Inicio » Noticias » Estatales » Aguacateros, marginados de ganancias cambiarias

Aguacateros, marginados de ganancias cambiarias

OCTAVIO AMADOR. EL ECONOMISTA.
El paro de un grupo de aguacateros impidió el ingreso de hasta 60 millones de dólares por los envíos de aguacate.
15.7% ha subido en promedio el tipo de cambio peso dólares de enero a cebeira respecto del 2015.

Productores de aguacate del estado de Michoacán buscan que su producto les sea pagado conforme a la cotización de éste en dólares estadounidenses y así poder beneficiarse de la subida del tipo de cambio del peso frente al billete verde, para lo cual sostienen negociaciones con las empresas empacadoras, que comercializan y envían el fruto al exterior, principalmente Estados Unidos, informó la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (Apeam).

En demanda de lo anterior (entre otros puntos), un grupo de aguacateros realizó protestas a finales de septiembre y principios de octubre, mismas que derivaron en la parálisis de las actividades de certificación sanitaria del aguacate de exportación, lo que colapsó los envíos y detuvo por más de dos semanas la cosecha del fruto.

“Se paralizó la industria dos semanas en que no hubo embarques a Estados Unidos con el consiguiente costo muy grande para toda la cadena (…) Se ha dañado nuestra reputación y la confianza que tienen en nosotros”, lamentó Ramón Paz Vega, asesor estratégico de la Apeam.

Relató que las protestas fueron encabezadas por dirigentes de cuatro de los 32 municipios aguacateros del estado de Michoacán, entidad donde se produce 86% del aguacate que se produce en todo México. Los inconformes tomaron las oficinas de la Apeam y varias de las juntas locales de sanidad vegetal en varios municipios, además de bloquear carreteras impidiendo que pasaran las cuadrillas de cosecha y los camiones de fruta.

“Alrededor de 20,000 trabajadores se quedaron sin actividad durante las dos semanas, pues las empacadoras estuvieron paradas (…), quizás lo más trascendente fue el daño que hubo al fallar en nuestros abastos a los supermercados y a las cadenas de supermercados en EU”, explicó. Además, estimó que el paro impidió que se ingresaran entre 50 y 60 millones de dólares por la exportación del fruto.

Tras lamentar la conducta de los inconformes, Paz Vega explicó que la molestia gira en torno a cinco problemáticas entre productores y empacadores, de las cuales tres se encuentran zanjadas, quedando pendientes únicamente el tema de la cotización en dólares del producto y otro relativo a quién debe asumir el costo de una muestra del aguacate que es utilizada (y destruida) por la autoridad sanitaria de Estados Unidos para verificar su inocuidad sanitaria.

“Ésta es una inquietud que (los productores) tienen especialmente a partir del año pasado que hubo mucha volatilidad en los mercados cambiarios y dicen que ellos también tienen derecho de recibir parte de los beneficios que pueda haber de la depreciación del peso”, externó. En promedio, durante este año, el tipo de cambio se ha incrementado 15.7% con respecto al año pasado, lo cual mejora los ingresos en dólares por exportaciones.

Los tres puntos resueltos hasta el momento tienen que ver con una mejor programación de cosechas, pues diversos productores se han quejado de una mala planeación que provocó que el año pasado la cosecha se agotara antes de que estuviera lista la otra, lo cual desestabilizó el mercado. Este punto fue resuelto satisfactoriamente, aclaró Paz Vega.

Otro más, ya zanjado, fue la queja sobre el intermediarismo entre productores y empacadores, que en muchos casos es injustificado y erosiona la ganancia del productor, lo cual se resolverá con la identificación de intermediarios certificados y sólo donde haya sentido tenerlos, pues en la mayoría de los casos, las empacadoras y productores están en el mismo municipio, situación en donde es innecesaria la intermediación. Finalmente, empacadores y productores acordaron que se reconocerá que las cuotas que se pagan al Departamento de Agricultura de Estados Unidos por sus servicios de inspección y certificación, son absorbidas por ambos, pues anteriormente se atribuían únicamente a los empacadores.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *