miércoles , 11 diciembre 2019
Inicio » Centro de Documentación » Análisis » Aportaciones de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable de 2018, en relación con la ley en la materia de 2003

Aportaciones de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable de 2018, en relación con la ley en la materia de 2003

ESTUDIOS E INVESTIGACIONES CEDRSSA.

Los recursos naturales representan la principal fuente de vida y bienestar del ser humano; en ellos encontramos, alimentos y materia prima que el hombre requiere para su desarrollo, de ahí la importancia de su cuidado, protección y conservación por parte de sociedad y gobierno.

El documento analiza a detalle la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 5 de junio de 2018, establece la normatividad que regula la utilización y aprovechamiento de los recursos forestales en concordancia con las políticas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable, específicamente con el objetivo 15 orientado a proteger, restablecer el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertización detener e invertir la degradación de tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

El continuo agotamiento y degradación de los recursos naturales originada por la irracional explotación a que son sometidos, está tomando mayores dimensiones conforme pasa el tiempo; agua, aire, bosques, flora, fauna, suelos, semillas, entre otros, no se encuentran exentos de su deterioro y probable extinción si antes no se modifican los sistemas de aprovechamiento y se implementan nuevas estrategias para enfrentar el cambio climático que tiende a impactar gravemente al medio ambiente.

La creciente demanda de recursos naturales para su industrialización y transformación a bienes de consumo, la utilización de energía proveniente de combustibles fósiles que se procesan con una tecnología obsoleta e impropia, así como la excesiva emisión de residuos tóxicos y peligrosos al aíre, a depósitos de agua y a la tierra directamente, todos ellos ponen en riesgo el equilibrio ecológico en su conjunto; lo que ha venido impactando negativamente a la salud humana, de animales y la alteración de los ecosistemas; acuáticos, terrestres y aéreos.

El deterioro ambiental está provocando enfermedades que van desde una simple diarrea hasta la aparición de varios tipos de cáncer; males cardiovasculares y respiratorios, haciéndose más endeble este problema en la población con mayores índices de vulnerabilidad de cualquier país. De conformidad con información de laOrganización Panamericana de la Salud, aproximadamente 12,6 millones de muertes al año se deben a riesgos ambientales para la salud, los cuales representan el 23% de la de morbilidad mundial. Esto incluye una gran y creciente carga de enfermedades no transmisibles provocadas, entre otros factores, por la contaminación del aire y la urbanización poco sostenible, así como los riesgos constantes que representan las enfermedades infecciosas relacionadas con el agua.

Los problemas forestales en México encuentran sus orígenes en distintas causas, entre las que se destacan la mala planeación para su explotación; el retraso cultural de la población por el cuidado y conservación de los recursos naturales; la formulación de una normatividad jurídica que logre conjugar intereses sociales con los privados; una legislación en la que todos los actores que se desarrollan en este sector encuentren cabida, pero, principalmente seguridad y certeza jurídica; una ley que prescriba de manera sencilla y contundente el compromiso y las responsabilidad de la autoridad y del gobernado, una nueva convivencia dentro de un ambiente no coercitivo, sino razonable y de conciencia de cada uno de ellos.

DOCUMENTO COMPLETO

Aportaciones de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable de 2018, en relación con la ley en la materia de 2003. CEDRSSA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *