sábado , 26 septiembre 2020
Inicio » Centro de Documentación » Análisis » Balanza disponibilidad – consumo de productos agropecuarios

Balanza disponibilidad – consumo de productos agropecuarios

BOLETÍN MENSUAL SIAP-SADER. MARZO 2019.

ARROZ PULIDO. Para el cierre del ciclo 2018/2019, se estima que la disponibilidad nacional de arroz pulido se reduzca 7.2% con respecto al ciclo previo, lo que significaría 78 mil toneladas menos. No obstante, resultado de un incremento de cuatro mil toneladas (2.3%) en la producción nacional y una reducción de 55 mil toneladas (7.1%) en las importaciones, se espera que la tasa de autosuficiencia pase de 20.8 a 21.3 por ciento.

Por el lado de la demanda, se prevé que el consumo humano (incluye el autoconsumo), se mantenga en 869 mil toneladas. Asimismo, que el componente autoconsumo se incremente 20% y que las exportaciones se reduzcan 51.0%, lo que representa 52 mil toneladas menos que en el ciclo 2017/18.

Al igual que otros productos agroalimentarios, la expectativa de caída en las exportaciones de arroz pulido se sustenta en la disminución de las compras por parte de Venezuela; en 2018 este país adquirió 94.9% de las ventas totales. Éstas pasaron de 29 mil 100 toneladas, entre enero y febrero de 2018, a 2 mil 462 toneladas para los mismos meses de 2019, lo que significó una disminución de 91.5%.

Para febrero de 2019, los precios en todos sus niveles presentaron alzas interanuales. En el medio rural el precio pasó de 4.21 a 4.39 pesos por kilogramo, lo que significó un incremento de 4.3%. El precio al mayoreo del arroz pulido Morelos fue el que más se incrementó, pasó de 22.88 a 30.13 pesos por kilogramo, un alza de 31.7%. Por su parte, el precio al mayoreo de arroz pulido sin especificar y al consumidor se incrementaron 3.1 y 11.8%, respectivamente.

MAÍZ AMARILLO

Para el ciclo 2018/2019, se prevé que la oferta disponible de maíz amarillo alcance 22 millones 128 mil toneladas, lo que significa un incremento de 4.5% y 956 mil toneladas más respecto del ciclo 2017/2018. Se espera que los tres componentes de la oferta crezcan, aunque a diferente ritmo; se estima que la producción nacional lo hará a una tasa de 11.3% para alcanzar las 3.5 millones de toneladas, las importaciones al 2.0% con lo que se ubicaran en 15.2 millones y el inventario inicial será 9.6% mayor que en el ciclo 2017/2018. Se espera que la brecha de autosuficiencia para el ciclo 2018/2019 pasé de 17.6 a 18.9 por ciento.

Desde los componentes de la demanda, para el ciclo 2018/19 se estima que el autoconsumo sea el que más crezca, a una tasa de 11.3%, seguido del consumo pecuario, el consumo humano y la industria almidonera, que aumentarán 5.0, 2.1 y 2.0%, respectivamente, mientras que las exportaciones tendrán un decremento de mil toneladas. Se prevé que el consumo pecuario alcance 14 millones 497 mil toneladas y siga constituyendo la mayor parte de la demanda, con una participación del 77.9 por ciento.

El comercio del grano está centralizado hacia Estados Unidos. En 2018, representó 98.5% de las exportaciones y 99.1% de las importaciones, lo que arrojó un déficit en la balanza comercial de 15 millones 752 mil toneladas en el año calendario 2018.

Para el periodo 2018/2019 se pronostica que el inventario final llegue a 3 millones 508 mil toneladas, que representan 2.3 meses de consumo humano, industrial y pecuario.

En febrero de 2019, el precio pagado al productor de maíz amarillo promedió 3 mil 940 pesos por tonelada, con un alza interanual de 7.4%; mientras que el precio internacional ascendió a 3 mil 256 pesos por tonelada, lo que significó un aumento de 6.9%.

FRIJOL

Condiciones de abasto. La expectativa de oferta total de frijol, para este ciclo de mercado (oct18/sep19) es de 1 millón 619 mil de toneladas; esto representa un aumento de 1.1% respecto del ciclo anterior, lo cual se explica por el aumento de 73.8% en el inventario inicial, pasando de 202 mil a 351 mil toneladas.

El frijol en el año agrícola 2018, ocupó la segunda posición en importancia por superficie sembrada con 1.67 millones de hectáreas, solo detrás del maíz grano. Zacatecas es el mayor productor de esta leguminosa en el país y el que más superficie destina a este cultivo. Sinaloa es la segunda entidad con mayor producción y tiene la mejor productividad; obtiene en promedio 1.805 toneladas por hectárea. En conjunto Durango, Chihuahua y Nayarit, obtienen poco menos de tres cuartas partes (72.7%) de la producción nacional.

Se prevé que la producción disminuya 4.8%, respecto del año anterior. Las importaciones decrecerán 39.5%; en el mismo sentido estarán las exportaciones que caerán10 mil toneladas, lo que representa una disminución de 18.8%; debido principalmente, por el excedente de inventario, las fluctuaciones en el tipo de cambio, que inhibe las importaciones y por el descenso en las compras por parte de Venezuela.

En cuanto al consumo humano se espera que aumente 5.1% en comparación con el año anterior, sosteniendo la demanda por arriba del millón 250 mil toneladas. Derivado de la menor superficie sembrada, se espera que el consumo de semilla disminuya 10.6% y las mermas se reduzcan 5.8 por ciento.

TRIGO CRISTALINO

Para el cierre del ciclo 2018/19, que está por finalizar, se prevé que la oferta de trigo cristalino alcance 2 millones 012 mil toneladas, lo que representa 322 mil toneladas menos respecto del ciclo 2017/18 y un decremento anual de 13.8%. A pesar de que se prevé una reducción en la producción nacional y en las importaciones de 499 mil y 34 mil toneladas, respectivamente, se espera que la tasa de autosuficiencia llegue a 170.1 por ciento.

Por el lado de la demanda, se estima que el consumo humano crecerá 4.9%, mientras que las exportaciones y el consumo pecuario se reducirán 10.5 y 64.0%.

La expectativa de disponibilidad nacional para el ciclo 2019/20, es de 2 millones 028 mil toneladas, 0.8% más que en el ciclo 2018/19; se espera que este aumento sea resultado directo de un crecimiento de 3.6% en la producción nacional, ya que las importaciones tenderán a cero y el inventario inicial, si bien se estima represente 5.2 meses del consumo humano y pecuario esperado, es 32 mil toneladas menor al ciclo previo.

Se estima que la tasa de autosuficiencia se incremente a 185.3%, lo que expresa excedentes significativos de exportación, ante ello, se prevé que las exportaciones se incrementen 14.5%. En 2018, las ventas del grano se orientaron a dos mercados principales: Venezuela, que constituyó el 52.9%, y Argelia, que participó con 31.1%; destaca que por primera vez desde 2013, se exportaron 54 mil toneladas a Suiza, que representaron 6.4% del total del volumen exportado.

En febrero de 2019, el precio medio rural fue el que más se incrementó, pasó de 3.71 a 4.25 pesos por kilogramo, lo que significó un alza de 14.6% respecto de febrero de 2018. El precio promedio al mayoreo y al consumidor aumentó 7.3 y 14.2%, respectivamente.

TRIGO PANIFICABLE

Se estima que al cierre del ciclo 2018/19, la oferta disponible de trigo panificable alcance siete millones 415 mil toneladas, lo que significa un crecimiento de 0.9% frente al periodo 2017/18. Para este ciclo, que casi termina, se prevé una disminución de 60 mil toneladas (4.2%) en la producción nacional y un incremento de 272 mil toneladas (5.8%) en las importaciones, lo que dará como resultado una tasa de autosuficiencia de 21.4 por ciento.

Para cubrir la demanda interna México ha importado, en promedio, 8 de cada 10 toneladas de trigo panificable durante los últimos seis años. Su relevancia se expresa al considerarse como insumo insustituible para ciertas actividades económicas; mientras en 2018, la elaboración de harina de trigo y galletas constituyó el 3% y 2% del valor de la producción de la industria alimentaria, la Panificación industrial y tradicional llegó a representar 11 por ciento.

Ante la baja tasa de autosuficiencia y su impacto en ciertas cadenas de valor, a partir del ciclo otoño-invierno 2018/19 (desde el primero de diciembre de 2018) se implementó un precio de garantía de 5 mil 790 pesos por tonelada (en febrero de 2019, el precio medio rural promedió fue de 3 mil 620 pesos por tonelada), que se prevé impacte durante el ciclo 2019/20 y dé como resultado un crecimiento de 13.2% en la producción nacional, lo que coadyuvará a un incremento en la tasa de autosuficiencia, llegando a 23.6 por ciento.

El precio al productor de trigo panificable, en febrero de 2019, fue 3.4% mayor respecto del mismo mes de 2018, pasó de 3.50 pesos en 2018 a 3.62 pesos por kilogramo en 2019. Los precios al mayoreo y al consumidor (harina de trigo) se incrementaron 6.0 y 32.0% respectivamente.

AZÚCAR

Características de la disponibilidad nacional

  • La expectativa de producción para el ciclo azucarero oct18/sep19 es de 6.2 millones de toneladas, 239 mil más que el ciclo anterior.
  • Durante este ciclo se prevé una importante disminución en las importaciones del endulzante; 84.8% respecto de oct17/sep18 (112 mil toneladas).
  • El incremento de la producción y baja en las importaciones tendrá un impacto de 127 mil toneladas más en la disponibilidad nacional en comparación con el ciclo anterior.

Condiciones de mercado

  • Se prevé un incremento de las exportaciones de 70.9% lo que permitiría compensar el excedente disponible. Asimismo, se estima que este ciclo cierre con disminución en los inventarios del orden de 469 mil toneladas, iniciando el próximo ciclo con inventarios en niveles considerados como óptimos para comenzar el ciclo azucarero (Oct 18/Sep 19).
  • Estados Unidos y Argelia figuran como los principales destinos del endulzante mexicano con 98.3% y 1.3%, respectivamente.
  • Los precios del azúcar en el país se mantienen bajos; durante febrero de 2019, el precio al consumidor fue de 21.88 pesos por kilo, 11.7% más bajo que su similar en 2018, mientras que el de mayoreo disminuyo 0.8%, al pasar de 14.41 pesos por kilo en febrero de 2018 a 14.29 pesos por kilo en el similar del corriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *