Inicio » Noticias » Estatales » Aguascalientes » Agroactividades, industria y otros factores amenazan el ecosistema

Agroactividades, industria y otros factores amenazan el ecosistema

AGUASCALIENTES, Aguascalientes. El desarrollo industrial y las actividades agrícolas, además de la acción depredadora de la misma población, se han convertido en una seria amenaza para muchas especies de animales y para el ecosistema mismo, afirmó Jesús Sigala, especialista del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Cornell University.

Al participar en la Semana Nacional por la Conservación 2007, organizada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Sigala Rodríguez, Licenciado en Biología egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, advirtió que a nivel nacional no son pocas las especies de anfibios y reptiles que están en peligro de extinción por la obra destructora de los seres humanos.

Calificó de sorprendentes los cambios irreflexivos que hoy en día se observan a lo largo y ancho del país, pues lugares donde anteriormente predominaba la vegetación, el desarrollo de distintas especies de animales y la vida silvestre misma, en la actualidad figuran como zonas de diversos cultivos y del establecimiento de empresas de todo tipo que están dañando la vida animal y el ecosistema en perjuicio de todos.

Sigala Rodríguez expuso el tema de la Evaluación de los Cambios de Paisaje y la Herpetofauna en el Estado en un período de tiempo de Medio Siglo, mencionó que si bien es cierto que Aguascalientes no registra hasta ahora problemas con las especies animales propias y de la región, como es el caso de anfibios y reptiles, sin embargo existe el riesgo de que muchas de ellas puedan desaparecer en el corto plazo en caso de que no se ordene el desarrollo y se respete la naturaleza.

En ese sentido, aseguró que de acuerdo a un estudio realizado por un grupo de especialistas en la materia, en las últimas cinco décadas Aguascalientes ha perdido para siempre al menos dos especies de anfibios y reptiles que únicamente habitaban y se reproducían en la Entidad, en tanto que algunas otras, como es el caso de la llamada lagartija sin oído y de algunas especies de ranas, pueden correr con la misma suerte en el corto plazo en caso de que no se trabaje en la protección de esas especies nativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *