Inicio | Quiénes Somos | Directorio | Contáctenos | Ubicación
Info RuralDirector General: Eduardo Goycoolea Nocetti.
Info RuralSubdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
Twitter Facebook RSS
Info Rural

Ciencia y Tecnología / Noticias Ciencia y Tecnología
31 de enero de 2010

¡Sabrosos! y nutritivos insectos

     
                       
 Imprimir

Nancy Méndez C. Excelsior...

Esos seres pequeñitos de patas alargadas, cantos nocturnos y saltos entre los pastizales constituyen, de entre las especies de insectos, uno de los platillos ricos en proteínas y saludables para el consumo humano.

Incluso, 100 gramos de chapulines contienen 62% de proteínas, mientras que la misma cantidad de carne de res tiene 60%, dos menos que este manjar saltarín, una botana común de los mercados de Oaxaca.

También poseen grasa benéfica para la salud contrario a la que contiene la carne roja, que presenta grasas saturadas que puede provocar alteraciones en el corazón al tapar las arterias.

De acuerdo con la nutrióloga certificada Livia Valles, la grasa de estos pequeños seres es similar a la vegetal por lo que tiene mayores beneficios para el organismo.

“En diferentes partes del país se comen insectos como chapulines, acociles, gusanos de maguey y escamoles, entre otros. La grasa que contienen es poliinsaturada, es decir que son del tipo de los vegetales, pues los insectos consumen en su mayoría plantas.

“Además tienen una proteína de alto valor biológico, equiparable a la del huevo, que es muy valiosa”, señaló Valles en entrevista con Excélsior.

La egresada de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE enfatizó que además este alimento contiene calcio en altas proporciones, de fácil digestión, y es recomendable para las personas que sufren de osteoporosis.

“También tienen magnesio, que ayuda a los huesos y la contracción muscular, y vitamina B, que apoya la relajación muscular, la coagulación de la sangre, la digestión correcta de los carbohidratos y la absorción de glucosa”, detalló.

La nutrióloga de Médica Sur relató que en algunas regiones de México también se consumen las hormigas mieleras y las cochinillas. “Estoy a favor del consumo de insectos, aunque depende de cuáles y de su procesamiento. Hay centros de crianza para especies como los chapulines o algunos que ya han pasado por un proceso de cocción, como los chinicuiles (gusanos de maguey) que resultan más limpios al consumirlos”, agregó.

Otro de los beneficios de consumir insectos está el de reducir peso, pues muchos de ellos contienen tejido fibroso que ayuda a la digestión y acelera el metabolismo, opinó la especialista.

“Su caparazón tiene un tejido fibroso. Pasa lo mismo que con el camarón, que su cascarita se utiliza en tratamientos reductores de peso.

Los insectos adquieren un sabor agradable cuando llevan un proceso gastronómico por lo que con frecuencia se les encuentra en ferias culinarias que representan a México en el extranjero.

“Recomendaría que se consumieran los más conocidos en nuestro país y que de preferencia vengan con un proceso de cocción para evitar intoxicaciones y si son exóticos se coman en restaurantes que tengan el Distintivo H, que les obliga a tener normas de higiene, como por ejemplo los alacranes, que estén cocinados por un experto”, manifestó.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), publicó en su portal oficial que los insectos son una fuente de proteínas importante en África Central y “deberían tomarse en cuenta como recurso para incrementar la seguridad alimentaria”.

De acuerdo al comunicado expuesto en 2004, las larvas y orugas son un alimento primordial en aquella región. Cerca de 85% de participantes en un estudio realizado en la República Centroafricana consumen orugas, 70% lo hacen en la República Democrática del Congo y 91% en Botswana.

“Los insectos comestibles de los bosques son una importante fuente de proteínas y, a diferencia de los procedentes de las tierras agrícolas, no están contaminados de plaguicidas.

“Debido a su elevado valor nutricional, en algunas regiones se utiliza la harina de orugas en la alimentación infantil para combatir la malnutrición y forman parte integral de la comida cotidiana, además que son consideradas un manjar”, señaló Paul Vantomme, experto forestal de la FAO, en la publicación.

*Livia Valles, Nutrióloga Certificada. 04455 2216 2811

¿POR QUÉ DEBERÍA COMERLOS?

- Existen 398 tipos de insectos comestibles de acuerdo al Instituto de Biología de la UNAM.

- Contienen una mayor proporción de proteínas y grasas que la carne de bovino y el pescado, y un elevado nivel de energía.

- Cada 100 gramos de orugas secas contiene:53 gramos de proteínas.15% de grasas.17% de carbohidratos.430 kilocalorías es su valor energético.

- Poseen: minerales como potasio, calcio, magnesio, zinc, fósforo, hierro y diversas vitaminas, dependiendo de la especie de oruga que se trate.

- Proporcionan más del 100% de las necesidades diarias de vitaminas y minerales.

Fuente: Datos de la publicación Insectos comestibles: importante fuente de proteínas en el Africa Central, Roma, noviembre 2004.



 
 

Regístrese a nuestro Newsletter

Si desea recibir las novedades de este sitio, registre su dirección de correo electrónico: