Inicio » Carrusel » Árido, 30% de suelo michoacano
Particularmente la agricultura y la ganadería, ha tenido la desertificación y la degradación del suelo por sequía. (2015-02-05) Foto: Archivo.

Árido, 30% de suelo michoacano

FÁTIMA PAZ. CAMBIO DE MICHOACÁN.

MORELIA, Michoacán. Al menos el 30 por ciento de la superficie del estado se encuentra afectado por procesos de desertificación, lo que corresponde a alrededor de 17 mil 579.70 kilómetros cuadrados concentrados en las inmediaciones de la región Costa y los límites con Estado de México y Guerrero, afirmó Salvador Doménico Appendini Cabrera, delegado regional de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (Conaza).

Si bien la entidad no registra la aparición de desiertos, la tendencia al incremento en la superficie árida ha generado la falta persistente de agua para consumo humano que, a su vez, desemboca en desarraigo paulatino de las poblaciones y deterioro de suelos, por lo que la intervención para prevenir y revertir el proceso resulta fundamental al momento de asegurar la supervivencia de núcleos habitacionales y cadenas productivas, señaló Appendini Carrera.

“Casi todo Michoacán se encuentra en alguna fase de desertificación, en tanto que el 60 por ciento de los agostaderos presenta deterioro severo que impide su empleo por el sector ganadero, lo que dificulta la permanencia de cadenas productivas en las zonas más afectadas”, reiteró el delegado regional de la Conaza.

Pequeñas presas de concreto ciclópeo, bordos, hoyas de agua, líneas de conducción y cercos de exclusión constituyen los proyectos que la Conaza ha implementado en Michoacán para reducir los efectos adversos que sobre las actividades productivas primarias, particularmente la agricultura y la ganadería, ha tenido la desertificación y la degradación del suelo por sequía.

“Lo primordial es brindar fuentes de agua para consumo humano, con lo que se garantiza el arraigo de las comunidades; posteriormente se busca instalar agostaderos y rehabilitar potreros, así como fomentar plantaciones de especies nativas y productivas, como nopal, olivo y orégano. La meta para el sexenio es rehabilitar 1.5 millones de hectáreas en el país y para los tres estados que corresponden a la región Centro Occidente, entre los que se encuentra Michoacán, se prevén 30 mil hectáreas a rehabilitar por año”, explicó Salvador Doménico Appendini.

El delegado regional de la Conaza reconoció que sólo se ha atendido a 23 municipios michoacanos con manifestaciones de sequía y desertificación, como Tiquicheo, Tuzantla, Nocupétaro y Carácuaro, debido a que los recursos limitados con que cuenta y la imposibilidad de trasgredir la Ley de Aguas Nacionales, que impide intervenir cauces federales, no permiten un mayor radio de trabajo.

Incremento en Conaza, pese a reducción de presupuesto de Sagarpa

Un total de 300 mil pesos creció el presupuesto para la Conaza en el estado respecto de 2013, de 78.8 millones de pesos a 79.1 millones de pesos, señaló Pedro Luis Benítez Vélez, delegado local de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), con lo que se prevé concretar obras hidráulicas en regiones que enfrentan estrés hídrico.

Tras especificar que en 2014 se edificaron ocho presas pequeñas y trece hoyas de agua, lo que incorporó 387 hectáreas al riego, una producción de 163 toneladas de peces, líquido para siete mil 200 cabezas de ganado y beneficios para dos mil 345 productores de 21 localidades adscritas a once municipios, Benítez Vélez manifestó que aún no se dispone de recursos de procedencia estatal para proyectos de captación de agua en zonas áridas y semiáridas en Michoacán.

Asimismo, refirió que la reducción en el presupuesto global de la Sagarpa incidirá en gasto corriente, como viajes al extranjero, viáticos y adquisición de parque vehicular anual, por lo que Pedro Luis Benítez garantizó que no se verán afectados los programas de impulso al campo local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *