Inicio » Carrusel » Abarata mosca naranja jarocha

Abarata mosca naranja jarocha

FRIDA ANDRADE. REFORMA.
foto
Los agricultores de Veracruz tienen a la industria juguera de naranja como su principal cliente, pero ofrece menores precios que si el fruto se exportará en fresco. Foto: Julio Salazar Belmares

Cd. de México, México (22 marzo 2016).- Veracruz es el Estado con mayor producción de naranja, pero no ha podido librarse de la mosca de la fruta y eso le ha cerrado las puertas del mercado de exportación.

Los productores colocan toda su cosecha en el mercado nacional, donde los precios son menores que en el internacional, explicó Antonio Soberón, presidente del Consejo Estatal Citrícola de Veracruz.

Los agricultores de ese Estado tienen a la industria juguera como su principal cliente, pero ofrece menores precios que si el fruto se exportará en fresco.

La industria paga alrededor de 2 mil 300 pesos la tonelada, mientras que la naranja de exportación alcanza precios promedio de 7 mil pesos la tonelada, precisó Soberón.

Es posible comercializar la fruta de esta forma porque durante el proceso se tiene contacto con altas temperaturas, así que es posible matar cualquier insecto o bacteria que pueda llevar, explicó.

De tal forma que del millón de toneladas que se procesan por esta industria al año en el País, Veracruz aporta aproximadamente 700 mil, destacó.

Actualmente, los estados que están libres de la mosca de la fruta en la naranja es Nuevo León, Sonora y Baja California, lo cual les permite tener la capacidad de exportar en fresco.

Sin embargo, representa una gran pérdida de valor, pues Veracruz genera alrededor del 43 por ciento de la producción nacional, mientras que Nuevo León aporta el 9 por ciento, de acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Soberón refirió que este problema tiene unos 40 años y no ha sido resuelto por las autoridades federales que llevan el control y manejo fitosanitario.

Además, de que los productores se han conformado con vender la fruta a la industria y recibir apoyos gubernamentales.

“La diferencia del precio que pudieran ganar por exportar o tener mejor calidad no les interesa porque van a Sedesol (Secretaría de Desarrollo Social) y les dan dinero”, detalló.

Mientras que la naranja veracruzana no avanza hacia el exterior, otros cítricos como el limón persa sí ganan presencia internacional.

Debido a que se encuentra libre de plagas, la comercialización internacional de los frutos de los limoneros veracruzanos ha podido crecer 11 por ciento en 2015, al cerrar con 500 mil toneladas, que principalmente son enviadas a Estados Unidos, refirió.

La mosca de la fruta se desarrolla en las plantaciones y se transporta a los mercados nacionales, sin embargo, no es dañina para la salud, advirtió el experto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *