sábado , 16 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Nacionales » Arroz con Denominación de Origen: INIFAP

Arroz con Denominación de Origen: INIFAP

Dirección de Promoción y Divulgación INIFAP…
Las variedades Morelos A-92, A-98 Y A-2010 desarrolladas por el INIFAP, obtienen la “Denominación de Origen”, por su calidad y mejoramiento.
La liberación de la variedad Morelos A-70 influyó considerablemente en los objetivos del programa de mejoramiento genético de arroz en el Campo Experimental Zacatepec.

El pasado mes de febrero, el Mtro. Marco Antonio Adame Castillo, gobernador de Morelos, entregó a los productores de arroz de ese Estado la Declaratoria de Denominación de Origen “Arroz del Estado de Morelos” que otorga el Instituto Mexicano de Protección Industrial (IMPI), con lo cual se benefician 22 municipios productores de este grano.

La denominación ampara la planta, la semilla y el grano de la planta de “ARROZ DEL ESTADO DE MORELOS”, en particular, las variedades “Arroz del Estado de Morelos”: Morelos A-92, Morelos A-98, y Morelos A-2010,desarrolladas por el M.C. Jorge Salcedo Aceves en el Campo Experimental Zacatepec del INIFAP. El producto o productos terminados que abarca la denominación de origen son: 1) “Arroz del Estado de Morelos” Palay; 2) “Arroz del Estado de Morelos” Integral o moreno; 3) “Arroz del Estado de Morelos” Pulido; y 4) Subproductos de “Arroz del Estado de Morelos”: cascarilla, medio grano, tres cuartos de grano, granillo, salvadillo y harina.

La Denominación de Origen reconoce la calidad de un producto agrario o alimenticio, definiéndolo y protegiéndolo. Su producción, elaboración y transformación se efectúa en una zona determinada (región o país). El producto que recibe dicha designación posee una calidad superior y sus características se consideran exclusivas por el medio geográfico en el que se produce.

Es de gran importancia que el producto obtenga esta denominación, debido a que así se le reconocen cualidades particulares dentro de un marco estricto y legal, defendiendo y protegiendo de fraude a los consumidores, además de facilitar el acceso de los productores a mercados nacionales e internacionales.

La investigación en el Campo Experimental Zacatepec (CEZACA) con respecto ale arroz comenzó en 1946 por el aumento de la superficie destinada a este cultivo, además de los problemas de plagas y enfermedades, así como la necesidad de desarrollar nuevas y mejores variedades con alto rendimiento de grano. En ese año, el mejoramiento genético inició con el enfoque de uniformizar los ecotipos de las poblaciones criollas de arroz.

En 1956 se obtuvo la variedad “Jojutla mejorado”, con un rendimiento comercial de 5.0 toneladas por hectárea, el más alto en esa época y, además, tolerante a enfermedades. Las características culinarias del grano de esta variedad fueron tan buenas que se le otorgó un premio de “la mejor paella en España” y con ello se le dio el reconocimiento como “el mejor arroz del mundo”.

La metodología que se ha aplicado para obtener una nueva variedad no es fácil, implica un proceso de 10 años de duración aproximadamente, considerando un ciclo de selección por año.

En 1970 se cultivó el arroz Morelos A-70 y se entregó a los productores, ya que fue un arroz extra largo, como grano pulido midió más de 7.0 mm de longitud, 2.5 mm de ancho y 1.5 mm de espesor. Esta variedad marcó el inicio de la preferencia de la industria y del consumidor por las variedades de la serie Morelos, cuyos granos presentan “panza blanca”, que sustituyeron a las variedades de grano cristalino. La liberación de la variedad Morelos A-70 influyó considerablemente en los objetivos y en la meta principal del programa de mejoramiento genético de arroz en el Campo Experimental Zacatepec.

En 1978 se impulsó nuevamente el mejoramiento genético en arroz. El resultado fue la generación de tres variedades: Morelos A-88, Morelos A-92 y Morelos A-98; las cuales se sembraron en el estado de Morelos y posteriormente se llevaron a otras regiones de la zona central del país.

Por último, la variedad Morelos A-2010 se desarrolló por el método de mutagénesis, a partir de la variedad Morelos A-92. Por esta razón, las características industriales son muy similares a las variedades Morelos A-92 y Morelos A-98, con la diferencia de presentar paja corta, apta para la siembra directa y con el mismo potencial de rendimiento de 10 toneladas por hectárea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *