municipios en los que casi la totalidad de su población se encuentra en esta condición de pobreza extrema y carencia alimentaria y que son rurales, así como municipios con el mayor número absoluto de personas en esa condición y que son sobre todo urbanos. Así, en un polo se tiene a los municipios más pobres como Cochoapa el Grande o Metlatonoc, y en el otro, por ejemplo, a Ecatepec, Puebla, o a la delegación Iztapalapa, lo que demuestra que en las ciudades también hay hambre.

5. Esta selección responde a la necesidad de atacar también la pobreza urbana y no sólo la rural donde se han concentrado los esfuerzos en los últimos años. Considera una perspectiva de inclusión y cohesión social y atiende las recomendaciones de la CONEVAL que en su informe 2012 dice: “el reto de abatir la pobreza municipal es doble: reducir la pobreza rural de municipios pequeños y dispersos, así como disminuir la pobreza urbana, que tiene mayor peso en volumen poblacional”.

6. La Cruzada nacional contra el Hambre está considerada como una estrategia integral pues los mexicanos y mexicanas a quienes está dirigida presentan de tres a más carencias sociales: el 40 por ciento tiene más de tres carencias, el 34 por ciento presenta cuatro carencias, el 19 por ciento, registra cinco carencias sociales y casi el seis por ciento presenta 6 carencias sociales.

7. Este enfoque integral precisa de la acción coordinada y concurrente de diversas dependencias gubernamentales, de ahí que se considere la creación de un Sistema Nacional de la Cruzada contra el Hambre. Como parte de este Sistema se creará una Comisión Intersecretarial, conformada por todas las Secretarías así como por organismos como el DIF, la Comisión de Pueblos Indígenas y el Instituto Nacional de las Mujeres. La coordinación intergubernamental será un principio fundamental para lograr el realineamiento de recursos presupuestales de más de 70 programas de la Administración Pública Federal para cumplir con los objetivos planteados por la Cruzada.

8. Se propone también la creación de un Consejo Nacional de la Cruzada contra el Hambre como una instancia incluyente para el diálogo y la construcción de acuerdos entre los sectores público, privado y social. La idea es que en este Consejo participen líderes de opinión, sociales y religiosos, académicos, intelectuales, representantes de la sociedad civil y del sector empresarial para recoger sus opiniones e implementar un proceso de mejora continua de la Cruzada.

9. Se va a actuar con transparencia, abiertos a la mirada de los ciudadanos y atentos a sus voces. Pero sobre todo se van a medir los resultados, porque política pública que no es evaluada corre el riesgo de convertirse en demagógica. De ahí que, de acuerdo a sus instrucciones, se hayan establecido una serie de indicadores para medir impactos, avances y también, hay que decirlo, que permitan corregir a tiempo los errores.

10. La Cruzada tendrá como sustento y fortaleza la más amplia participación de la sociedad para lo cual se promoverá la integración de Comités Comunitarios conformados por ciudadanos que incidirán en el diseño, instrumentación y supervisión de las acciones implementadas. Esta vez serán los propios ciudadanos los que precisarán las prioridades a atender; ellos definirán, con sus necesidades, la forma y el ritmo al que debemos actuar las instancias gubernamentales.

La Cruzada se hará de abajo hacia arriba, desde el tejido social hacia las instituciones y las políticas públicas, porque sin la gente no podremos avanzar, y este es un principio de democracia participativa que enriquece y le da sentido a todo el esfuerzo. Cada año, además, durante el mes de la Cruzada se convocará a la sociedad a participar, a compartir este esfuerzo porque eso garantiza una mayor cohesión social. Se invitará a toda la sociedad porque esta Cruzada debe mover a México. Debe sentar la idea en el imaginario colectivo de que es posible que la sociedad ayude a la sociedad y que luchar contra el hambre es compromiso de todos. 11. Por último, se promoverá, a partir del diálogo con gobernadores, el Jefe de Gobierno, los presidentes municipales y jefes delegacionales del DF, la firma de Acuerdos Integrales para el Desarrollo Incluyente, en los que se definirán con claridad y en el marco de consensos sustentados en un espíritu federalista y en el respeto a la autonomía de los gobiernos locales, las estrategias a implementar en cada una de las entidades federativas, así como objetivos claros y metas precisas. La idea es coordinar esfuerzos para dar mejores resultados, poniendo siempre en primer lugar el único interés el de los ciudadanos.

Hoy se inicia este esfuerzo emblemático pero es necesario dejar claro que es tan sólo el principio. El éxito de la Cruzada dependerá de la suma de voluntades, de nuestra capacidad para articular acuerdos en el marco de nuestra compleja pluralidad, de nuestra decisión de poner a México por delante, de ser generosos con este gran país al que todo debemos. En acatamiento a sus instrucciones, señor Presidente, en el transcurso de los próximos dos meses se realizarán las reuniones con los diversos niveles de gobierno, así como las organizaciones de la sociedad civil, se capacitará al ejército de promotores encargados de impulsar la participación comunitaria, se convocará a los jóvenes a involucrarse en las brigadas de trabajo, para que en el mes de abril se desaten todas las energías y millones de mexicanos sientan nuestra mano solidaria.

Por lo pronto, hoy en este acto, en este municipio simbólico de Las Margaritas, su gobierno demuestra una vez más su compromiso con las causas más justas de la sociedad. Muchas gracias.



 
 

Regístrese a nuestro Newsletter

Si desea recibir las novedades de este sitio, registre su dirección de correo electrónico: