Inicio » Noticias » Estatales » Apicultura yucateca es considerada actividad estratégica

Apicultura yucateca es considerada actividad estratégica

VERÓNICA MARTÍNEZ. POR ESTO.

MÉRIDA, Yucatán. Por considerarla una actividad estratégica, el año pasado el Gobierno Federal asignó un apoyo directo de 12 millones de pesos para la compra de equipo apícola y una planta de proceso.

Miguel Lara Sosa, presidente de Apícola Maya, explicó que “fuimos considerados un proyecto estratégico, de alto impacto y el Firco, que es de la Sagarpa, calculó un proyecto de productividad por 45 millones de pesos, de los cuales 12 millones nos dieron ellos y el resto nosotros, que conseguimos en un préstamo al banco.

“Los recursos son para 2 máquinas envasadoras, una de frasco y otra de bolsitas, cajas, tapas, extractores, todo equipo para el campo y para mejorar el proceso de la miel, como tambores; esto fue por un año desde agosto del año pasado a marzo del próximo año”, relató.

Apícola Maya tiene 2 mil socios apicultores y los recursos han sido para mejorar la actividad y que se reflejen en una mayor producción y calidad de la miel.

“Los resultados los veremos en el siguiente ciclo, cuando tengamos todo completo, pero no se acaba así, se requiere mantenimiento y equipo constante para seguir siendo mejores y cumplir con el mercado que tiene la miel y es bien apreciada por los europeos”, dijo.

Destacó que la apicultura es una buena actividad a pesar de la presencia del escarabajo de la abeja, porque le permite un ingreso a la población.

“A pesar de lo del escarabajo, sigue siendo muy buena opción para el campo, pero dependemos sobre todo del clima”, dijo.

Actualmente Apícola Maya lleva cosechadas 350 toneladas de miel; el productor recibe entre 36 y 38 pesos por kilogramo, dependiendo el grado de humedad.

Temporada

Para esta temporada, Lara Sosa dijo que las bajas temperaturas han mermado la cosecha porque las flores del tajonal se han secado y no habrá una cosecha de esta flor como se esperaba.

“El tajonal se dio muy bonito, fue una floración adelantada, desde que inició la cosecha a finales de octubre y principios de noviembre, pero estos fríos secan la flor y la abeja no pecorea.

“Esperemos que en el dzidzilché se mejore, porque íbamos bien, pero estos fríos no son buenos, secan la flor”, reiteró.

Calculó que si el clima lo permite se cosecharán unas 10 mil toneladas en esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *