Inicio » Noticias » Nacionales » Acusan desorden en gasto de Sagarpa

Acusan desorden en gasto de Sagarpa

 

FRIDA ANDRADE. REFORMA.

Los subsidios son el rubro más importante de Sagarpa, pues se llevan más del 80 por ciento de su presupuesto. Foto: Archivo

 Cd. de México (15 mayo 2017).- Por carecer de padrones actualizados y tener reglas de operación complicadas para los programas presupuestarios, la Secretaría de Agricultura tiene un desorden en el gasto a subsidios.

Al evaluar el periodo comprendido entre 2010 y 2016, en cinco años Sagarpa gastó menos del presupuesto que le aprobaron los legisladores para los subsidios que otorga, según una revisión de REFORMA a las Cuentas Públicas.

Esta situación, dicen especialistas, no se debe a mayor eficiencia.

Tan sólo en 2016 para el rubro de transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas le fueron aprobados 72 mil 151 millones de pesos, pero hizo modificaciones a su presupuesto y sólo gastó 64 mil 479 millones de pesos.Los subsidios son el rubro más importante de Sagarpa, pues se llevan más del 80 por ciento de su presupuesto.

No obstante, Marcelo López, oficial mayor de la dependencia explicó que después de los recortes efectuados durante 2016, el presupuesto de la Secretaría fue de 79 mil 590 millones de pesos, diferente a los 84 mil 827 millones de pesos de un inicio, por lo que el monto que se gastó en subsidios fue todo lo que se destinó.

“De de esos 64 mil 479 millones, muchos (programas) son de padrón (de beneficiarios), por ejemplo el Proagro. El Proagro el año pasado ejerció 10 mil 800 millones de pesos, ese es el padrón más grande, no le puedes mover nada, la gente ya está registrada y les pagas de acuerdo con las reglas de operación, pero en todos los programas donde hay convocatoria, nosotros recibimos más o menos a veces, en algunos casos, hasta seis, siete veces el presupuesto disponible. El dinero no alcanza para pagarle a todos”, detalló López.

Destacó que, para este año, el titular de la dependencia, José Calzada, pidió que se reduzca en más de 500 millones de pesos el gasto administrativo para destinarlo a proyectos estratégicos, por ejemplo, para mejorar la productividad en algunas comunidades.

Frente a los productores, la Sagarpa siempre termina quedando mal y se han intensificado las manifestaciones frente a sus oficinas centrales de parte de las principales organizaciones por demanda de recursos.

Entre el 4 de enero y el 25 de abril de este año, se han registrado 13 manifestaciones fuera de las instalaciones centrales y algunas duraron más de dos días.

Existe un desorden de los recursos en la dependencia, ya que las actualizaciones de los padrones de beneficiados no han sido suficientes, explicó Héctor Robles, analista de subsidios al campo de Fundar.

Esto provoca más que no se pueda ejercer todo el presupuesto asignado.

“Los padrones no están totalmente actualizados, hay gente que ya ni siquiera tiene tierra, no siembra y siguen manteniéndose en el padrón y la Cámara de Diputados aprueba el presupuesto con padrón base”, detalló Robles.

De igual forma, destacó que las reglas de operación son complejas, lo que dificulta el acceso a los recursos públicos.

“Las reglas de operación son demasiado complicadas para cumplir todos los requisitos. No han hecho reglas de operación ciudadanas, más sencillas, se han vuelto una gran dificultad”, afirmó.

Y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha acumulado varias observaciones a la forma en la que se gasta el dinero esta dependencia.

En su Informe 2015 a la Cuenta Pública, el último que existe, hizo observaciones sobre el Programa de Fomento a la Agricultura, en su componente Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (Pimaf).

Detectó que un ex servidor público recibió en su cuenta personal recursos que le transfirió un proveedor del Pimaf por 2 millones 300 mil pesos, lo que evidencia un conflicto de interés.

En el Programa de Fomento a la Agricultura, detectó deficiencias en el manejo de los recursos, por lo que se registraron apoyos duplicados por 315 mil pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *