Inicio » Noticias » Estatales » Afectan lluvias producción de naranja

Afectan lluvias producción de naranja

MOISÉS RAMÍREZ. REFORMA.

Prevén citricultores del Estado que el precio de la naranja suba hasta el doble hacia finales de abril o mayo. Foto: Archivo

Monterrey, México (12 enero 2016).- El exceso de lluvia hará que la producción de naranja Valencia en Nuevo León baje hasta un 35 por ciento este año, lo cual haría que su precio se duplique a partir de abril, advirtieron citricultores del Estado.

Lo fuerte de la cosecha, explicaron, iniciará en febrero con un precio base de mil 500 pesos la tonelada en el árbol (sin pizcar), el cual podría alcanzar hasta los 3 mil pesos en abril, mes en el que sube un poco más la demanda y la oferta comienza a descender.

La reducción en la oferta de naranja, detalló Gerardo Elizondo Barba, citricultor y presidente del Consejo Estatal Agropecuario de Nuevo León, derivó del exceso de agua que recibieron los árboles el año pasado.

La mayor humedad de las huertas, describió, generó hongos en la fruta que mermaron la producción por árbol, en el menor de los casos, en un 15 por ciento.

“Lo que vamos a tener va a ser una menor cosecha en el Estado, la cual se combina con la menor producción que traen Tamaulipas y Veracruz, que son dos de los principales productores en el País. Eso va hacer que el precio suba hasta el doble hacia finales de abril o mayo, que es cuando empieza a finalizar la temporada de la Valencia”, anticipó Elizondo Barba.

“Las lluvias son buenas, pero no en exceso, y eso fue lo que dañó mucha fruta, pues hay huertas con daños de hasta un 35 por ciento”, aseguró otro citricultor que pidió el anonimato.

El ciclo de la cosecha de naranja en Nuevo León inicia en septiembre y concluye en noviembre con la variedad Marsh, la cual se caracteriza por ser una más dulce y más grande.

A mediados de enero del siguiente año entra la variedad Temprana, con una cascara más lisa y de menor tamaño que la Marsh, y luego inicia la cosecha de la Valencia, cuyo ciclo termina en junio.

Esta variedad es similar a la Temprana, pero tiene una mayor vida en el árbol.

“Las dos primeras variedades vinieron bien (en cosecha) y ahorita ya salió algo de Valencia y ya rebasó el precio base de los mil 400 a mil 500 pesos por tonelada de la Temprana y creemos que va a ganar más precio”, añadió Elizondo Barba.

La Corporación para el Desarrollo Agropecuario del Gobierno de Nuevo León refiere que en el Estado hay unas 26 mil 200 hectáreas de árboles de naranja, concentradas la mayor parte en Montemorelos, General Terán, Linares, Los Ramones y Cadereyta.

De enero a noviembre pasados toda esa superficie llevaba acumulada una cosecha de 290 mil 500 toneladas de naranja.

 

fotoAutor: especial

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *