Inicio » Carrusel » Ambiental… 

Ambiental… 

BRENDA ROMÁN. TRIBUNA DE SAN LUIS.
Ambiental… 

Arrancan los trabajos por la próxima llegada del fenómeno “plateado”, el arribó del pejerrey y el playero rojizo al Golfo de Santa Clara, dos especies protegidas ante la amenaza de la actividad turística.

Para ello se impartió capacitación a un grupo de 14 personas quienes participarán en el monitoreo de desove del pejerrey en la temporada 2017, con el objetivo de explicar la logística de trabajo durante febrero a mayo.

La capacitación fue impartida por la maestra en ciencias María Jesús Martínez, coordinadora del proyecto; el cual se denominó “Playas del Golfo de Santa Clara: Hábitat vital para el pejerrey y el playero rojizo”.

Dicha capacitación tuvo una duración de 4 horas, concluyendo con un agradable convivio entre los participantes, como inicio de las actividades.

Cabe señalar que el pejerrey es un pez que sale a desovar durante las fechas de Semana Santa, lamentablemente durante dichos días la población del Golfo es visitada por alrededor de 30 mil turistas que afectan el proceso reproductivo.

Es por ello que el personal de la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado imparte dichos cursos, con la finalidad de trabajar en la protección de la especie con la delimitación de sitios a fin de que los turistas ingresen a dichas áreas.

Durante la misma temporada de la aparición del pejerrey también acude el ave playero rojizo, (Calidris canutus roselaari) de la cual se ha detectado la disminución de su población y desafortunadamente actualmente se encuentra en peligro de extinción.

Una gran cantidad de playeros rojizos tienen predilección por los humedales del noroeste de México, para alimentarse y descansar, siendo uno de estos humedales el Golfo de Santa Clara, donde se han observado hasta 6000 playeros rojizos alimentándose de huevos de pejerrey (Leuresthes sardina) en las playas arenosas del Golfo de Santa Clara.

La ingesta de huevos de este pez le permite acumular la energía necesaria para completar su migración.

En esta temporada de desove de pejerrey, no perturbar es la clave para conservar ambas especies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *