Inicio | Quiénes Somos | Directorio | Contáctenos | Ubicación
Info RuralDirector General: Eduardo Goycoolea Nocetti.
Info RuralSubdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
Twitter Facebook RSS
Info Rural

Medio Ambiente / Yucatán
4 de agosto de 2009

Depredadores del venado cola blanca

     
                       
 Imprimir
Depredadores del venado cola blanca

DAVID RICO. POR ESTO. Mérida, Yuc. Autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) aseguraron que los principales depredadores del venado cola blanca son los cazadores furtivos, por lo que se ha intensificado la labor de vigilancia, incluso en colaboración con elementos del Ejercito Mexicano y de otras corporaciones policíacas.

Al respecto, el subdelegado de la Profepa en el Estado, Luis Antonio Balam Tzek, mencionó que el aprovechamiento de los recursos naturales está regido por la Ley General de Vida Silvestre y todo lo que tiene que ver con este aprovechamiento, incluida la caza, requiere de autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Asimismo comentó que hasta el momento no existe un estudio que dé cuenta de la población de venado que existe actualmente en la entidad. Expuso que las estimaciones mucho dependen de lo que reporten las distintas Unidades de Manejo Ambiental y la gente de las distintas zonas.

Cabe destacar que en reiteradas ocasiones se buscó esta información en la delegación estatal de la Semarnat, aunque con resultados infructuosos, pues el área de comunicación únicamente señaló que el director de Vida Silvestre se encontraba de vacaciones y que no tenía la información.

El funcionario de Profepa comentó que la cacería deportiva no está contemplada en la mencionada ley, como tampoco el aprovechamiento del venado cola blanca en Unidades de Manejo Ambiental (Umas), aunque éstas últimas requieren de un permiso oficial para operar.

Subrayó que hasta el momento el único ejemplo exitoso de una unidad de manejo ambiental es el de Santa Rita, en Ticul, donde incluso se comercializa carne de venado y está reglamentado su uso por la Semarnat a través de una actividad cinegética.

Por lo anterior, señaló que todo aprovechamiento sin permiso está sancionado, aunque se trata de una sanción administrativa de 20 a 50 días de salario mínimo.

Entre los diferentes tipos de aprovechamiento figuran la tradicional “batida” o cacería grupal.

Sin bien esta actividad ha generado algunos fatales accidentes, el último de los cuales se registró en los montes de Temax-Cansahcab, donde murió Julio Ubaldo Uh Casanova por un disparo de rifle, luego de que su cuñado lo confundiera con un astado, también requiere de una regulación y asesoramiento por parte de la Semarnat.

El representante de la Profepa expuso que ahora se mantiene especial vigilancia sobre los grupos que llevan a cabo un tipo de cacería, a la que se le conoce como “lampareo”, que implica toda una inversión, pues se necesita contar con autos o camionetas a las que se les adapta un andamio de aproximadamente 3.5 metros de alto, que se le conoce como “circo”.

Esta estructura que se coloca sobre los vehículos permite a los cazadores disparar desde aproximadamente 4 metros de altura; además estos cazadores usan lámparas de halógeno e incluso muchas veces se ha detectado el uso de rifles con mira telescópica. Por ello, mencionó que la Profepa se ha centrado en controlar este tipo de actividad, que más bien llevan a cabo cazadores furtivos. Dijo que hay reportes de que en una noche han cazado hasta 4 ejemplares.

Mencionó que hay zonas como Ixil, Tixkokob y, en general, el sur del Estado, en las que se ha detectado un mayor número de cazadores de este tipo, aunque precisó que mucha de la gente que usa “circo” viaja de Mérida a estos puntos.

Comentó que también se registra este tipo de actividad en la costa y otros lugares en los que existen grupos de venado. Dijo que la temporada propicia es la época de secas, cuando el venado sale a buscar agua y se convierte en presa fácil.

Balam Tzeek mencionó que la principal presa es el venado cola blanca, pues aunque también hay el venado Temazate, éste tiene menor presencia. Indicó que el venado cola blanca no está en el listado de la Norma 059 de animales en peligro de extinción, pero sigue estando protegido por la Ley General de Vida Silvestre, pues su aprovechamiento está estrictamente regulado.

En el caso de los cazadores que usan el “lampareo”, mencionó que se han establecido mayores acciones de vigilancia, aunque en ellas se ha pedido la colaboración del Ejercito Mexicano, SSP, así como de policías municipales e incluso de la AFI, pues se trata de cazadores poderosamente armados y con vehículos potentes, en tanto que el inspector de la Profepa sólo cuenta con libreta y lápiz.

Una vez que se detiene a este tipo de cazadores se les levanta una sanción administrativa y se les decomisan los vehículos y el armamento, y cuando éste es a veces exclusivo del Ejército, pues entonces la autoridad competente les finca responsabilidades.

En cuanto a la cacería para subsistencia que muchos grupos llevan a cabo señaló que esta actividad está también regida por la Semarnat, que está obligada a proporcionar autorización y asesoría.

El Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Eduardo Batllori Sampedro, resaltó que son los cazadores furtivos los que muchas veces atentan contra el venado col ablanca, pues a pesar de la vigilancia, se estima que matan unos 90 ejemplares al año. De acuerdo con datos de la SEDUMA, existen 40 UMAS en todo el Estado distribuidas en 27 municipios; 23 de ellas son de manejo extensivo, en donde se lleva a cabo una manipulación directa y un manejo zootécnico, y 17 son de manejo extensivo, es decir, donde la crianza se da al aire libre. En muchas de estas unidades también se comercializan diferentes productos.



 
 

Regístrese a nuestro Newsletter

Si desea recibir las novedades de este sitio, registre su dirección de correo electrónico: