Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
sábado , 5 diciembre 2020
Inicio » Carrusel » 4 especies endémicas y raras de Michoacán amenazadas por la actividad agrícola y venta como mascotas

4 especies endémicas y raras de Michoacán amenazadas por la actividad agrícola y venta como mascotas

Compartir es bueno:

LA VOZ DE MICHOACÁN.

Cerca de 30 por ciento de los ecosistemas y superficies naturales del estado se han visto afectadas en los últimos años por distintas razones, amenazando a las de 9 mil 500 especies de flora y fauna que existen en el territorio michoacano.

Michoacán tiene 224 especies endémicas tanto de flora como de fauna y es el quinto estado con mayor riqueza natural al contar con un total de 9 mil 509 especies., sólo después de Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Veracruz, según un Estudio de Estado de la Biodiversidad, dado a conocer por el gobierno estatal.

Para preservar esta riqueza natural, la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial de Michoacán, activistas y pobladores de comunidades, realizan acciones como la prevención de incendios forestales, reforestación en zonas degradadas y el freno al cambio ilegal de uso de suelo para la conservación de los hábitats.

Entre las 224 especies endémicas con las que cuenta la entidad, se encuentran 4 poco conocidas y que resultan peculiarmente interesantes por su rareza, tal es el caso de Nopilchi, eslizón michoacano, el murciélago amarillo y la Salamanquesa.

Para muchas de estas especies, resulta mortal el crecimiento de las manchas urbanas, las actividades agrícolas y la caza para venta de animales exóticos.

Nopilchi, especie rara y endémica

El nopilchi, conocido en las regiones donde vive como nopilche, es una lagartija no muy común, rara vez se deja ver y es endémica de Michoacán.
 
De nombre científico Ctenosaura clarki, esta especie se distribuye en toda la zona de Tierra Caliente de la entidad, desde la cuenca del Río Tepalcatepec hasta las cuencas media y baja del Río Balsas (en Guerrero y Michoacán); se tiene registro del nopilchi en los municipios michoacanos de La Huacana, Churumuco, Arteaga, Múgica, Apatzingán y Huetamo.

El nopilchi se encuentra amenazado, actualmente su situación es vulnerable según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Los principales factores de riesgo para la especie están asociados al incremento de la fragmentación de su hábitat debido a la actividad agrícola y ganadera y a la captura para su comercio en el mercado de mascotas, aunque no tienen ningún otro uso, según los científicos.

Se ha documentado la preferencia del nopilchi para vivir y desplazarse en los árboles y el uso de las cavidades naturales de troncos y cactáceas para ocultarse. El clima en las regiones donde se ha ubicado a esta especie es seco y caluroso, donde se pueden alcanzar hasta los 43 grados Celsius en la temporada más calurosa y 17 grados Celsius en la más fría. El total de la precipitación anual es menor a los 1000 milímetros y entre los meses de junio y septiembre la lluvia varía entre los 100-250 milímetros.

Murciélago amarillo de Infiernillo

El murciélago amarillo del Infiernillo, es otra de las 224 especies endémicas que forman parte de la riqueza natural de Michoacán; está considerado como muy raro y de distribución muy restringida, está presente en la Cuenca del Río Balsas, entre los poblados El Infiernillo y Zicuirán, en el municipio de Arteaga, así como en Churumuco y La Huacana.

Los hábitos de alimentación de la especie cuyo nombre científico es Rhogeessa mira, son a base de insectos. Actualmente se encuentra sujeto a protección especial por la Nom-059-SEMARNAT-2010 y es considerado vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La falta de conocimiento sobre el estado de sus poblaciones y sobre su biología, en especial sobre su reproducción, son características que colocan a este murciélago como una especie sujeta a protección también por las autoridades estatales, recordó el secretario del Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Ricardo Luna García.

El murciélago amarrillo del Infiernillo está asociado a ambientes abiertos próximos a áreas boscosas donde encuentra refugio, aunque comparte hábitat en zonas de climas cálidos semiáridos, en altitudes desde el nivel del mar hasta los 200 metros sobre su nivel, como el caso de la Tierra Caliente michoacana.

El gecko más pequeño de México

La salamanquesa pigmea de la Sierra Madre del Sur, además de ser una de las especies endémicas de Michoacán está considerada como el gecko más pequeño de México y la podemos encontrar en la región Balsas-Tepalcatepec, en la conocida Tierra Caliente.

La presencia de este saurio está restringida a zonas de vegetación arbustiva en las partes bajas de la cuenca del Río Balsas; se ha registrado en municipios como Apatzingán, Arteaga y Múgica, ubicado en la Tierra Caliente.

La podemos encontrar en árboles o cactus muertos, se considera por ello, que es una especie arborícola; el clima cálido subhúmedo es predominante de las zonas donde se localiza este saurio cuyo nombre científico es Phyllodactylus duellmani, con temperaturas que oscilan entre los 22 y 34 grados Celsius.

La salamanquesa pigmea de la Sierra Madre del Sur, es una especie considerada bajo protección especial por la NOM-059-SEMARNAT-2010 y de preocupación menor por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, abundó el secretario del Medio Ambiente, Ricardo Luna García. Recordó que, en Michoacán, desde la Secretaría de Medio Ambiente, se ha decretado áreas de conservación donde habitan esta y otras especies microendémicas.

La actividad ganadera y la fragmentación del hábitat de la salamanquesa también representan los principales factores de riesgo de extinción de la especie, cuya distribución es restringida. En la zona donde habita el saurio se ha reportado una excesiva actividad de pastoreo, principalmente de cabras, y en consecuencia esto provoca la pérdida de superficie vegetal, indicó Ricardo Luna.

Eslizón michoacano

Michoacán es rico en especies animales, muchas de ellas endémicas del territorio estatal, como el caso del eslizón michoacano que lleva por nombre científico Mesoscincus altamirani, cuya zona de distribución es la Depresión del Balsas.

Su hábitat natural es el bosque tropical caducifolio, matorral espinoso, zonas de palmares y cultivos de mango, en un intervalo altitudinal de 215 a 10 mil 50 metros. Se distribuye en la zona conocida como Depresión del Balsas-Tepalcatepec que abarca también el estado de Guerrero. En Michoacán se tiene registro de eslizón en los municipios de Apatzingán, Huetamo, Múgica, Nuevo Urecho, La Huacana y Parácuaro.

Compartir es bueno:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *