Inicio | Quiénes Somos | Directorio | Contáctenos | Ubicación
Info RuralDirector General: Eduardo Goycoolea Nocetti.
Info RuralSubdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
Twitter Facebook RSS
Info Rural

Columnas y Opinión / Agropecuarias
22 de septiembre de 2008

Intoxicaciones por nitratos en las cabras

     
                       
 Imprimir

En algunas ocasiones el caprinocultor llega a observar en su rebaño que uno de sus animales tiene problemas al andar, que sus músculos se estremecen y se dificulta la respiración. Al observarlos o inspeccionarlos más de cerca se podrá ver que las pupilas de los ojos se encuentran dilatadas, es decir muy abiertas.

En estas circunstancias es muy posible que la cabra muera por causas de un problema, que en ciertas condiciones, está muy extendido en el campo y es la intoxicación por nitratos.

Uno de los orígenes de este problema es la alta concentración de nitratos que el animal puede ingerir en forrajes, leguminosas, pastizales, etc.

Entre las causas que provocan una elevada concentración de nitratos en las plantas y granos se encuentra principalmente la sequía, se desarrolla conjuntamente con altas temperaturas y en tierras que tienen fuertes concentraciones de nitrógeno. Durante estas épocas las plantas se encuentran en condiciones en las cuales no pueden convertir con rapidez esos elementos químicos y por lo tanto las almacenan en tallos y hojas.

También muchas plantas contienen elevadas concentraciones de nitratos en épocas en las que se desarrollan rapidamente los pastizales.

Esta situación se presenta igualmente en épocas de baja intensidad solar, cuando las plantas no pueden transformar esos nitratos en aminoácidos y proteínas.

Es frecuente también que las plantas almacenen gran cantidad de nitratos en lugares donde prevalecen en una u otra forma; una temperatura extremosa, días nublados, aguaceros, granizadas, sequías, etc. Sin embargo, la más peligrosa es el periodo en que después de una prolongada sequía posteriormente llueve durante 3 a 5 días, ya que las plantas rápidamente absorben el nitrógeno acumulado en la tierra.

En estos casos las más altas concentraciones de nitrógeno se localizan en las partes más bajas de los tallos, por lo cual el pastoreo prolongado puede ser un peligro.

Los fertilizantes nitrogenados que se aplican en exceso en las plantas, pueden causar un aumento en la proporción del nitrógeno.

Los síntomas que indican un envenenamiento por nitratos son muy variables, pero generalmente se presentan con mayor fuerza en los tejidos vasculares del cerebro, corazón, pulmones, hígado, riñones y los testículos.

Otros síntomas de intoxicación se manifiestan en forma de diarreas, orina frecuente, disminución del apetito y debilitamiento. En unos más profundos se puede encontrar una coloración café oscura de la sangre, la cual está muy asociada con este padecimiento, debido a la baja capacidad de las células de transportar oxígeno a los tejidos.

Este mal es más común en los bovinos, pero en el ganado caprino también se llega a presentar.

Varios estudios nos indican que las cabras con deficiencia de vitamina “A”, son más susceptibles a verse afectadas por el envenenamiento de nitratos.

El envenenamiento puede ser por distintas y muy variadas circunstancias y, por lo tanto, existen varios métodos de prevención:

1.- Regular la cantidad de consumo de alimentos con nitratos y sólo utilice pequeñas dosis de ser necesario, pero combinándolos con alimentos que tengan altas concentraciones de energía y proteína. Es conveniente también adicionar vitamina “A” y Yodo.

2.- Deje el forraje dañado por la sequía en el campo, sin cortar, hasta que la planta madure y así disminuya la cantidad de nitrato.

3.- Evite al máximo los forrajes y pasturas, al menos durante una semana, que procedan de tierras que sufrieron sequía y después una intensa lluvia.

4.- Corte el forraje más alto que lo normal, para evitar los nitratos que se encuentran en las partes bajas de las plantas.

5.- Evite cambios bruscos en la alimentación de su rebaño caprino, ya que pueden alterar el funcionamiento del rumen.

6.- Provea adecuadamente de minerales y sales a sus cabras.

7.- Mantenga un buen manejo sanitario. Animales sanos tienen una mayor capacidad de metabolizar los nitratos.

Es preciso recordar que cuando una cabra muestra algunos síntomas de intoxicación o que su comportamiento no es normal, lo más recomendable es consultar con un médico veterinario inmediatamente.

Tratamiento: se debe de inyectar a la cabra, con azul de metileno, el cual origina que la sangre vuelva a su estado normal.

La dosis sugerida es de 4 mg./Kg. de peso vivo. También se le puede ayudar con una toma de aceite mineral proporcionado con una sonda estomacal, lo cual contrarresta la acción de los nitratos y ayuda a la rápida eliminación en el rumen.



 
 

Regístrese a nuestro Newsletter

Si desea recibir las novedades de este sitio, registre su dirección de correo electrónico: