Guadalajara, Jal. Debido a que las condiciones climáticas “son cada vez más extremas y los precios (de los alimentos) cada vez están más controlados por factores internacionales”, los consejos agroalimentarios del país trabajan de manera conjunta en diversos proyectos que ayuden al sector a enfrentar la sequía, a generar valor agregado a los productos del campo y a crear rutas logísticas para exportar la producción agrícola y pecuaria del país.

El presidente de la Asociación Nacional de Consejos Agroalimentarios de México (CAM), Jacobo Cabrera Palos, dijo a El Economista que, debido a que casi 70% del territorio estatal enfrenta un problema de sequía severa, y el cambio climático seguirá causando problemas al campo, ya sea por la falta de agua o por inundaciones y heladas, es urgente que el gobierno federal implemente una política pública para fortalecer las cadenas productivas y evitar la importación de alimentos.

Por lo pronto, dijo, el sector empresarial en Jalisco abrió el primer Consejo Consultivo del Agua.

Se trata de la primera delegación que se genera en el país y la preside el exsecretario federal y estatal de Agricultura y Desarrollo Rural, respectivamente, Francisco Mayorga Castañeda.

“Está haciendo toda una planificación para identificar los factores de riesgo y las propuestas de solución con el grupo de ingenieros hídricos”, señaló el presidente de CAM.

Comentó que el organismo empresarial solicitó, además, al gobierno de Jalisco que permita al sector privado hacer análisis y estrategias para identificar dónde están los cuerpos de agua en la entidad para producir donde hay recursos hídricos.

“Hace dos años hicimos una alianza estratégica con Netafim, en donde se ha generado que el principal valor para la producción inteligente de cultivos sea bajo nano riego y micro riego, y Jalisco es el referente hoy en producción tanto en cultivos protegidos como en cultivos tradicionales como el aguacate en donde producimos casi tres veces más que el promedio de la producción mundial con micro riegos”, explicó.

Destacó que los empresarios del ramo agroalimentario del país realizan alianzas estratégicas para consolidar al sector a través del aprovechamiento de las fortalezas de cada estado y de cada región del país.

“El sur-sureste de México tiene mano de obra, agua y recursos naturales. Entonces, tenemos que preservarlos y ayudar a que los productores del centro-occidente vayan al sur-sureste y hagamos una alianza estratégica”, subrayó.

Carretera Marítima

El dirigente citó como ejemplo la firma, hace un mes, de una alianza entre el Consejo Coordinador del sur-sureste de México y el Consejo Coordinador Agroalimentario del centro-occidente para generar valor agregado en la producción.

“El primer proyecto que hicimos se llama Sexta Carretera Marítima de México que es una conexión Tapachula, Chiapas; Manzanillo, Colima y Ensenada, Baja California, donde estamos buscando que los consejos de los distintos estados podamos apoyar a la producción del sur-sureste y de Centroamérica para trasladar sus productos al centro de México y poder exportar a Asia y Oriente o poder llevarlos a California donde tenemos casi 70% del mercado para la producción”, detalló el presidente de la Asociación Nacional de Consejos Agroalimentarios de México.

Anticipó que en junio próximo la asociación realizará el Primer Congreso Mesoamericano de Consejos Agroalimentarios para abordar temas como migración, agua, logística e integración regional.

estados@eleconomista.mx