miércoles , 30 septiembre 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Durango » Baja, expectativa sobre créditos
Entrega. Para los productores no ha quedado claro el mecanismo que se usará para acceder al programa, es decir si las vaquillas serán entregadas directamente o si cada uno podrá hacer la compra.

Baja, expectativa sobre créditos

YULMA ALVARADO. EL SIGLO DE DURANGO.

Los requisitos para acceder al programa son difíciles de cumplir.

DURANGO. La visita del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunciada para el próximo 9 de agosto, genera más bien pocas expectativas incluso entre los beneficiarios potenciales del programa Crédito Ganadero a la Palabra, el cual está pendiente en la entidad.

El presidente municipal de Pánuco de Coronado, José David Berumen Berumen, acusó que los requisitos para acceder a los recursos federales a través de los programas sociales son demasiados para un productor del sector social.

“Primero te dicen no entras y luego te dicen que solo entran los que ya metieron (su documentación en las ventanillas) y a veces los únicos que las metieron son los líderes de ellos mismos para acomodar (a los productores) que tienen ellos”, acusó.

Berumen Berumen apuntó que habrá que esperar para ver quiénes son los beneficiarios del programa que vino a sustituir al ProGan.

El Alcalde cuestionó la veracidad del discurso que señala que la prioridad son los más vulnerables, toda vez que los requisitos que ha establecido la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) hacen difícil el acceso de los productores del sector social.

“Para empezar, para que cumplan con los requisitos que piden ellos para poder entregarles es casi imposible y no lo tienen (los campesinos)”.

Un pequeño productor, dijo, difícilmente tendrá siete hectáreas de agostadero por cada nueva vaquilla que recibirá dentro del Crédito Ganadero a la Palabra.

En Poanas, el alcalde Gerardo Gutiérrez Cervantes coincidió en que la situación del campo preocupa a las autoridades locales.

En el caso de ese municipio, dijo, las ventanillas para ingresar los expedientes cerraron luego de pocos días de recepción de documentos lo que hace suponer que son más bien pocos los productores que alcanzaron a postularse como beneficiarios.

Además, añadió que no ha quedado claro el mecanismo mediante el cual los productores ganaderos recibirán el apoyo.

Se prevé que cada uno de los beneficiarios del programa reciba el recurso para que sea cada uno de ellos quien adquiera las vaquillas con el proveedor de su conveniencia.

Sin embargo, en estados como Oaxaca, donde ya se inició la dispersión de los apoyos, productores locales denunciaron que la calidad de los animales era muy baja.

Al respecto, el alcalde en el municipio de Tlahualilo, Sergio Nevárez Nava, afirmó que los campesinos defenderán la calidad genética del hato ganadero local.

El objetivo del programa federal, dijo, debe ser mejorar el ganado local, sobre todo en esa región lechera, no contribuir a disminuir la calidad por la que ya es reconocido el estado de Durango.

Defenderan la calidad genética

Por otra parte, ante las denuncias que se han presentado en el sur del país respecto de la calidad de las vaquillas que se entregan a través del programa Crédito Ganadero a la Palabra, que impulsa el Gobierno de la República, el presidente municipal de Tlahualilo, Sergio Nevárez Nava, apuntó que los productores locales tienen la experiencia necesaria para identificar reses de mala calidad.

Particularmente en su municipio, dijo, los productores ostentan el primer lugar en calidad ganadera, esto gracias a la presencia de una empresa dedicada a la producción de proteína animal.

Señaló que el hecho de que el hato ganadero sea reconocido por su buena genética significa que los dueños de las reses buscarán elevar el estatus y por ello no permitirán el ingreso de cabezas de ganado de una menor calidad a través del programa que ejecuta el Gobierno Federal.

Nevárez Nava destacó que entre los productores locales llama la atención la posibilidad de adquirir sementales; sin embargo, el principio es el mismo que el de las vaquillas, es decir que tienen que ser animales que les permitan alcanzar un nivel más alto de calidad genética, no lo contrario.

Esperarán, dijo, a que el Gobierno de la República ponga en marcha el programa para determinar los beneficios que tendrá para los productores a nivel local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *