domingo , 15 diciembre 2019
Inicio » Carrusel » Alemania necesitará por lo menos 400.000 inmigrantes al año para sostener su economía

Alemania necesitará por lo menos 400.000 inmigrantes al año para sostener su economía

DW.COM

Con una inmigración neta de alrededor de 400.000 personas al año, podemos mantener el potencial de mano de obra casi constante, dice a DW, el investigador Herbert Brücker.

    
Griechenland Flüchtlinge besteigen Fähre auf Lesbos (Getty Images/AFP/A. Pazianou)

DW: Sr. Brücker, según sus estimaciones, Alemania necesita hasta 400.000 inmigrantes cada año para mantener su economía competitiva. ¿Cómo sucedió esto?

Herbert Brücker: Desde los años setenta se ha producido un descenso de la natalidad muy marcado en Alemania. Al mismo tiempo, la esperanza de vida está aumentando. Para 2060, si no tuviéramos nada de inmigración, el potencial de mano de obra habría disminuido en un 40%. Con una inmigración neta de alrededor de 400.000 personas al año, podemos mantener el potencial de mano de obra casi constante. Pero incluso entonces la tasa de dependencia de la tercera edad aumentará, seguirá habiendo más personas en edad de jubilación que en la actualidad, las cuales tendrán que ser financiadas por el mismo número actual de personas empleadas.

Dice que en 20 años una de cada tres personas en Alemania tendrá antecedentes migratorios. ¿En qué se basa su pronóstico?

En la actualidad, el 25 por ciento de la población de Alemania tiene antecedentes migratorios. Ellos mismos han inmigrado o son descendientes de la primera o segunda generación de inmigrantes. Si tenemos una inmigración neta de entre 200.000 y 400.000 personas al año, lo que es de esperarse, esta proporción aumentará probablemente hasta el 35 por ciento en 2030.

En cuanto al potencial de los países de origen, los más importantes se encuentran en Ucrania y en los Balcanes Occidentales, no así en Rumanía. ¿Por qué?

En los países de la primera ronda de ampliación de la UE, como Polonia, el potencial de migración se ha agotado en gran medida. En cuanto a la segunda ronda de la ampliación hacia el Este, en países como Bulgaria, Rumania y Croacia, el potencial sigue siendo considerable, pero está disminuyendo gradualmente.

Esto se debe, por un lado, al ajuste de los ingresos per cápita y, por otro, a que una gran parte de los grupos de población joven dispuestos a emigrar ya han emigrado. También están los países de las fronteras exteriores de la UE, como Ucrania y los países de los Balcanes Occidentales, en los que las oportunidades de inmigración a Europa han sido, hasta ahora, relativamente desfavorables.

Herbert Brücker VWL Professor und Arbeistmarktforscher (S. Brending)Herbert Brücker, experto en temas de migración

¿Qué significaría una emigración masiva para Ucrania, por ejemplo?

Si hipotéticamente se diera la libertad de circulación, no solo emigrarían las personas altamente calificadas, sino también las de mediana y posiblemente las de baja calificación. Pero la posibilidad de migración también ha aumentado la inversión en capital humano. Hay más personas en educación o formación porque los beneficios de prepararse son mayores en los países destino que en los países de origen.

Por ejemplo, en todos los países hemos notado que la proporción de estudiantes ha aumentado enormemente. En los países de la primera ronda de ampliación hacia el este, se ha duplicado. Esto significa que estos países no se ven afectados por la fuga de cerebros, sino que también se invierte en educación adicional. Parte de la gente regresa. Hay excepciones, como el sector médico, donde médicos, enfermeros o enfermeras están muy por encima del promedio de países de altos ingresos.

¿Cómo influye la migración en el entorno de Alemania? ¿Existe un potencial de conflicto cultural?

Alemania se diversificará más. La migración no procede de un puñado de países de origen, como en el pasado, sino que se está extendiendo cada vez más. El grupo más numeroso de estudiantes extranjeros en Alemania son chinos. Las distancias se acortan cada vez más, y se debe al hecho de que los costos de comunicación y transporte están disminuyendo. Esto significa que todos los países desarrollados son cada vez más diversos. Sabemos que los contactos entre la población alemana y extranjera son muy altos y que la integración social funciona sorprendentemente bien.

Tenemos que abandonar la idea de que todavía tenemos una población étnicamente homogénea en las grandes ciudades. El panorama es cada vez más diverso, pero esto no significa que los problemas de migración deban aumentar, incluso pueden disminuir.

En contraste con este modelo abierto, vemos al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, o Brexit, que, entre otras cosas, se aferran a un debate migratorio. Gran Bretaña sólo quiere aceptar inmigrantes altamente calificados.

En Gran Bretaña observamos que los inmigrantes de la UE están mucho mejor integrados en el mercado laboral que los propios británicos. Pagan más impuestos y cuotas sociales, y están mucho mejor educados que la mano de obra británica; han hecho una contribución muy significativa al producto nacional y a los sistemas de seguridad social.

Lo que no funciona en Gran Bretaña es exactamente la inmigración inversa, es decir, la procedente de la Commonwealth, las antiguas colonias de Gran Bretaña. Son personas que están mucho menos integradas que los europeos. Hoy ya podemos ver en los datos que Gran Bretaña será la perdedora de Brexit, sobre todo porque perderá trabajadores calificados de los nuevos Estados miembros de la UE.

Herbert Brücker dirige el Departamento sobre Migración Económica e Integración del Instituto de Investigación sobre Migración (BIM) de la Universidad Humboldt de Berlín.

(ee/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *